Protector solar para el planeta

El Protocolo de Montreal, en su última reunión de las partes, aprobó la eliminación mundial del consumo de los Hidroclorofluorocarbonos (HCFC) en 10 años menos que lo anteriormente estipulado, tarea en la que la provincia de Holguín ya trabaja.

Ese acuerdo establecía la disminución hasta la eliminación completa del uso de las sustancias agotadoras de la capa de Ozono para el año 2040.

Pero, ante el rápido crecimiento observado en la producción y empleo a nivel mundial de los HCFC en la última década y sus efectos negativos sobre el calentamiento global, acordó reducir para el 2030 su supresión.

La medida contribuirá a la recuperación más rápida de la capa de Ozono, el escudo gaseoso que protege al planeta hasta los 50 kilómetros de altitud contra radiaciones cósmicas nocivas para la salud del hombre y el medio ambiente.

El Protocolo señala hoy al 2013 como fecha de congelamiento de su consumo y para el 2015 se debe desterrar el 10 por ciento del consumo, razón por la cual en la reciente VIII Convención de Medio Ambiente se realizó un taller internacional sobre alternativas a fin de lograr estos iniciales objetivos.
El taller Alternativas a los HCFC. Tecnologías Energéticamente Eficientes y de Bajo Potencial de Calentamiento Global. Experiencias en el uso de Hidrocarburos Refrigerantes, conducido por el doctor Nelson Espinosa, director de la Oficina Técnica del Ozono, permitió exponer la propuesta estratégica cubana hasta el 2030.

A tono con este propósito, hoy la provincia se inserta en un grupo de acciones a completar en los plazos establecidos por el calendario de trabajo para suprimir el consumo y las importaciones de estas dañinas sustancias.

Para ello el territorio parte de contar con el levantamiento de todas las organizaciones empresariales que utilizan los Hidroclorofluorocarbonos en medios de climatización o refrigeración, esfuerzo que cuenta con la intervención de la Oficina Nacional de Estadísticas, el ministerio del Comercio Interior y el de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Particular atención reciben las entidades económicas que requieren la reconversión de equipos y sistemas y su paso funcional al empleo de sustancias alternativas no agotadoras del Ozono.

Los HCFC son sustancias formadas por átomos de cloro, flúor, hidrógeno y carbono, consideradas como agotadoras del manto protector de la Tierra, y se han utilizado temporalmente como refrigerantes sustitutivos de los Clorofluorocarbonos.

Se trata de una formulación gaseosa incolora, inodora y no inflamable en condiciones normales, moderadamente poco soluble en agua, con bajo potencial de bioacumulación.

La principal fuente de uso resultan los equipos de refrigeración, aires acondicionados comerciales e industriales, en la producción de espumas rígidas (paneles de cámaras frías (termopack, aislantes de poliespuma, etc.) y flexibles (colchones, cojines, muebles), y en aerosoles, pinturas, barnices y solventes.

Con el nuevo año, Holguín inició la segunda etapa de cumplimiento del Protocolo de Montreal, dirigida a la eliminación de los Hidroclorofluorocarbonos (HCFC), particularmente los freones 22, 123, 141b.

Positivo y alentador es que en la provincia están firmados varios acuerdos de Declaración Voluntaria con diferentes instituciones que poseen sustancias agotadoras de la capa de Ozono, encaminados a su eliminación.

Este año seis empresas del territorio obtuvieron el premio Libre de Clorofluorocarbonos que concede la Oficina Técnica del Ozono, y otras seis trabajan para logarlo en 2012.

(Fuente: radioangulo.cu)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s