Benedicto XVI y la Virgen de la Caridad: votos por Cuba

Santiago de Cuba, 27 mar (PL).— Como un regalo del cielo para los cubanos calificó Benedicto XVI la presencia, en el Santuario de El Cobre, de la imagen de la Virgen de la Caridad, ícono de acendrado arraigo popular en el devenir histórico y espiritual de los nacidos en esta tierra.

La visita del Sumo Pontífice a la Isla tiene como motivación fundamental la celebración del Año Jubilar por el aniversario 400 del hallazgo de la imagen de la Virgen en aguas de la bahía de Nipe, un acontecimiento que originó un culto masivo, trascendido en el espacio y el tiempo y fortalecido con esta deferencia papal.

Como Peregrino de la Caridad viajó Su Santidad y en esa condición oró ante la Santa, un ritual protagonizado continuamente por las más humildes o encumbradas personas, tanto lugareños como llegados desde otros puntos de la geografía insular o del mundo.

Numerosas han sido las muestras de devoción hacia la Virgen considerada Madre y Patrona por los católicos, ante la cual los cubanos hacen votos por la salud, la bondad, la solidaridad, la unidad y el reinado de la familia como célula básica de la sociedad.

Al llamarla también Virgen Mambisa, se le otorga un rango de hondo significado patriótico que la vincula con las primeras gestas independentistas y las ansias de libertad de los fundadores de la nacionalidad cubana.

Una rosa de oro le obsequió Su Santidad al finalizar la multitudinaria misa ofrecida en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, en un gesto que simbolizó el cariño de creyentes y no creyentes que sitúan ante el ícono sagrado expectativas de bienestar y mejoramiento humano.

Al finalizar el pasado año, culminó con una eucaristía en la Avenida del Puerto de La Habana la peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad, un periplo de casi 30 mil kilómetros que tuvo como destino lo más profundo del espíritu y el ser cubano, desde su comienzo en agosto del 2010.

Fueron jornadas en las que el querido símbolo llegó, desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí, de oriente a occidente, a hospitales, hogares de ancianos, cruces de caminos, recintos penitenciarios, bateyes y poblados con un mensaje de unidad, armonía y nobleza.

Al despedirse Benedicto XVI de El Cobre y de esta ciudad, Heroína de la República, la Virgen de la Caridad se renovó en su alcance popular y en su impronta en pos de la Cuba buena que desean y construyen sus hombres y mujeres.

Anuncios

Una respuesta a “Benedicto XVI y la Virgen de la Caridad: votos por Cuba

  1. Yo es que me hago un lío ¿Cuantas vírgenes hay ? Aquí en España tenemos muchas. Mi pregunta es ¿Cual es la verdadera? Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s