Cáncer de mama: mi experiencia personal

Un reciente estudio estadístico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que, cada 30 segundos, se diagnostica cáncer de mama en millones de mujeres de diversas partes del planeta. Cerca de 22 mujeres por cada mil examinadas reciben diagnóstico de ese padecimiento en Cuba.

Como se sabe, el mes de octubre, y especialmente el día 19, está dedicado a la lucha contra el cáncer de mama a nivel internacional. Estas ideas las escribí con la intención de colocarlas en mi blog precisamente el 19, y como no me fue posible, pensé dejarlas en el olvido. Sin embargo, ayer ha venido a mi casa un vecino, muy afligido, pues a su joven esposa le habían diagnosticado un carcinoma de mama y le habían recomendado la intervención quirúrgica cuanto antes. Por supuesto, ella estaba desesperada, y a partir de mi experiencia personal traté de infundirle optimismo y deseos de luchar por la vida.

Ojalá estos apuntes lleven un rayo de luz y esperanza a quienes deban enfrentar este tipo de enfermedad. Empezaré contando cómo comenzó todo. Palpar un pequeño abultamiento en mi mama izquierda me hizo acudir al médico, que me examinó y me indicó una mamografía, aunque me comentó que ya estaba en la edad de la menopausia y podían producirse alteraciones de este tipo y que no representaban males mayores. La mamografía fue negativa y entonces yo me confié.

Pero el abultamiento, no doloroso, siguió allí, y al cabo de dos años, a instancias de una amiga y vecina, operada de cáncer de mama, consulté al médico que la atendía a ella.

Ya en la primera consulta, el Dr. Jesús de Armas —más conocido por Choco—, luego del examen de rutina, me indicó ultrasonido, mamografía y baaf (biopsia aspirativa con aguja fina). Salí de la consulta aquel día con el diagnóstico de carcinoma ductal y las indicaciones necesarias con vistas a la operación, que debía ser cuanto antes.

No puedo negar que recibir una noticia de ese tipo es algo terrible, pues lo primero que una piensa es que la vida se acabará en breve tiempo.

Transcurrido un mes fui operada por el doctor antes mencionado, que además de un prestigioso cirujano, es una excelente persona. Él me había explicado que el tipo de cirugía dependía del resultado de la biopsia en el momento de la intervención quirúrgica.

Al volver de la anestesia recuerdo que lo primero que me dijo la enfermera fue que había sido una cirugía conservadora (cuadrantectomía), algo que me alegró sobremanera, pues se sabe cuánto nos preocupa la parte estética a los mujeres; pero estaba preparada para enfrentar cualquier variante: estaba muy claro para mí que lo primordial era garantizar la salud.

Pero aún quedaban tiempos duros. Fui remitida a la consulta de Quimioterapia, y nunca olvidaré las palabras del médico en esa primera consulta: «Usted tiene que enfrentar un tratamiento largo y difícil, pero existe un alto porcentaje de probabilidad de lograr la curación».

efecto de quimioterapiaLos efectos secundarios de la quimioterapia son en verdad muy desagradables, y a los malestares que puede ocasionar —náuseas, vómitos, inapetencia, decaimiento; también se redujeron mis niveles normales de plaquetas y leucocitos—, se une la pérdida total del cabello, que logré enfrentar realmente de la mejor manera, a pesar de que todos te miran con extrañeza, otros quizá con lástima y no falta hasta quien haga algún comentario de muy mal gusto. Pero me crecí ante eso y hasta rechacé el ofrecimiento de algunas amistades de regalarme una peluca.

radioterapiaConcluida esta etapa, me quedaban 25 sesiones de radioterapia; en mi caso, mucho menos agresiva que la anterior.

Siempre conté con el apoyo y cariño de familiares, amigos y compañeros de trabajo, y estoy convencida de que ello desempeñó un papel decisivo en mi estado de ánimo, lo que me permitió, a su vez, incorporarme al trabajo inmediatamente después de concluida esta etapa del tratamiento.

Desde entonces me sigue en consulta, cada cuatro meses más o menos, una mastóloga, y tengo indicada una tableta diaria de tamoxifeno, medicamento que recibo en el propio hospital de manera gratuita, como ha sido también toda la atención médica que he requerido hasta ahora.

Desde el principio me hice el firme propósito de llevar el tratamiento hasta el final, de manera disciplinada, y con mucha fe en que todo saldría bien.

Próximamente se cumplirán dos años de mi intervención quirúrgica y me siento bien de salud, continúo trabajando y me levanto cada día con deseos de luchar y de vivir.

El cáncer de mama es una enfermedad que puede padecer cualquier mujer independientemente de su edad. Lo más importante es no descuidarse, realizarse el autoexamen de mama mensualmente y acudir al médico ante la menor sospecha. Si se detecta a tiempo, las posibilidades de curación son mayores.

A todas las mujeres que deben enfrentar una enfermedad como el cáncer de mama, les recomiendo hacer acopio de toda la energía positiva posible y nunca dejar que el pesimismo le gane la batalla al optimismo. Esa es mi experiencia personal.

5 Respuestas a “Cáncer de mama: mi experiencia personal

  1. Mary. Me has conmocionado con este relato que te toca tan de cerca.Sé que además a muchas mujeres que estén en esa misma condición, le servirá tu entereza y tu esperanza.He escuchado de un proyecto que existe e la habana al respecto. Yo con mi padre he tenido que sufrir de una operación de cáncer, y aunque no ha sido en carne propia, eso marca. LO recuerdo casi desmayado depués de los sueros citostáticos y en silencio, ante loq ue podía venir. Por suerte, eso fue hace una década y está bien. GRACIAS por compartir este pedazo de ti, que si alguna parte aparte de tu cuerpo ya no está, te ha nacido otro corazón, ese extra que poseen las personas valientes.Ya sé que será difícil, será ijmposible, pero te mando el abrazo más tierno que te han dado nunca.
    reinaldo

  2. Qué decirte, mi amiga, es un canto a la valentía y un homenaje a la sinceridad. Te quiero dar mi más sincera enhorabuena. Felicidades de verdad, hay que tener mucho valor para hacer y decir lo que tú has hecho y dicho. Te quiero confesar que me impresionaron las fotos (sé que he visto fotos tuyas así), pero antes de conocerte personalmente, y sí, en verdad me impactaron, pero he de decirte que aun así estabas guapa. Una vez más felicidades, sé que ayudarás a mucha gente con tus palabras, y a ti te hace mucho bien todo esto, que al final de todo a mí es lo que más me importa.

  3. A mi me diagnosticaron cancer de mama hace ya un poco mas de un año, el camino fue dificil muy duro pero gracias a Dios ahora estoy bien, sigo con mis chequeos y trato de vivir mi vida lo mas normalmente posible. Mucha gente me dice que soy una mujer muy valiente por haber pasado por todo esto pero yo les digo que no tiene nada que ver con la valentia, simplemente queria vivir, mis ganas de estar viva siempre fueron mas fuertes que el dolor o el sufrimiento que me pudieran causar las medicinas. Es como si se hubiera activado un mecanismo de sobrevivencia dentro mio y por nada del mundo iba a permitir que esto me venciera.
    Te invito a que visites mi blog http://viviendoconcancer.wordpress.com/
    Un abrazo

  4. ELIZABETH RIOS BARRAGAN

    claro q es una esperiensia demasiado dura cuando tienes 29 años y te disen tienes cancer de mama y te tienen q hacer una cirugia radical te da miedo la enfermedad y el perder una parte de ti grasias adios e salido adelante ahora tengo 31 años y me ban a recostruir mi pecho si uno quiere claro q sale adelante mas si tienes dos hermosas niñas como las mias ELIZABETH R. B.

  5. Pingback: EL CÁNCER | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s