Archivo de la etiqueta: disfluencia

La tartamudez tiene cura en la infancia

Por Marcela Valente

tartamudezBUENOS AIRES, (IPS).— La sensibilidad del actor británico Colin Firth para expresar la voluntad de superación de un tartamudo en la película «El discurso del rey» («The King’s Speech») pudo más que cualquier campaña en Argentina para promover la idea de que la vida de miles de niños puede cambiar.

Desde el estreno del filme —que se alzó el domingo 27 con los premios Oscar a mejor película, mejor actor, mejor director y mejor guión original—, consultorios de fonoaudiología y clínicas especializadas en este trastorno del habla explotaron de consultas de adultos, pero sobre todo de niños acompañados de sus padres.

«A raíz de la película explicamos en televisión y en radio los tratamientos que existen para lograr la cura en casi todos los niños y hubo una explosión de llamadas», dijo a IPS la fonoaudióloga Julieta Castro, de la Asociación Argentina de Tartamudez.

Según Castro, consultaron sobre todo padres preocupados porque los pediatras les recomiendan esperar, lo opuesto a lo que aconsejan los fonoaudiólogos especializados en este trastorno, conocido como disfluencia.

La película, que relata los esfuerzos del rey británico Jorge VI por superar su tartamudez, representó «una oportunidad para hablar del tema, para desmitificar, para que deje de ser un síntoma vergonzante, para que se entienda que el tartamudo no es tonto, sino que es una persona que sufre por su trastorno», dijo.

El filme resultó un inesperado impulso a la difusión del Congreso Mundial de Tartamudez que se realizará en mayo en Buenos Aires con la participación de expertos y personas con el trastorno pertenecientes a los cinco continentes.

La fonoaudióloga Claudia Díaz, coordinadora del área de capacitación de la Asociación, remarcó que «si hay una intervención temprana, es decir, antes de los cinco años y medio, el síntoma desaparece».

Pero los pediatras a menudo «no están informados y lo minimizan», dijo. Los tratamientos son muy nuevos, los fonoaudiólogos especializados son pocos y formados en el extranjero, como Díaz, que estudió con una beca en Australia.

«Los países desarrollados hace 40 años que trabajan en brindar información sobre este trastorno y en derribar mitos. En Australia, Canadá y Estados Unidos es donde más se avanzó, pero nosotros empezamos hace muy poco», explicó.

El trabajo de los escasos fonoaudiólogos con esta especialidad es «de hormiga», como lo describe Díaz. Hablan con los pediatras de cada niño que les llega a la consulta para que sepan que no hay que demorar la derivación.

Sigue leyendo