Guayasamín abre las puertas de su casa al mundo

Por Yurién Portelles

Quito, 29 nov (PL).— A una década de la inauguración de la Capilla del Hombre, Ecuador cumple otro sueño del llamado Pintor de Iberoamérica, Oswaldo Guayasamín, de abrir su casa como taller y museo.

La vivienda, aledaña a la edificación cumbre ideada por el insigne ecuatoriano y al árbol de la vida donde descansan sus cenizas, se integrará a un complejo cultural de 12 hectáreas y 18 000 metros cuadrados de construcción, a la cual se le añadirá una nueva sala de exhibición.

Handel Guayasamín, sobrino del artista y encargado de la remodelación, declaró a Prensa Latina que se busca compartir los espacios de mayor intimidad de Guayasamín y mostrar sus obras y colecciones a los pueblos de la región, como él aspiraba siempre.

“La idea es sentir que Oswaldo vuelve a vivir en este espacio”, dijo el arquitecto, también a cargo del diseño de la Capilla del Hombre.

Precisó que después de 13 años cerrada, la que fuera la última morada del artista será un lugar donde encontrarse con aquellas cosas que lo recuerdan en vida y con una parte de la historia de los pueblos latinoamericanos por sus colecciones antiquísimas.

La residencia de Guayasamín fue planeada en 1976 y concluida en 1980, con los espacios adecuados para recibir a sus amigos e invitados, entre ellos personalidades del mundo con quienes departía largas jornadas.

En su opinión, la miseria en que vivió de niño el pintor habría condicionado esa predilección suya por los espacios desproporcionados y extensos.

De ahí que su enorme vivienda privada, construida en un montículo aledaño a la Capilla del Hombre, poseía una sola habitación como dormitorio y las demás áreas eran propicias para realizar eventos.

En la instalación modernizada será posible organizar actividades sociales y culturales, apreciar sus obras y escuchar la música que fue de su preferencia.

También se le ha instalado un sistema de alarmas para la protección del recinto museable.

Respecto a qué le ha representado participar en esta intervención arquitectónica, describió su doble satisfacción porque fue su padre quien ideó su diseño y ahora le correspondió a él asumir las transformaciones.

Aunque no precisó el número de obras que serán ubicadas en la casa, confirmó que fueron instalados censores y otros aditamentos que darán seguridad y protección a las piezas de su autoría y a las colecciones de cerámica y otras artes.

Para conmemorar los primeros 10 años de la Capilla del Hombre tuvo lugar en Quito el festival musical Todas las Voces Todas, al que asistieron una veintena de artistas de siete países, y también se realizó un evento académico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s