América Latina y el Caribe, con voluntad propia

Cumbre de BrasilSalvador de Bahía, Brasil, 15 dic. (PL).— Dignatarios de América Latina y El Caribe, por voluntad propia, llegan hoy a esta ciudad del noreste brasileño para analizar con enfoques propios una agenda regional, sin la mirada directa de Estados Unidos y Europa.

Integración y desarrollo, en momentos de crisis mundial, figuran como las temáticas básicas de esta reunión, primera con la marcada ausencia de Washington y la inclusión de Cuba, con lo que queda fuera la Organización de Estados Americanos.

Sin tener como propósito inmediato crear un mecanismo nuevo, la cita en Costa de Sauípe, cercano a esta urbe, prueba suerte además con la exclusión de España, Portugal y Andorra, pero con la participación de las naciones caribeñas.

La totalidad de las herramientas e instituciones integracionistas de la región estarán presentes en la cita, entre estos MERCOSUR, UNASUR, el Grupo de Río y CARICOM.

El Sistema de Integración Centroamericano también figura entre los asistentes, con fuerza emergente de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y su mecanismo Petrocaribe completan el esfuerzo propio desde el sur del Río Bravo hasta la Patagonia.

Sin embargo, el presidente anfitrión Luiz Inácio Lula da Silva, ha dejado claro que los participantes lo harán a nombre de sus países, pese a la coincidencia de cumbres de MERCOSUR, UNASUR y del Grupo de Río.

El desafío de unir voluntad y tender puentes entre las naciones de la región, pese a la diversidad, garantiza el resultado exitoso de la Cumbre de América Latina y el Caribe, aun sin iniciar el encuentro con sesiones mañana y el miércoles.

Los principios de solidaridad y cooperación, según el proyecto de documento final al cual tuvo acceso Prensa Latina, sobresalen entre los pronunciamientos principales de la cita de Bahía, como se le conoce ya por efectuarse en las proximidades de Salvador de Bahía, primera capital de Brasil.

De acuerdo con el texto, los gobernantes insistirán en la necesidad de acercar posiciones para enfrentar la crisis global, con respeto al derecho internacional, trato especial a las economías más vulnerables y el rechazo a medidas coercitivas unilaterales, como el bloqueo estadounidense contra Cuba.

Este eventual mecanismo de concertación, que buscaría tener seguimiento, pretende dar los primeros pasos y mirar hacia un horizonte con una agenda temática de los problemas de la región y sus probables soluciones.

La Primera Cumbre de América Latina y el Caribe tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Costa de Sauípe, a unos 75 kilómetros de esta ciudad.

(Por Luis Enrique González, enviado especial)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s