Expresarse bien da más credibilidad

st1\:*{behavior:url(#ieooui) } Por R. Pérez Barredo 

He hablado en varias ocasiones de cierta involución en el lenguaje, del deterioro de la lengua precisamente en los medios. ¿Se debe a falta de preparación? ¿A que se adoptan expresiones procedentes de la política que están alejadas de la voz popular o incluso mal empleadas? ¿A que muchos escriben o hablan desde un pedestal?

Todo radica en la formación sobre la lengua que reciben los alumnos en la enseñanza secundaria, creo yo. A las universidades llegan con muchas deficiencias. Y conozco licenciados en Periodismo y profesores que cometen faltas de ortografía. No es importante cometer faltas, nadie se muere por eso. Lo importante es lo que significa.  

—¿Expresarse bien da más credibilidad?

—Sin duda. Con un vocabulario más rico y más preciso, y con una sintaxis bien asimilada, se razona mejor y por tanto se convence más.  

—¿Se ha notado mejoría en el buen uso del idioma con la puesta en marcha en 2005 de la Fundación del Español Urgente?

—Sí. Los informes de la Fundéu-BBVA recogen cómo las sugerencias que emite son asimiladas por los medios que han suscrito los convenios pertinentes para recibir esos consejos y esa evaluación. Es muy notorio el caso de los informativos de Televisión Española. Han mejorado muchísimo. 

—Con todo, parece que el problema está en las escuelas y en las facultades. ¿Hay una solución a corto o medio plazo?

—Mejorar la enseñanza secundaria, incitar a los niños a que lean. Y también a los universitarios, por supuesto. La lectura como antídoto… Es que es el mejor antídoto.

—Internet es el gran vehículo de comunicación de nuestro tiempo. ¿Resulta una amenaza para la correcta utilización del lenguaje?

—Internet es la calle. Una nueva calle que nos hemos encontrado. Y como en la calle, hay de todo.  

—¿Cuáles son —si es que existen— las principales amenazas del español?

—Todas las amenazas nacen del complejo de inferioridad que sentimos, que nos hace creer más prestigiosas otras lenguas, especialmente el inglés. Y por eso usamos tantos anglicismos, porque nos parece más prestigioso hacer un ‘planning’ que un ‘plan’, y nos resultan más atractivos los ‘outlets’ que los ‘saldos’. Sentirte superior a otro no te hace superior a él. Pero sentirte inferior a otro te convierte inmediatamente en alguien inferior.  

—¿Cómo valora iniciativas como el Diccionario panhispánico de dudas o la Nueva Gramática Española en la que han participado las 22 academias de la lengua y que verá la luz este año?

—Son unas iniciativas formidables. Ya era hora de que los españoles sintiéramos que no somos los dueños del idioma, porque solo sumamos el 10 % de los hablantes. El futuro del español está vinculado a América, y debemos sentir también como nuestras todas las variedades que se hablan en aquel continente.  

—¿Está más vivo el español en América que en España?

—Está igual de vivo, pero tengo la sensación de que allí aprecian mucho más el español que nosotros los españoles. Estamos rodeados de ejemplos. Uno de ellos: solo en España se usan las señales de ‘stop’. En América no se pone ‘stop’. En unos países se escribe ‘pare’ y en otros ‘alto’.  

—¿Somos conscientes de que la lengua es un patrimonio común y quizás el más valioso que tenemos?

—Cada vez lo somos más. En efecto, nuestra lengua es una herencia riquísima, como los ríos o los montes o los museos. Vale la pena conservar todos esos patrimonios y entregárselos en buenas condiciones a las generaciones futuras. A veces me preguntan si soy un purista del lenguaje. Creo que no. Me considero más un ecologista de las palabras, preferiría un idioma hermoso, limpio y claro, a un idioma feo, contaminado y oscuro. Como la naturaleza.

“El exiguo léxico que manejamos (en España, sobre todo) ha provocado la desaparición de muchas palabras. Sin embargo, he defendido que el genio del idioma ha permitido recobrar algunas. ¿Cómo cuáles? He dedicado un libro entero a hablar de eso… Por ejemplo, ‘azafata’. Esa palabra existía en el siglo XVI, mucho antes de que se inventaran los aviones.  

—¿Y se crean nuevas palabras?

—Por supuesto, sobre todo para nombrar objetos nuevos. Y las que perdurarán son las que entroncan con el genio del idioma, las que se forman con los propios recursos del español. Por ejemplo, ‘fregona’, o ‘sudadera’, o ‘calculadora’… A veces se nos olvida que el español también puede crear palabras desde dentro de sí mismo.  

—¿Por qué adoptamos con tanta rapidez como naturalidad los anglicismos?

—Los adoptamos con la misma naturalidad con que luego los olvidamos. Ya casi nadie dice ‘pickup’, o ‘babysitter’…, anglicismos muy exitosos hace años. El genio del idioma bucea en sus propios recursos y ahora decimos ‘tocadiscos’ o ‘canguro’, palabras formadas con las herramientas que nos da nuestra propia lengua, que tiene muchas. Es verdad que algunos anglicismos sobreviven, como ‘fútbol’, pero en ese caso se castellanizan y casi nunca sustituyen a una palabra que existía en español. ‘Balompié’ se inventó luego. Lo malo es cuando decimos ‘cutter’ en vez de ‘estilete’, ‘lanceta’ o ‘fleje’. A menudo los anglicismos son depredadores, acaban con palabras más precisas y con mejores matices.  

—Da la impresión de que las nuevas tecnologías —cada segundo más nuevas y más sofisticadas— nos alejan del español. ¿Cómo podemos defendernos de esa ‘invasión’?

—En efecto, es solo una impresión. Esas palabras vinculadas a la informática o a las nuevas tecnologías duran solo mientras los inventos llegan a pocas personas. En cuanto se popularizan de verdad, el genio del idioma —que somos todos— les busca sustitutos, casi siempre. Cada vez decimos menos ‘e-mail’, o ‘link’, o ‘pluguin’… Cuando llegó el fútbol y era cosa de unos pocos, se decía ‘referee’, o ‘goalkeaper’, o ‘liner’, y ‘offside’… Ahora nombramos todo eso en español: árbitro, portero, auxiliar, fuera de juego… Se quedaron ‘gol’ y ‘penalti’, pero castellanizadas. Solo sobreviven unos pocos ejemplos en cada invasión terminológica.

(Fragmentos de una entrevista a Álex Grijelmo, presidente de la Agencia Efe. Fuente: Diario de Burgos)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s