Archivo de la etiqueta: diamantes

Descubren en Angola diamante de 63 quilates

Luanda, 23 abr (PL).— Un único diamante con 63,05 quilates y considerado de calidad excepcional fue descubierto en la nueva mina diamantífera de aluvión de la zona de Lulo, provincia angoleña de Lunda Norte, se conoció hoy aquí.

descargaUna nota de la empresa multinacional australiana Lucapa Diamond asegura que se trata de una piedra preciosa que, además de la dimensión, resulta también de la categoría más rara del mundo, denominada «IIa».

Señala que es el mayor diamante descubierto desde que Lucapa y sus socios iniciaron en enero pasado la producción comercial en Lulo, a 850 kilómetros al este de Luanda.

Para la compañía, el hallazgo muestra el potencial para importantes descubrimientos de ese tipo de gran mineral.

Según datos del Ministerio de Finanzas, cada quilate de diamante angoleño fue vendido en el 2014, en términos medios, a 146,84 dólares.

Después del petróleo, los diamantes son el principal recurso de exportación de Angola, país que se ubica entre los cinco principales productores mundiales.

Angola asumió en enero pasado la presidencia rotativa del llamado Proceso Kimberley, certificación creada en el 2002 (entró en vigor un año después) con apoyo de las Naciones Unidas para impedir que el comercio internacional de la piedra preciosa en bruto financie guerras, conocidos por «diamantes de sangre».

¿A qué huele el suelo después de la lluvia?

Compartimos con los lectores estas preguntas y respuestas que ofrece la revista BBC Focus.

¿A qué huele el suelo después de la lluvia?

Ese olor es llamado petricor —del griego petros, piedra, e Ikhôr, componente etéreo; mitológicamente, la esencia que corre por las venas de los dioses—. También se le conoce como geosmina, que en griego sería «aroma de la tierra».

Es causado por el químico dimetil-9-decalol, una sustancia que se encuentra en la capa de esporas de ciertas especies de bacterias actinomycetes y streptomyces.

Estas bacterias son omnipresentes en la tierra en todo el mundo y en condiciones húmedas forman filamentos.

Cuando el suelo se seca, producen esporas, y la próxima vez que llueve, las esporas salen volando por los aires lo suficientemente alto como para que las podamos respirar.

Aquellas esporas que no respiramos, vuelven a caer en la tierra húmeda y forman filamentos.
Sigue leyendo

Senel Paz: Aspiro a tener lectores, no compradores

Por Pedro de la Hoz

senelEn el cielo con diamantes, la más reciente novela de Senel Paz, David y Arnaldo, a veces quijotescos y otras, lezamianos, nos descubren sus vidas más todo lo que acontece en aquellos años 60, contradictorios y utópicos, pero felices.

 

Uno escribe fundamentalmente para el lector de su país, al menos en mi caso, dice Senel Paz. Su novela más reciente, En el cielo con diamantes, publicada ya en España, Italia y otros países, acaba de llegar a manos del lector cubano con el sello de la Editorial Oriente, de Santiago de Cuba.

 

obra de senel paz

Posiblemente Senel, un cabaiguanense de rostro aún adolescente a los cincuenta y tantos, sea el escritor más tímido y modesto de mi generación. A buena distancia de su persona pone la vanidad que pudiera acompañarle por haber atraído tempranamente a críticos y lectores, con sus relatos de El niño aquel (1980) y la novela Un rey en el jardín (1983), ser el autor del cuento El lobo, el bosque y el hombre nuevo (Premio Juan Rulfo 1990) y guionista de la célebre película Fresa y chocolate.

 

—El pasado año vio la luz En el cielo con diamantes, una narración largamente esperada. Le pregunto cómo considera la cogida en España, Italia y otros países.

—No dispongo de los datos de ventas porque no pregunto por ellos, pero creo que en España se ha recibido discretamente, y en Italia mejor. Un nuevo título, en cualquiera de estos países o en América Latina, es una gota en un mar inmenso y se necesita suerte y tiempo. Tampoco yo contemplo mi carrera en términos de éxito, y mucho menos de éxito reflejado por ventas. En el extranjero soy un autor nuevo porque a mí la gente me conoce fundamentalmente por el cine y en este el escritor pasa inadvertido, el espectador común no se interesa en su nombre, y a mí me gusta que sea así. Aspiro a tener lectores, no compradores. La novela aparecerá este año en varios sitios, como Francia, Alemania y Brasil, donde ya están listas las traducciones, e incluso en lugares menos habituales como Serbia o Corea del Sur.

 

En Cuba, aunque llevo mucho tiempo sin publicar y hay una generación de lectores que no me ha leído —puntualiza—, sí creo que permanece un recuerdo de mis textos anteriores y un conocimiento de la relación de mis personajes del cine y la literatura, y pienso que esto potenciará un interés en la nueva novela sin tener que hacer demasiada publicidad.


Sigue leyendo