Archivo de la etiqueta: argentino

Quino no descarta dibujar de nuevo Mafalda

Podría revivirla Mafalda, porque “nunca se puede decir nunca”

El dibujante argentino Joaquín Lavado, conocido como Quino, señaló que podría revivir a Mafalda, la famosa tira cómica que le valió la celebridad, porque “nunca se puede decir nunca”.

Mafalda, de Quino

“No puedo decir que nunca la voy a volver a dibujar, no se sabe lo que va a pasar con lo que ocurre en el mundo”, afirmó en la segunda jornada de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el principal escaparate bibliográfico de Iberoamérica.

Lavado minimizó la importancia de Mafalda en su carrera y dijo que siempre se ha sentido como un “carpintero” que hizo “sólo un mueblecito”, aunque su personaje más famoso ha convivido con una prolífera actividad creativa.

“Mafalda sólo representa 10 años de mi carrera de más de medio siglo”, dijo el dibujante argentino, que presentó en la FIL su libro Mafalda inédita, de editorial Tusquets.

Sigue leyendo

El Che de Soderbergh

Por Rolando Pérez Betancourt  

Che de SoderberghEntre los filmes que más interés han acaparado dentro de la muestra internacional del 30 Festival del Nuevo Cine, se encuentran El argentino y El guerrillero, centrados en el Che y dirigidos por Steven Soderbergh. Ambas cintas se estrenarán el fin de semana, y una primera aproximación a esta ambiciosa historia con más de cuatro horas de duración permitiría hablar de un acercamiento respetuoso a tan legendaria figura, sin que por ello deje de estar presente ––y sería difícil que así no fuera–– la polémica, tanto en lo referido al tratamiento de ciertos contenidos históricos, como a sus connotaciones estéticas.

Viendo El argentino y El guerrillero lo primero que viene a la mente, sobre todo en relación con la primera entrega, es el tipo de público que la enfrentará. Porque allí donde un espectador, allende los mares y menos avezado en nuestra historia puede encontrar verosimilitud y autenticidad, tanto en el desarrollo de los personajes como en el desempeño de los actores, alguien que ha crecido en estas tierras detecta el tono falso de algunas recreaciones, o la imitación histriónica tratando de suplir una verdadera complejidad de carácter.

Y cito dos ejemplos entre unos cuantos: la imagen de Camilo, no obstante el enorme parecido del actor, está concebida en el guión de manera tan esquemática que más bien pareciera un cómico de feria. El Fidel que interpreta Demián Bechir, y al que no le han faltado elogios, si bien atrapa gestos que pasaron a convertirse en un muestrario iconográfico de los primeros años de la Revolución, no va más allá del calco; le falta carisma y le falta profundidad.

Sigue leyendo

Gelman denuncia arbitrariedad de EE.UU. contra antiterroristas presos

Juan GelmanMOSCÚ, 19 de noviembre (PL).— El gobierno estadounidense ha sido injusto y arbitrario con cinco antiterroristas cubanos que permanecen presos en cárceles norteamericanas, afirmó hoy aquí el Premio Cervantes argentino Juan Gelman.

Poeta de renombre universal y destacado periodista, Gelman expresó a Prensa Latina su admiración por los Cinco, como se les conoce en la campaña mundial por su liberación.

A riesgo de sus vidas, ellos solo trataban de evitar acciones violentas contra su país, fraguadas en territorio del vecino del Norte, destacó.

En referencia a los más de 10 años de injusto encierro y a la violación de los derechos de estos jóvenes y sus familiares, el escritor consideró que constituye un acto de crueldad.

Sigue leyendo

Un divino mediodía (Cuento de Eduardo Pérsico)

semáforoBajo un sol habitual en febrero, la inspectora de tránsito cumplía su tarea en la esquina más céntrica de Buenos Aires. Vestida con una blusa blanca sin mangas y una ceñida falda azul, subiendo y bajando de la calle la mujer ordenaba el paso de autos y personas, y cuando un muchacho se le acercó para hablarle al oído se apartó extrañada. Al repetirse el turno de circular autos él repitió el abordaje mirándola de frente y ella desviaría la vista por el descaro.

Al rato y al tiempo de un cruce de personas, el muchacho joven, de camisa abierta y pantalón ajustado que lucía su piel tostada, volvió a hablarle. Algo imprevisto le diría para que la mujer negara moviendo su mano derecha y le respondiera algo con una sonrisa leve. La escena se reiteró y por ahí, ya menos separados, ella se preocuparía por alguna idea intrusa y se los veía en una negociación acaso extravagante. En un turno de los autos el muchacho porfiaría en alejarla del lugar y hubo segundos tensos, demorados, hasta que con presteza los dos caminaron hacia un edificio sobre la misma vereda.

A la mujer una fuerza extraña se le impuso, subieron al primer piso como si fueran a cometer una travesura y en una oficina de ambiente sombreado; reflejo de una computadora encendida, un escritorio y dos o tres sillas separadas, la mujer pensó telegráficamente que su marido la mataría.

Sigue leyendo