Las prohibiciones más absurdas del 2011

De acuerdo con un informe de los periodistas del portal estadounidense Shine, este año que casi concluye fue marcado por algunas prohibiciones absurdas de relevancia mundial, introducidas por varios países.

Prohibido tirar fotos a bebés acabados de nacer

En un hospital del estado de Maryland está prohibido tomar fotos de los bebés antes de sus primeros cinco minutos, ni un segundo más ni uno menos. Los médicos afirman que esta medida libera a las madres del estrés, pero algunos escépticos consideran también que dicha prohibición busca evitar las demandas judiciales que se podrían presentar por alguna negligencia durante o inmediatamente después del parto.

Otra veda ocurrió en un supermercado en el estado de Arkansas. Los propietarios prohibieron vender la edición de la revista US Magazine cuya portada tenía la foto de Elton John y su pareja David Furnish mostrando a su bebé adoptado. Los dueños aseguraron que la foto hacía propaganda a «relaciones insanas».

Asimismo, un tribunal de Nueva Zelanda prohibió oficialmente a los ciudadanos del país poner a sus hijos el nombre «Lucifer» por las «asociaciones diabólicas» que contiene.

En una escuela de la ciudad Vacaville de California, un profesor prohibió a sus alumnos decir «Jesús» durante una epidemia de gripe en el salón. Los niños estornudaban literalmente cada minuto, pero el colmo fue que en una escuela de Londres los padres de familia también insistieron en prohibir la misma palabra, pero esta vez a los profesores, porque violaba la libertad de credo y el laicismo.

Un dilema: Pantalones ajustados o sueltos

La ropa tampoco se salvó de limitaciones ridículas. En una Universidad de Idaho, EE.UU., las estudiantes no pueden presentarse a los exámenes luciendo jeans apretados: «además de ser indecente, esta forma de vestirse perjudica la salud de las chicas que tratan de que sus caderas parezcan más delgadas de lo que realmente son», afirma la administración del recinto.

En otras instituciones educativas de Florida, Pensilvania y Orlando, se dieron casos contrarios: se prohibió a los adolescentes vestirse con pantalones demasiado holgados. Incluso se emitió un decreto para explicar con medidas rigurosas la diferencia entre lo «normal» y lo «holgado». Si los profesores notaban a jóvenes exponiendo su ropa interior o su trasero por causa de estos jeans, los regresaban a casa a cambiarse.

(Fuente: CubaSí)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s