Archivo de la etiqueta: bayamo

Develan escultura de Juan Formell en Museo de Cera de Bayamo

Por Jorge Rivas

Juan-Formell-La-Habana-Los-Van-Van-Museo-de-Cera-de-BayamoUna escultura del célebre músico, bajista, compositor y arreglista Juan Formell (La Habana, 1942- 2014), fundador y director de la popular orquesta Los Van Van, fue develada recientemente en el Museo de Cera de Bayamo.

La figura, elaborada a tamaño natural con la técnica del modelado en cera policromada por la familia Barrios, muestra al relevante músico parado frente al micrófono, con la mano extendida como si cantara al público.

El maestro de varias generaciones de artistas viste un traje rojo, pantalón de mezclilla y zapatos deportivos, prendas que le pertenecieron y fueron aportadas al Museo por su viuda Yaimara González, quien donó a la institución artículos personales pertenecientes al querido músico, los cuales fueron recibidos por su directora Ismary López.

Sigue leyendo

Anuncios

Los cubanos, el Día de la Cultura Nacional y un canto a la libertad

Por Wilkie Delgado Correa

Símbolos patrios: la bandera, el himno y el escudo. Debajo: la mariposa, flor nacional; el tocororo, ave nacional, y la palma real, árbol nacional.

Símbolos patrios: la bandera, el himno y el escudo. Debajo: la mariposa, flor nacional; el tocororo, ave nacional, y la palma real, árbol nacional.

Los cubanos y Cuba han debido soportar los más despreciables epítetos de sus inveterados enemigos, grandes y pequeños. Enemigos colosales, a lo largo de su historia, jamás le perdonaron ni le han perdonado el espíritu rebelde ni el gesto digno de este pueblo. En la defensa de sus sueños, de sus aspiraciones legítimas, de sus derechos inalienables, los mejores de sus hijos han sabido sacrificar riquezas, familias, vidas y han soportado todos los rigores y sacrificios que las circunstancias y los enemigos le han impuesto. Y como parte de esas reservas inagotables de resistencia heroica ha estado, salvadora, su cultura nacional, forjada a lo largo de siglos y nutrida por una pléyade inmensa de hombres ilustres y del pueblo grandioso que la ha sustentado.

Es significativo, paradigmático y simbólico que el Día de la Cultura Nacional esté ligada al instante supremo en que se entonara, por la población insurrecta de Bayamo, el 20 de octubre de 1868, el himno la Bayamesa, devenido más tarde en Himno Nacional.

La historia recoge los hechos de esta forma esencial. El día 18 de octubre, la columna libertadora que había iniciado la revolución por la independencia el 10 de octubre de 1868, liderada por Carlos Manuel de Céspedes, llegó a Bayamo, y le puso sitio. Las tropas fueron penetrando en la ciudad. El pueblo bayamés fue saliendo con vítores al encuentro de las tropas que sitiaban y avanzaban hacia la ciudad. Con la entrada en las callejuelas de la ciudad, se rompieron los primeros fuegos.

Dentro de la ciudad, los militares españoles continuaban su resistencia refugiados en el cuartel. Las tropas cubanas, en su mayor parte a caballo, recorrían las calles y plazas agitando la rendición.

Las bayamesas, hijas de aquel heroico pueblo, adornaban las puertas y ventanas. Aplaudían y vitoreaban a familiares y amigos incorporados a las tropas revolucionarias. Algunas colocaban flores en los ojales de los hombres. Fue en aquel ambiente de fiesta y de combate que Pedro Figueredo, conocido por todos como Perucho, cantó por primera vez, el 20 de octubre, su himno La Bayamesa, que pasaría, muchos años después, a ser el Himno Nacional de la República que estaba surgiendo al fragor de aquella batalla.

Como diría más tarde José Martí, en 1892, “para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares, para que corran de pena y amor las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez, para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra Patria, se alzó el coro dormido en el pecho de los hombres”.

Sigue leyendo

El Museo cubano de Cera

Escrito por AIN/Fotos: Armando Ernesto Contreras

Convertido en uno de los más modernos símbolos de la ciudad, el Museo de Cera, único de su tipo en Cuba, está celebrando la primera década, tras haber recibido medio millón de visitantes.

Museo de Cera de Bayamo

Museo de Cera de Bayamo

Escultura de José Martí, Apóstol de la independencia cubana

Escultura de José Martí, Apóstol de la independencia cubana

Escultura de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria Cubana, con su anillo de masón

Escultura de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria Cubana, con su anillo de masón

Escultura de Faustino Oramas Osorio (El Guayabero)

Escultura de Faustino Oramas Osorio (El Guayabero)

Escultura del pianista y compositor Ignacio Jacinto Villa Fernández (Bola de Nieve)

Escultura del pianista y compositor Ignacio Jacinto Villa Fernández (Bola de Nieve)

Ismary López, directora de la institución, explicó a la Agencia Nacional de Noticias que es permanente en el lugar el flujo de personas de todo el país, y el turismo internacional siempre incluye un recorrido por el recinto.

Significó que mantenerse en los primeros 10 años entre las opciones preferidas del público local y foráneo ha sido el principal logro del sitio, ubicado a más de 700 kilómetros de la capital del país.

Ello no es fruto de la casualidad, explicó, sino de un arduo trabajo comunitario desplegado por el colectivo del lugar para fortalecer el vínculo con la comunidad, que incluye intercambios socioculturales en barrios y espacios fijos diseñados para los diferentes gustos y edades.

Vilma Leyva, una de las fundadoras de la institución, resaltó que el museo se ratifica como sitio donde perviven historia y cultura, para atrapar al visitante entre imágenes fascinantes perfiladas con destreza humana.

Sigue leyendo

Se cumplen 140 años de la música del Himno de Cuba

Cuba celebra el aniversario 140 del estreno de la música del Himno Nacional, ocurrido en la ciudad de Bayamo, el 11 de junio de 1868.

himno

El acontecimiento, que formó parte de la conspiración previa al estallido de la primera guerra anticolonial en el país, también marcó el nacimiento de la Banda Municipal de Conciertos de Bayamo, la más vieja de la Isla. La música del futuro Himno Nacional la escribió, en agosto de 1867, el poeta y líder independentista Perucho Figueredo, y al año siguiente el maestro Manuel Muñoz la orquestó y la estrenó en una ceremonia religiosa, en la iglesia del Santísimo Salvador. En aquella arriesgada acción patriótica, Muñoz incluyó variaciones con un violín, para enmascarar el acento guerrero de la marcha titulada La Bayamesa.