La italiana que duerme a los tiburones

La submarinista italiana Cristina Zanato desarrolló una técnica poco conocida para “dormir” a los tiburones a la que llama Inmovilización Tónica.

Al acariciarles en la cabeza, Zanato duerme a los tiburones durante unos 15 minutos.

Al acariciar con la mano las pequeñas aperturas que los escualos tienen alrededor de su boca y hocico, conocidas como ampollas de Lorenzini, les induce a un estado de parálisis en el cual permanecen durante 15 minutos.

Las ampollas de Lorenzini son órganos sensoriales electrorreceptores que ayudan a estos animales a detectar las vibraciones a su alrededor.

“Aprendí la técnica por accidente. El tiburón venía desde arriba en dirección a mi rostro”, le contó a BBC Brasil.

“Yo lo toqué para empujarlo hacia abajo, pero el tiburón paró de nadar. Fue un comportamiento que nos maravilló y que no podíamos explicar”, recuerda ella.

Zanato dice que ha perfeccionado la técnica con el paso de los años.

“Emoción”

"Te entran ganas de llorar de emoción al ver a un animal de ese tamaño inmobilizado", dice el fotógrafo Marcio Lisa.

El fotógrafo brasileño Marcio Lisa, que observó su trabajo por dos días en las islas Bahamas, lo describe como “extremadamente emocionante”.

“A pesar de que ya había practicado shark feeding (alimentación de tiburones) antes en otras partes del mundo, en las Bahamas los tiburones son más, en ocasiones te rodean unos 30 o 40, y también se acercan más”, dice él.

“Te entran ganas de llorar de emoción al ver a un animal de ese tamaño inmovilizado”.

Nacida en Italia, Zanato, de 40 años, creció en la selva del Congo y poco después de los 20 se licenció como instructora de submarinismo en las Bahamas.

Pero su pasión por los tiburones viene de antes. “Comencé a nadar con ellos a los ocho años”.

“Tuve la suerte de tener un padre y una madre apasionados por el océano”, explica.

Conservación

Ahora trabaja como consultora de acuarios y programas educativos y hace campaña contra la caza depredadora de tiburones motivada por la demanda de sus aletas.

“Es impresionante ver que países pequeños, más pobres, con una relación mayor con el océano, han prohibido totalmente la importación y exportación de aletas y productos derivados de los tiburones”, destaca ella.

Zanato lucha para que los países desarrollados adopten medidas semejantes.

“Hay una imagen negativa de los tiburones que ha perdurado durante siglos y se ha acentuado en los últimos años”, dice Zanato.

“Son parte del equilibrio en los océanos y de la cadena alimentaria, pero son más vulnerables que otros animales porque alcanzan la madurez sexual más tarde y se reproducen más lentamente que otras especies”.

(Fuente: BBC Mundo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s