Formell por encima del nivel

Por Yimel Díaz Malmierca

a4c091cfcf2a39aad696d6273a2e44d8_LUno de los pocos privilegios de esta profesión es la posibilidad de conocer a grandes personalidades. Juan Formell fue una de ellas. Conversamos varias veces y siempre fue amable, incluso cuando llevaba prisa o cuando la pregunta era incómoda.

De su talento musical nadie tiene dudas. Renovó la música popular cubana y desbrozó el camino para que su obra mayor —Los Van Van— siguiera aun cuando él faltara.

Fue también un gran hombre. Su proverbial sencillez y una ética a prueba de la más tentadora de las ofertas, lo mantuvo ajeno a esas burbujas a que suele conducir la fama. Pocos directores de orquesta han logrado una estabilidad entre sus músicos como la que hilvanó Formell por casi 45 años. Incluso aquellos que por diversas razones salieron de la nómina, se siguen considerando como un “vanvan”, y esto les otorga cierto estatus entre sus colegas.

La vida de Juan Formell no fue miel sobre hojuelas, como no lo podría ser para alguien que llega a los 71 años. Más de una vez cayó y supo levantarse. Siempre que pudo hizo el cuento, aprendió la lección y siguió andando.

Defendió con vehemencia su derecho a mantener la vida privada lejos de los medios, pero no escondía la felicidad cuando se hacía acompañar por su joven esposa. Con ella reencontró el amor, se aferró a él intensamente y dejó un nuevo vástago que ahora apenas tiene dos meses de nacido.

La intensa agenda de Los Van Van le hizo tomar la decisión de alejarse de los escenarios. Le entregó el batón a su hijo Samuel Formell, quien se fue entrenando en la conducción del “tren” de la música cubana. No obstante, Juan seguía de cerca cada paso. Detrás de cada tema, de cada arreglo, estaba el visto bueno del “caballo” como algunos le llamaban.

Como sucede a todo el que se marcha de prisa, Juan Formell dejó pendientes varios asuntos, entre ellos la presentación oficial del disco La Fantasía, el más reciente de Los Van Van, y el concierto que preparaban en Francia para festejar los 45 años de la orquesta y donde grabarían el próximo DVD. Es muy probable que el programa se cumpla y que él los acompañe en canciones, arreglos y consejos.

Para los cubanos quedará en la obra, en la memoria de cada uno de los que han sentido que le tocan el alma (y los pies) cuando suena aquello de Sandunguera, que te vas por encima del nivel, no te muevas más así que te vas por encima del nivel…

(Tomado del perfil personal de Facebook de la autora, periodista del semanario Trabajadores)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s