2011 en la cultura cubana

Por María del Carmen Vasallo

Este año ha sido otro período de intenso quehacer para los creadores cubanos tanto en la Isla como en escenarios extranjeros. Galerías, teatros, salas de cine y de conciertos, museos y otros espacios acogieron durante los últimos meses una diversa programación, a la vez nuestros artistas han merecido reconocimientos de disímiles partes del mundo.

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, festejó su medio siglo de existencia. En esa organización aún persisten huellas del quehacer de relevantes personalidades que marcaron con su impronta nuestra cultura; en ella siguen anidando los imaginarios y los sueños de quienes hoy crean en las diferentes manifestaciones del arte y la literatura. Según ha afirmado su actual presidente, el escritor y etnólogo Miguel Barnet, la UNEAC surgió, entre otros objetivos, para cohesionar a los escritores y artistas; promover sus obras; y establecer toda una programación intensa y extensa, con lo cual la vida cultural del país cambió profunda y esencialmente. Y esta ha seguido siendo la guía de la institución que mantiene su cohesión dentro de la diversidad de tendencias artísticas y generaciones de sus miembros.

Del mismo modo, las celebraciones por los 25 años de la Asociación Hermanos Saíz también acapararon titulares informativos durante 2011. La AHS, como se le conoce en Cuba, ha promovido el arte más experimental, con un gran atractivo y nivel de convocatoria entre los artistas y el público más joven.

Durante todo 2011 la cultura cubana también desarrolló diversas propuestas por el Año Internacional de los Afrodescendientes. Estas destacaron, sobre todo, la herencia africana en nuestra identidad y la Isla recibió la visita de personalidades del mundo artístico y cultural del llamado continente negro.

Como cada año, la XX Feria Internacional del Libro se ratificó como uno de los sucesos culturales más relevantes en el país. La Habana y otras ciudades del país recibieron sus propuestas del 10 de febrero al 6 de marzo. Ese encuentro estuvo dedicado a las culturas de los países de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América, ALBA. También homenajeó, este año, a los autores cubanos Jaime Sarusky, Premio Nacional de Literatura 2004, y Fernando Martínez Heredia, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2006.

Un importante reconocimiento recibían las letras cubanas con el otorgamiento del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana a la poetisa y ensayista cubana Fina García Marruz, merecedora también, este 2011, del Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca.

El Festival del Libro en la Montaña, las Lecturas de Verano y el Festival Universitario del Libro y la Lectura son algunas de las acciones de promoción de la lectura durante el año. También sobresalió la presencia de escritores cubanos en reconocidas ferias internacionales del libro como la de Caracas, Bolivia, Franfourt y Rusia, entre otras. El Premio Nacional de Literatura 2011 fue concedido a la escritora Nersys Felipe.

Y el segundo cuatrimestre de 2011 abrió con predominio de la música durante las jornadas de XV Feria Internacional Cubadisco. Por primera vez, esa fiesta de la música cubana trasladó su sede hacia la oriental ciudad de Santiago de Cuba, cuna de géneros como el son, al que estuvo dedicada esta edición del Cubadisco.

Pero el año estuvo marcado también, desde el punto vista de la música, por la visita de intérpretes de diferentes estilos y tendencias procedentes de diversas partes del mundo;  así como el triunfo de nuestros artistas en disímiles plazas internacionales. El coro Entrevoces, dirigido por la Maestra Digna Guerra, ganó ocho premios en tres importantes concursos en Alemania.

Tres discos cubanos fueron nominados a los Grammy Latinos, dos de ellos grabados por el sello cubano Bis Music: El son de altura, de Adalberto Álvarez y su Son, y Reír y cantar,  con Omara Portuondo; el tercero fue Oye mi son santiaguero, del Septeto Santiaguero. Por su parte, el pianista y compositor cubano Chucho Valdés ganó el Premio Grammy al Mejor Álbum de Jazz Latino, en su edición 53, por su disco compacto Chucho steps (Los pasos de Chucho), grabado con su nueva agrupación Mensajeros Afrocubanos. Chucho recibió durante este año diversos homenajes por su cumpleaños 70. El Premio Nacional de Música 2011 lo mereció Pachi Naranjo, fundador y director de la emblemática Orquesta Original de Manzanillo.

El teatro acaparaba la atención de la vida cultural durante los días finales de octubre y las primeras jornadas de noviembre con la decimocuarta edición del Festival  Internacional de Teatro de La Habana. Durante sus funciones pudieron apreciarse disímiles poéticas, muestras de las tendencias más actuales de la escena mundial con la presencia en la capital cubana de unas 37 compañías de más de 17 países, junto a reconocidas agrupaciones cubanas. Pero, el año en general estuvo caracterizado por una intensa programación que incluyó más de 60 estrenos nacionales, con una especial temporada de verano durante julio y agosto, así como la actuación de diferentes agrupaciones en zonas intrincadas y montañosas del archipiélago cubano. El Premio Nacional de Teatro correspondió a Nelson Dorr y el de Danza 2011 fue a manos del bailarín Carlos Acosta.

La danza también marcó la vida cultural cubana con su presencia en escenarios del país y el extranjero. El Ballet Nacional de Cuba tuvo una larga y exitosa gira por España, también visitó los Estados Unidos y Brasil, entre otros países. Cuatro de sus estrellas, Viengsay Valdés, Alejandro Virelles, Dani Hernández y Osiel Gounod figuraron entre los 100 mejores bailarines del mundo en la temporada 2010-2011, según la prestigiosa revista Dance Europa. Viengsay Valdés ocupó el cuatro lugar entre las mujeres y el sexto del listado mundial.

El Ballet Lizt Alfonso festejó sus 20 años de fundado con rotundos éxitos en Cuba y países como Qatar, Panamá y Alemania, entre otros. La compañía de teatro infantil La Colmenita recorrió varias ciudades de los Estados Unidos con presentaciones que recibieron una excelente acogida.

Como cada año, las galerías cubanas, las salas transitorias del Museo Nacional de Bellas Artes  y otros espacios expositivos en todo el país, mostraron la obra de artistas de la plástica de diferentes generaciones y tendencias; a la vez que pudo apreciarse la pluralidad discursiva de la visualidad cubana contemporánea. Dinamismo, heterogeneidad y el vínculo de las obras con la vida cotidiana marcaron la creación de esa manifestación artística durante este año. El Premio Nacional de Artes Plásticas 2011 fue otorgado al fotógrafo Ernesto Fernández.

También llegaron a Cuba significativas exposiciones de creadores de distintas partes del mundo. Como un suceso cultural puede catalogarse la exposición Caravaggio en Cuba, que fue visitada por más de  15 mil personas. Esa muestra, presentada en el Museo Nacional de Bellas Artes, trajo a La Habana la obra  El Narciso, obra del arte universal y pieza imprescindible en la carrera del gran pintor italiano.

Durante el año que concluye la industria cinematográfica cubana estrenó varios largometrajes de ficción, así como documentales y animados, con una fuerte presencia de jóvenes creadores. Sobresalieron en especial  la presentación de la película Habanastation, de Ian Padrón, y su éxito taquillero en Cuba durante el verano, así como sus premios en encuentros internacionales; también los reconocimientos en diferentes festivales de Boleto al Paraíso, de Gerardo Chijona. Ambas cintas son las propuestas cubanas a las nominaciones a los Oscar y el Goya, respectivamente.

La Muestra Joven ICAIC y la Itinerante de Cine del Caribe fueron dos de los encuentros del séptimo arte en la Isla durante este año. A ellos se sumó, en el mes de diciembre, otra edición del Festival Internacional de Cine de La Habana, en el que por Cuba resultaron premiadas Fábulas, de Léster Hamlet, con el tercer Coral en ficción; así como Juan de los Muertos, de Alejandro Brugués, que ganó el Premio del público. El Premio Nacional de Cine 2011 lo recibió la actriz Eslinda Núñez.

Otros hechos que marcaron la vida cultural cubana en este 2011 fueron los 35 años del Instituto Superior de Arte, el medio siglo de constituida la Escuela Nacional de Arte; el aniversario 30 de la Asociación Cuba de Artesanos Artistas, la ACAA; la continuidad de la labor comunitaria de las Casas de la Cultura y proyectos socioculturales nacidos en barrios y municipios del país; así como diversos festivales y concursos de diferentes manifestaciones artísticas.

(Fuente: CubaSí)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s