Terrorismo: Osama el malo, Posada el bueno

Por Jorge García Sosa

Osama Bin Laden y Posada CarrilesLa noticia recorre desde ayer los principales espacios de la televisión, la prensa impresa y la digital… la muerte de Osama Bin Laden, el terrorista más buscado internacionalmente, tras los atentados del 11 de septiembre que destruyó las Torres Gemelas en Nueva York. Una operación militar sobre territorio pakistaní, concebida y realizada en el más estricto secreto por el ejército norteamericano ejecutó al cabecilla de Al Kaeda junto a varias personas más. El fin justifica los medios, dirían los autores: al fin, los familiares de las víctimas del ese cruento sabotaje podrán dormir un poco más tranquilos sabiendo que el principal culpable no podrá cometer un acto similar.

Pero el terrorismo en USA se entiende de varias formas, y la justicia actúa según esas interpretaciones. Aunque sin tanto revuelo, una noticia que involucra a otro terrorista ocupó también espacios en la prensa hace varias semanas. Luis Posada Carriles, autor confeso del atentado a un avión civil de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo  —la mayoría de ellos atletas del equipo Cuba de Esgrima—, era puesto en libertad por un jurado en El Paso, que lo declaró inocente de un mínimo encausamiento por mentir, y donde no se tomaron en cuenta las documentadas acusaciones por terrorismo en poder de Cuba y Venezuela.

Y cuál es la diferencia entre estos dos terroristas internacionales. En esencia ninguna. Uno perpetró un atentado contra dos edificios dedicados a oficinas comerciales… otro contra un avión civil en pleno vuelo. Sin embargo, las víctimas en el primero eran ciudadanos norteamericanos. Mientras que en el segundo, la mayoría provenían de Cuba, un país contra el que Estados Unidos ha usado todos los medios posibles, legales e ilegales, para destruir su Revolución. Y Posada Carriles es precisamente un soldado de esta guerra genocida y despiadada. Encausarlo por terrorista y castigarlo sería como reconocer la culpa de sucesivos gobiernos yanquis en esta guerra sin cuartel y sin el menor respeto al derecho internacional. Los mismos que han movido cielo y tierra para encontrar al jefe de Al Kaeda, son los que han absuelto a Posada Carriles.

Los familiares de las víctimas inocentes de aquel fatídico sabotaje en Barbados todavía no pueden dormir tranquilos… el autor principal de aquel crimen se pasea por Estados Unidos y vive en Miami, disfrutando de beneficios y homenajes, y la condición de héroe que le ha otorgado el sector más reaccionario de esa comunidad. Posada Carriles es un terrorista, tanto como Bin Laden, de eso no le cabe duda a nadie, pero es el terrorista de la CIA y del Gobierno de Estados Unidos. Eso podrá eximirlo ante la ley de ese país, pero no ante el juicio final de los pueblos del mundo.

(Fuente: alocubano.nireblog.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s