Jorge Mañach, medio siglo después

Por Javier Ortiz

mañachFue uno de los grandes personajes políticos de la Cuba republicana: ministro de Gobernación, vicepresidente de la Asamblea Constituyente de 1940, senador de la República, canciller de Cuba (ministro de Estado) en medio de la Segunda Guerra Mundial. Fue también uno de los políticos más honestos de la época. Y también fue periodista, y de los mejores.

Entre clase y clase, a los estudiantes de Periodismo nos enseñan el gran escritor que era Jorge Mañach. Pero son lecciones intermitentes. Todo se queda en el periodista excepcional, en alguna que otra mención de su “Indagación del choteo” y en su salida de Cuba en 1960. Si acaso, unos pocos afortunados profundizan conocimientos en un curso optativo sobre Grandes periodistas cubanos.

En 2012, la Editorial Oriente publicó un libro llamado Más allá del mito. Jorge Mañach y la Revolución Cubana, de los profesores holguineros Rigoberto Segreo Ricardo y Margarita Segura. Se hace una valoración, paso a paso, de la ideología y obra de Mañach a lo largo de casi treinta años, hasta explicar con detalles los motivos laborales, razones ideológicas y verdades poco conocidas de su salida de Cuba, y por qué escogió Puerto Rico para residir, cuando le habían ofrecido trabajo en la estadounidense Universidad de Yale.

Es un libro sincero. Comienza así: “Jorge Mañach fue un reformista liberal, de ideología anticomunista, que adoptó posiciones conservadoras en momentos cruciales de la revolución de 1933”. Los autores no pretenden engañar a nadie. Si Mañach hubiese vivido en nuestra época, probablemente hubiera sido un convencido militante de la centro-derecha, un demócrata progresista, como los llaman en Estados Unidos. Además, abandonó Cuba en 1960, un momento en una decisión de ese tipo no tenía peros para sus contemporáneos, ya fueran los que se quedaban o los que se iban.

En casi 400 páginas, el libro hace un recorrido por la vida política e intelectual de Mañach, tomando citas de sus cartas y textos originales, que es como leer la historia de Cuba vista a través de sus ojos: las crónicas de un país convulso, caótico, mal administrado por gobernantes corruptos y asfixiado durante décadas por la sombra de Fulgencio Batista.

Los autores de Más allá del mito interpretan los textos de Mañach, contextualizándolos con fragmentos escritos por otros protagonistas de la época, como el líder comunista Carlos Rafael Rodríguez o el intelectual Antonio Portuondo, tratando de despejar, entre conjeturas y opiniones propias, quién era este periodista, y el por qué de las posiciones que defendió en determinados momentos de la historia de Cuba, entre la Revolución de 1933 hasta la Revolución de 1959.

Personalmente, pienso que el libro es un pretexto para sacar del olvido a este cubano excepcional. Para los autores, “aunque asistimos a un revivir de Mañach a partir de los años noventa, el autor de Martí, el Apostól sigue siendo poco menos que un desterrado de la cultura cubana.”

Es un libro para descubrir a un Mañach diferente, al hombre que escribió la introducción de la edición clandestina de La Historia me absolverá y que, además, hizo la revisión completa del texto que Haydée Santamaría y Melba Hernández recibían de Fidel Castro, desde el Presidio Modelo de Isla de Pinos. No solo era un columnista de El Diario de la Marina o el militante del ABC; también el periodista crítico de la realidad económica y política de la Cuba prerrevolucionaria.

Después de leer este libro, uno se percata de que Mañach es uno de los indicados para taparles la boca a esos improvisados nostálgicos que están intentando reescribir la historia de Cuba y presentar el período anterior a 1959 como un paraíso capitalista. Artículos como “El drama de Cuba” o “Saldo y crédito para el 10 de Octubre” los dejaría sin argumentos. Mañach no era comunista y en más de una ocasión expresó explícitamente su oposición a esa ideología, pero tampoco le hacía gracia la corrupción generalizada y los desvaríos políticos de la República.

Los autores, Rigoberto Segreo Ricardo y Margarita Segura, no aburren en ningún momento. Mañach tampoco. Más allá del mito no es libro complaciente, y si en algún momento es imparcial, es para hacerle justicia al hombre que debatía sobre arte con José Lezama Lima en las páginas de Bohemia, al intelectual que escribió una biografía “demasiado humana” de José Martí, que apoyó y defendió la Reforma Agraria, o al periodista que condenó la explosión de La Coubre. Jorge Mañach, medio siglo después, todavía tiene mucho que decir…

(Fuente: Cubadebate)

Anuncios

Una respuesta a “Jorge Mañach, medio siglo después

  1. Hola Mary! Te he nominado al premio Wonderful Team Membership Award
    http://reikiessalud.com/2014/07/30/wonderful-team-member-readership-award/
    Enhorabuena!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s