Archivo de la etiqueta: dulce

Ana María Matute: «Soy feliz, enormemente feliz»

Ana María Matute, Premio Cervantes 2010

«Soy feliz, enormemente feliz». Con esas palabras resumió esta tarde Ana María Matute lo que significa para ella el Premio Cervantes, obtenido hoy, a sus 85 años, después de mucho tiempo siendo candidata al galardón más importante de las letras en español.

Sabía que en esta ocasión sonaba como favorita. Y la excitación le pasó factura. «Esta noche no he dormido. Tenía unos nervios que me moría», dijo en una rueda de prensa ofrecida en Barcelona. Y cuando la ministra de Cultura,  Ángeles González-Sinde, la llamó por la mañana para comunicarle el fallo, ella no se lo creía.

Matute reiteró hoy lo que ha dicho muchas veces: «Uno no escribe para ganar premios». Pero ella atesora muchos e importantes, como el Nacional de las Letras, el Nacional de Literatura, el Premio Nadal y el Planeta. Y desde hoy el Cervantes.

Es la tercera mujer que lo recibe, después de la pensadora española María Zambrano (1988) y la poeta cubana Dulce María Loynaz (1992). Y pese a esta infrarrepresentación, ella piensa que «el machismo está quedando ya un poco lejos», según dijo al recordar que hace pocos días su amiga la escritora Soledad Puértolas pasó a sentarse, como ella misma desde 1998, en la Real Academia Española.

El galardón está dotado con 125 000 euros y fue creado en 1975 por el Ministerio de Cultura para reconocer la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico.

La composición del jurado del premio Cervantes, de once miembros, se mantiene siempre en secreto hasta el día que se emite el fallo, pero al menos se sabe que forman parte de él los dos últimos ganadores, en este caso sería Juan Marsé y José Emilio Pacheco, aunque este último no estará en Madrid, por problemas de salud.

(Fuente: EFE y CubaSi)

Por siempre Dulce María Loynaz

Dulce María LoynazDulce María Loynaz, célebre poetisa cubana, nació el 10 de diciembre de 1902 en La Habana, y falleció en 1997.

Después de Doctorarse en Leyes, colaboró con las más prestigiosas publicaciones de Cuba, y viajó muchas veces por Europa, Asia y América.

Su poesía expresa la feminidad con ciertas pinceladas impresionistas y un toque íntimo como el de pocas poetisas caribeñas.

En 1986 recibió el Premio Nacional de Literatura de su país, en 1991 el Premio de la Crítica  y en 1992 el Premio Cervantes,  y desde entonces fue directora de la Academia Cubana de la Lengua.

Les ofrecemos algunos poemas de su autoría, cuya lectura les permitirá apreciar sus grandes dotes literarias.

QUIÉREME ENTERA…

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡quiéreme toda… o no me quieras!

 Sigue leyendo 

Valoraciones sobre Dulce María Loynaz

Con motivo de cumplirse este 10 de diciembre un aniversario más del nacimiento de Dulce Maria Loynaz, la recordamos a través de las opiniones sobre su obra literaria emitidas por varias personalidades de las letras.

Eugenio Florit
«Autenticidad expresiva, sentido humanista, esencias nacionales, son categorías firmemente vinculadas a una obra que, por objetividad y fuerza de sus valores, está llamada a crecer inexorablemente en su irradiación presente y futura.»

Fina García-Marruz
«Lo que resulta también de todo punto interesante es la personalidad física de Dulce María Loynaz; ese aspecto suyo como cervatilla asustada que siempre le he advertido. Ojos pequeñitos y fijos, que preguntan y que al propio tiempo ya conocen todo lo que no se atreven a preguntar; un aire de otro mundo, como de inquietud de verse aquí, vestida con trajes y sombreros y zapatos, ella, que acaso no tiene ni espacio ni tiempo.»

Cintio Vitier
«La cubanía de la autora de Jardín no se acerca menos al azul que a su diálogo con el verde, tiene el «mucho azul y mucho verde» de nuestro Milanés, los dos muy transparentes. Dulce María es todas estas cosas: ella y su ámbito, natural y espiritual, Dulce María y la llegada de Juan Ramón a La Habana en el 36, Dulce María y su conocimiento directo de Lorca o la gentil hospitalidad que dio en su casa a Gabriela Mistral. Aunque en verdad —y aun mucho antes del triunfo de la Revolución— siempre fue una figura distante, distante de su propio entorno, de las mismas fiestas que a partir de su matrimonio se daban en su casa. Dulce María estuvo presente en todo gran momento de nuestra cultura en estos encuentros con los grandes poetas que nos trajo la guerra civil española, lo que nos mueve a indagar por lo distante de su propia sonrisa, difícil sonrisa, que, de descifrarse, nos daría quizás el secreto de su poesía, que, como el de todo misterio verdadero, no reside en lo que oculta sino en lo que revela.»

««Juegos de agua», de Dulce María, y «Entre los lirios» de Enrique Loynaz, son las más altas muestras de nuestro impresionismo poético.»

Sigue leyendo

Dulce María Loynaz, primera mujer latinoamericana con Premio Cervantes

Por Juan Carlos Domínguez Taño

dulce maría loynazApasionada fue la vida Dulce María Loynaz, una cubana excepcional que hace hoy —se refiere al pasado 4 de noviembre— 16 años recibió el Premio Miguel de Cervantes y Saavedra que otorga la Real Academia de la Lengua Española. Su voz cantó a la vida y al amor, su nombre es todo música y poesía. Su recuerdo queda en los que la conocimos en sus versos como una musa suave y enérgica a la vez.

La hija primogénita de Enrique Loynaz del Castillo y de Doña María de las Mercedes Muñoz Sañudo, despertó un amor desmedido por la poesía. Fue precisamente de la pluma de su padre de donde brotó la letra del Himno Invasor.

En 1938 vieron la luz los primeros versos de Dulce María, se iniciaba así una carrera brillante, paradójicamente marcada por la soledad y el reconocimiento de la elite intelectual de la época.

La lírica original de vanguardia y el aislamiento emocional de su composición poética conforman un universo de armónica belleza.

Sigue leyendo

Dan a conocer ganadores del Premio de la Crítica Literaria

Los 10 libros ganadores del Premio Anual de la Crítica Literaria 2007, galardón que otorga el Centro Dulce María Loynaz a obras de literatura y arte, fueron dados a conocer en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Pablo en la luna con las musarañas, de Denia García Ronda, y Un gato siberian husky, de Josefina de Diego García Marruz, publicados por la editorial Gente Nueva, fueron dos de los textos merecedores del reconocimiento dado a autores cubanos vivos publicados por casas editoriales del país, que circularon en la red nacional de librerías.

Obtuvieron, asimismo, el favor del jurado Variaciones para ágrafos, de Ernesto Pérez Chang; La burbuja, de Gleyvis Coro Montante; Djuna y Daniel, de Ena Lucía Portela; El palacio del pavo real: el viaje mítico, de Margarita Mateo, y El ojo de Alejo, de Graziella Pogolotti; todos bajo el sello Ediciones Unión.

El comité de evaluación, presidido por Mirta Yáñez e integrado por escritores como Pedro de Oraá, Norberto Codina y Leonardo Sarría, decidió premiar, además, los títulos Cuba colonial. Música, compositores e intérpretes (1570-1902), de Zoila Lapique Becali, por ediciones Boloña; y Ofelias, de Aida Bahr, y Otra mirada a La Peregrina, de Roberto Méndez, a cargo de Letras Cubanas.

Las 10 obras galardonadas fueron seleccionadas entre 19 finalistas, resultado del análisis de 138 títulos, publicados en el 2007 y nominados por los editores para el concurso.

El acto oficial de otorgamiento del Premio Anual de la Crítica Literaria 2007 a los autores y a las editoriales que publicaron sus libros se realizará el 29 de octubre, en el Palacio del Segundo Cabo, como parte de las actividades por la Jornada de la Cultura Cubana.

Entre los merecedores de ese Premio en el 2006, figuran Calzar el coturno americano, de Elina Miranda Cancela; Born in Santa Clara, de Sigfredo Ariel; Perro viejo, de Teresa Cárdenas, y Teatro escogido, de Eugenio Hernández Espinosa. (AIN)