¡El mundo me da vueltas!

La TierraRecordemos que en la medianoche del 31 de diciembre de 2008 hubo que esperar un segundo más para celebrar el primer instante del año actual y que el Tiempo Universal Coordinado adecuara la hora a la realidad.

Todo esto, ocasionado por la fluctuante velocidad de la Tierra.

Sucede que como el resto de los planetas, el nuestro vino girando vertiginosamente y está comprobado que hace cuatro mil 500 millones de años, rotaba a seis mil 400 kilómetros por hora y el día apenas duraba seis horas.

La velocidad de la Tierra nunca ha sido constante y hoy rota a mil 600 kilómetros por hora en el ecuador.

Una de las causas principales de esta desaceleración son las mareas, aunque también influyen las corrientes oceánicas, los movimientos de grandes masas de aire en la atmósfera y la contención de enormes masas de agua en gigantescas presas.

Este fenómeno tan natural y que por suerte no percibimos es controlado por el International Earth Rotation Service, una entidad que controla las fluctuaciones de la velocidad terrestre y decide si hay que añadir o no un segundo adicional al Tiempo Universal Coordinado que rige el mundo para mantener los relojes sincronizados en todo el planeta.

Fueron ellos con sus cálculos los que nos obligaron, para el bien de todos, a esperar un segundito más para celebrar la llegada de 2009. (AIN) 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s