El caso Pestano: Incógnitas de una exclusión

Por Lemay Padrón Oliveros

La receptoría demanda experiencia, porque no es solamente recibir lanzamientos y evitar robos de base, hay que dirigir el pitcheo, y en eso el villaclareño es un maestro.

9a2d762c5db6bf1183bc27854f593702_L.jpg,qt=1358536149.pagespeed.ce.ZOdjfW8uaACada vez que se confecciona un equipo Cuba de béisbol hay polémica, es algo tan inherente a nuestro pasatiempo nacional que nadie se extraña por el revuelo causado cada vez que sucede. Ocurre incluso cuando se hacen los equipos de cada provincia, y en algunos casos hasta en equipos de municipios.

Sin embargo, no han pasado muchas horas y me atrevo a asegurar que el conjunto nominado al III Clásico Mundial, si no es el más polémico de la historia, está entre ellos. Tradicionalmente los criterios se enfocan sobre dos o tres jugadores, pero esta vez se manejan muchos más, y eso que todavía está acabadita de salir.

Por eso quisiera analizar las cosas por partes, y empiezo por la receptoría, donde se apreció una de las mayores sorpresas: la ausencia por primera vez en más de 10 años del villaclareño Ariel Pestano.

En cuanto a rendimiento, Pestano tiene más average, jonrones, impulsadas, sluggin y OPS que su compatriota Yulexis La Rosa, aunque ha jugado 12 juegos menos. En cuanto a los robos, le han estafado tres bases y ha capturados a dos, mientras que La Rosa tiene un ladrón exitoso y seis fracasados.

No acepto ninguna de las justificaciones dadas por Víctor Mesa para dejarlo fuera. Por rendimiento es verdad que no tiene grandes números para estar, tanto ofensiva como defensivamente, sobre todo porque ha jugado poco, pero en cuanto a experiencia y maestría, pocos pueden ponerle un pie delante. En una entrevista Víctor dijo veladamente que otra razón era porque se acostumbró a perder (en otras palabras), pero entonces debió dejar fuera a Yuliesky, Cepeda, Eriel, Despaigne, José Dariel, etc.

Para mí esta posición estaba segura. Reconozco que Pestano no es perfecto, con el bate en la mano tiene grandes carencias, sobre todo para realizar el juego táctico que tanto le gusta a Víctor, pero de los otros, solamente Eriel ha jugado regular anteriormente en un equipo Cuba, y no fue calzando los arreos.

La receptoría demanda experiencia, porque no es solamente recibir lanzamientos y evitar robos de base, hay que dirigir el pitcheo, y en eso el villaclareño es un maestro. Si se quiere dar paso a figuras jóvenes (Eriel tiene 37 años y Yulexis 33), el momento es concluido un ciclo, o sea, después de unos Juegos Olímpicos, un Mundial o un Clásico, no un mes antes.

Aclaro, no tengo nada contra los nominados, incluso se dice que esto es preliminar —aunque me huele a definitivo—, pero estoy expresando mi opinión, y para mí había dos puestos en disputa y no tres.

Otros receptores también podían ser tomados en cuenta. De ellos, solamente los granmenses y el pinareño Lorenzo Quintana tienen más robos que capturas (Frank Camilo y Eriel también), mientras que Peraza y Durruthy se desempeñan como designados y esto los margina.

(Fuente: CubaSí)

Anuncios

3 Respuestas a “El caso Pestano: Incógnitas de una exclusión

  1. Loriet Gómez Mejias

    Indudablemente, Pestano es la cátedra de la receptoría cubana y como tal da seguridad a los pitchers, batea oportunamente, y soporta la presión del juego -más en un clásico mundial. No discrepo de la idea de insertar a figuras jóvenes, pero no por ello se debe dejar a Pestano fuera. Creo mejor evaluar los métodos de dirección y selección del equipo.

  2. Muy interesante tu labor periodística, que buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s