Archivo de la etiqueta: carga contaminante

Contaminar se conjuga en masculino

Por Julio Godoy

Los hombres contaminan más el ambiente que las  mujeresLa desigualdad de género en detrimento de la mujer es bien conocida y documentada. Pero lo que no se sabe tanto es que también el comportamiento masculino es el mayor responsable de la emisión de gases invernadero, que causan el recalentamiento del planeta.

A esa conclusión llegaron dos estudios independientes desarrollados por científicos europeos por separado, basados ambos en datos estadísticos sobre el consumo y las actividades cotidianas de hombres y mujeres en países industrializados.

Frédéric Chomé, consultor francés en cuestiones ambientales y de desarrollo sostenible, afirmó que una mujer francesa típica provoca la emisión de 32,3 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) por día en promedio, mientras que un hombre en el mismo período es responsable de 39,3 kilogramos.

«Las estimaciones tienen como base un estudio de las actividades humanas dividido por género, realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos de Francia», explicó Chomé a Tierramérica.

«Aunque nuestro método de cálculo es aún muy aproximativo, creo que el resultado es un buen indicador de las diferencias de contaminación ambiental derivadas de los distintos comportamientos entre hombres y mujeres», añadió el autor del estudio titulado «24 heures chrono: votre bilan carbone» (24 horas exactas: Su cuenta personal de carbono).

A conclusiones similares arribaron la sueca Annika Carlsson-Kanyama y la finlandesa Riita Räty en una investigación sobre los comportamientos de hombres y mujeres en 10 actividades cotidianas en Alemania, Grecia, Noruega y Suecia.

«Los hombres consumen más carne y bebidas procesadas que las mujeres, además de utilizar más frecuentemente el automóvil y conducir distancias más largas. Eso hace que sumen mayor cantidad de emisiones de CO2«, indica el estudio «Comparing Energy Use by Gender, Age and Income in Some European Countries» (Comparación del uso de energía por género, edad e ingresos en algunos países europeos).

Sigue leyendo