Frases célebres de Ernest Hemingway

preview-650x390-650-1437747574Nunca confundas movimiento con acción.

El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar.

La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre.

La mejor forma de averiguar si puedes confiar en alguien es confiar en él.

¿Por qué los viejos despertarán tan temprano? ¿Será para tener un día más largo?.

La forma de pensar de las noches, no sirve de nada en las mañanas.

El hombre que ha empezado a vivir más seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.

Los ojos que han contemplado Auschwitz e Hiroshima nunca podrán contemplar a Dios.

Cada día es un nuevo día. Es mejor tener suerte. Pero yo prefiero ser exacto. Luego, cuando venga la suerte, estaré dispuesto.

Un hombre de carácter podrá ser derrotado, pero jamás destruido.

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él.

La soledad de muerte llega al cabo de cada día de la vida que uno ha desperdiciado.

La felicidad es la cosa más rara que conozco en la gente inteligente.

La moral es lo que hace a uno sentirse bien y lo inmoral es lo que hace a uno sentirse mal.

Conocer a un hombre y saber lo que tiene en la cabeza son asuntos distintos.

La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor.

El talento consiste en cómo vive uno la vida.

Me quieres, pero aún no lo sabes.

Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay.

Jamás pienses que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen.

Intenta comprender, no eres un personaje de tragedia.

Al oír un eco muchos creen que el sonido proviene de ellos.

El hombre tiene corazón, aunque no siga sus dictados.

El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad.

En la guerra moderna mueres como un perro y sin motivo alguno.

Nadie debiera estar sólo en su vejez. Pero es inevitable.

Los peces no son tan inteligentes como los que los matamos. Pero son más nobles y más hábiles.

La revolución no es un opio, es una purga, un éxtasis que sólo prolonga la tiranía. Los opios son para antes o después.

(Fuente: http://genial.guru/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s