De casi un revés a una colosal victoria

No hay mejor regalo a Fidel en su cumpleaños que este triunfo de las voleibolistas cubanas frente a China, no solo por el hecho de conservar el invicto o de un simple juego ganado, sino por la forma en que lo hicieron, convirtiendo un revés en victoria, es decir, con la misma entereza con la que siempre él ha guiado los destinos de nuestra Patria.voleibol

Sensacional, lleno de emociones y de un altísimo nivel, son las primeras impresiones que se pudieron sacar de la contundente victoria del equipo de voleibol femenino de Cuba sobre su similar de China en los Juegos Olímpicos.

Lo que lo hizo más dramático fueron las dos derrotas del sexteto antillano en los dos primeros sets, ante un cuadro chino que lo hizo todo a la perfección, lo cual se conjugó con constantes errores en la defensa de las Morenas del Caribe.

Sin embargo, dos de las mejores atacadoras del mundo, Yumilka Ruiz y Rosir Calderón, fueron sumando punto a punto hasta vencer en la tercera manga, en la que apareció el bloqueo cubano con sus primeros estragos.

En el cuarto set, Yanelis Santos resultó eje en la victoria con sus cinco puntos directos con el saque, un arma que comenzó a flagelar la defensa de las anfitrionas, mermadas también frente a una muy certera defensa en la net que hizo que el set llegara hasta 32 puntos.

Psicológicamente, las cubanas llegaron mejor al quinto y decisivo round, mas las chinas, titulares olímpicas en Atenas-2004, abrieron con tres puntos de ventaja, merced a las fallas en la defensa de campo del cuadro de la Mayor de las Antillas, pero nuevamente el bloqueo y la séptima unidad de Yanelis con el servicio pusieron delante a Cuba 8-7. A partir de ese momento el marcador reflejó constantes abrazos, hasta que en el 13-13, las cubanas se despegaron definitivamente gracias a su poderosa ofensiva y a los errores de sus rivales.

La gradería quedó atónita, nadie podía creer lo que acababa de suceder, las magistrales jugadoras del equipo campeón defensor sucumbían cuando casi festejaban el triunfo. Las cubanas sabían que era un partido muy difícil, ya tenían este año una victoria en Montreaux, Suiza, sobre el elenco local, pero en las Olimpíadas y jugando en casa la calidad de China se multiplicaba, así lo expresó antes del choque la capitana Yumilka Ruiz.

Pero también dijo entonces que saldrían a poner, net por medio, todo su empeño… y así lo hicieron en un día muy especial para ellas y para todos los cubanos. No hay mejor regalo a Fidel en su cumpleaños que este triunfo, no solo por el hecho de conservar el invicto o de un simple juego ganado, sino por la forma en que lo hicieron, convirtiendo un revés en victoria, es decir, con la misma entereza con la que siempre él ha guiado los destinos de nuestra Patria.

Así fueron los parciales del encuentro: 18-25, 14-25, 25-23, 32-30, 15-13.

(Tomado de http://www.granma.cu)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s