Humanos

Por Cristina Cañizares

“El color de la piel no marca la diferencia. Lo que es bueno y justo para uno es bueno y justo para otro, y el Gran Espíritu hizo que todos los hombres fuéramos hermanos. Yo tengo la piel roja, pero mi abuelo era un hombre blanco. ¿Qué importa? No es el color de la piel lo que me hace bueno o malo” .
White Shield, Jefe arikara, de Native American Wisdom

humanosMe pregunto qué es lo que nos ha pasado. ¿Dónde se encuentra el ser humano en este momento, el que coexiste justamente?.

Rodeada en este momento de palabras y opiniones destructivas, despiadadas, y de cobardía, seguimos sintiéndonos superiores (superiores?) cuando miramos a los más vulnerables. A nuestros hermanos. Son más de 8.000 casos y casi 4.000 muertes a causa del ébola. Han muerto muchas personas. ¿Llegamos a sentir algo al saber que había africanos infectados por el virus desde el mes de julio y que estaban muriendo? ¿Hicimos algo?, ¿Un llamamiento?, ¿Difundir la noticia? ¿Cooperar?. La respuesta de la mayoría de nosotros es que no hicimos nada. Entonces, ¿En qué momento empezó la noticia a interesarnos?.

En este planeta hay personas mágicas que pasan por lugares y dejan huella. Personas que pensaban en África antes del ébola y que para ellos merecía su dedicación, su atención, su amor, su compasión. Que han dedicado años y años con la intención de proveer y mejorar las condiciones de vida en lugares donde la mayoría de nosotros no seríamos capaces de vivir ni un solo día.
En cambio, desde nuestras casas, desde el poder que nosotros mismos nos hemos otorgado, somos capaces de juzgar actos llenos de coraje y lo hacemos desde el oportunismo, pensando tan sólo en esta dramática situación cuando nos ha llegado a afectar directamente, sin tener en cuenta este continente olvidado en el cual, a mediados del siglo XV, los primeros europeos comenzaron a esclavizar a sus habitantes teniendo unas repercusiones negativas en su desarrollo y crecimiento. La labor del cooperante está llena de dignidad, humanismo y valentía. Entregan parte de su vida con la intención de erradicar el empobrecimiento, el cual, podemos relacionarlo con el enriquecimiento que hemos generado en nuestra parte (parte?) del mundo.

No voy a detenerme en el caso concreto de lo que ha sucedido con el ébola y su escandalosa llegada a Europa llena de odio y rencor. Sinceramente, me parece una vergüenza la manera en la que se está tratando este acontecimiento poniendo más dolor en personas que han sufrido ya bastante, señalándolas con el dedo y juzgándolas. Lo que me gustaría es hacer una reflexión y dar a conocer hechos que puede que se desconozcan. Vamos a darle la vuelta para hacer una lectura fuera de nuestro ego y ser capaces de mirar más allá. ¿Qué esta sucediendo? ¿Realmente somos capaces de preocuparnos solo por nosotros mismos sin importarnos los demás seres vivos? ¿Hasta dónde somos capaces de llegar para conseguir lo que queremos? ¿Desde qué punto de vista se está abordando un hecho para el cual, miro hacia otro lado (prefiero no indagar, no mirar y seguir mi camino), aún sabiendo que es injusto y que otro ser humano, ser vivo, está sufriendo por ello? ¿Verdaderamente nuestro ego sigue creciendo y se lo permitimos, teniendo todas las comodidades a nuestro alcance, sabiendo que otros no tienen ni agua para beber? y siendo así, ¿me permito hablar desde el desconocimiento y juzgar como si estuviéramos en un circo romano? ¿Puede que seamos conscientes que no hacemos nada, que nos quedamos pasivos ante situaciones injustas, y la manera que tenemos de no sentirnos mal es proyectar y quitar valor a los que sí han hecho y además, permitirnos decretar cómo tendrían que haber actuado?

Además de nosotros, (de mi yo y mi entorno cercano), existen seres que también forman parte de la Tierra. Que son vulnerables porque con nuestro desarrollo (desarrollo?) los hemos aislado y desprovisto de su voz. Nuestra tierra es un regalo y nosotros no somos dueños de nada. La vida es un milagro y no hay ningún ser, independientemente de raza, color, religión, que esté por encima de ti, pero no olvidemos que tampoco por debajo. Todos somos iguales y lo que ocurre en un lugar de este mundo debería importarnos desinteresadamente, porque formamos parte de él. Puede que estas preguntas no estén en nuestras tertulias, ni tampoco nos horrorice, como lo hace el hecho de pensar que puede afectarnos a nosotros. Pero está sucediendo desde hace muchos años y es constante. En cambio, a nosotros, el caso del ébola nos afecta en este momento y eso es lo que hace que despierte nuestro interés. Así de sencillo. Que nos puede pasar a nosotros. Esa es la gran diferencia. Planteo para el que le interese, averiguar cuántas carencias y riesgos se asumen a diario en África, o en poblados indígenas y tribales de América por nuestros vertidos, nuestros desechos, nuestro excesos. Y voy a contar un caso entre tantos que está tambiénsucediendo en este momento:

Nos situamos en Perú, pero podría ser en cualquier lugar del amazonas. Llegamos con nuestras compañías madereras y su actividad desenfrenada sin importarnos quién habita. Pues bien, allí viven seres humanos, habitantes de este planeta tierra. Seres humanos como tú y como yo. Los echamos de sus viviendas, ahora invadidas por los madereros. Les obligamos a desplazarse entre la frontera de Perú y Brasil. Les hacemos creer que no tienen suficiente poder en este mundo insensible y deshumanizado, creado por y para tener tantas comodidades como nos sea posible. Y terminamos destrozando sus vidas. Les matamos. Si. Sabemos que el contacto con los foráneos es desastroso. Su sistema inmunológico no funciona para las enfermedades que nosotros tenemos y la muerte es inminente al acercarnos a sus poblados. Y aún así, seguimos haciéndolo y los desplazamos sin piedad de sus viviendas aun sabiendo que van a morir, sin mostrarles respeto, sin nada de amor por la vida humana. Sin dignidad.

Pero eso no es noticia.

Porque están muy lejos,

y son salvajes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s