La literatura escrita por mujeres es, sobre todo, literatura

Anoche se entregó el Premio Sor Juana Inés de la Cruz a la escritora española Almudena Grandes.

De voz ronca y literatura profunda, la narradora se conmovió con su premio. Foto: Enrique Fernández

A los costados de Almudena Grandes, autora de Inés y la alegría, novela ganadora, se acomodaron la rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, Carmen López Portillo, Nubia Macías, Raúl Padilla, Marco Antonio Cortés Guardado y la representante del jurado.

Macías, directora de la FIL, describió a la escritora como una que crea mujeres que viven en la transgresión, desde Las edades de Lulú, su primer libro publicado. “El éxito de Almudena viene de la honestidad”, declaró, luego de confesarse una de sus lectoras más devotas. Visiblemente halagada, Grandes agradeció sus palabras con un abrazo cuando Nubia regresó a su silla.

Inés y la alegría tiene ternura, dolor y sentimiento”, describió Yolanda Arroyo Pizarro, vocera del jurado que seleccionó el texto instalado en la insurrección de la resistencia en contra de Franco. “En mi país —continuó refiriéndose a Puerto Rico— no tenemos una dictadura. Lo que sí tenemos, y que es muy doloroso, son políticos y servidores que fueron seducidos por el juego de poder que dicta a la dictadura. Hoy es Inés, es Almudena y la alegría.” Luego procedió a leer el acta, que mencionó que el estilo del texto es “perfección narrativa”.

Almudena Grandes, mujer de presencia fuerte y voz ronca, dijo que “hoy soy Almudena y la alegría. Estoy muy emocionada de haber escuchado el dictamen desbordante del jurado. Me siento orgullosa de haber ganado el premio”. Asidua invitada a la feria, declaró que le encanta venir a Guadalajara, a temor de sonar a lugar común. “Llevo 20 años escribiendo novelas siendo consciente de que soy mujer y que debo ser tan ambiciosa como los hombres que escriben. He escrito desde el punto de vista femenino, convencida de que cada mirada está determinada por los atributos que convierten a esa persona en única. Como la universalidad y ambición de la literatura escrita por mujeres, que es, sobre todo, literatura. Los hombres pueden aprender que los libros escritos por mujeres pueden enseñarles sobre su propia vida”.

La sonrisa de Almudena, su candor y las palabras sinceras que no necesitaron de un discurso escrito, le ganaron más aplausos, más vítores.

(Fuente: http://impreso.milenio.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s