Archivo de la etiqueta: envejecimiento

Tai Chi

Por Adán Iglesias

dd4d3c09f0d5ce3adffc748e52eff8ba7f3a2861Mucho se habla y comenta sobre el envejecimiento de la población cubana para los próximos años. La baja natalidad traerá consigo mayor circulación de sillones de ruedas y bastones por nuestras ciudades plagadas de barreras arquitectónicas.

No es en absoluto una burla. Aunque tengo la percepción de que miramos la vejez con distancia, cada vez tenemos la suerte de acercarnos más a ella y entenderla un poco mejor.

Mi padre jubilado y viudo, a pesar de encontrar en el estudio del inglés uno de los mejores entretenimientos, se aburre en la casa.

No bastan los mandados, pues hace años contamos con los servicios de un “mensajero”, que es un vecino contratado para comprar y «torear» los productos que llegan a la bodega y hacerlos llegar a casa.

Ante la disyuntiva, lo embullamos a practicar deportes, y como él siempre tiene un respuesta para todo, nos dijo que si los abdominales que hace encima de la cama nos son suficientes… Ahora se alista para practicar TAI CHI, pues independientemente de los favores saludables, el intercambio con otros ancianos, su socialización, es fundamental.

Ya me imagino yo, dentro de 20 años en lo mismo, o quizás para entonces se inventó otra variante más masiva dada la cantidad de ancianos que poblaremos la isla.

No me imagino tal realidad. Si los cajeros automáticos están tan llenos los días de pago a jubilados, cómo será para entonces.

Mi viejo ha mejorado bastante, ya tiene hasta su uniforme de TAI CHI, pero no pierde la sana costumbre de, al regreso, hacer su recorrido por puestos de comercio y hacer algunos mandados.

(Fuente: CubaAhora)

Los retos de envejecer

Por Lisandra Fariñas Acosta

ancianosUn nuevo desafío ocupa hoy las agendas de los Estados en el mundo. El envejecimiento poblacional es un fenómeno palpable en las sociedades, con sus consecuentes impactos sobre la salud, la familia, la actividad económica y los presupuestos de seguridad y asistencia social.

Cuba, con un 18,3 % de su población mayor de 60 años según estadísticas oficiales publicadas en el Censo de Población y Viviendas del 2012, es uno de los países más envejecidos de América Latina y está previsto sea hacia el 2050 uno de los más envejecidos del mundo. Con 2 millones 41 mil 392 adultos mayores (más de 60 años) en su población, ¿cómo se prepara nuestra sociedad para asumir los retos que implica el envejecimiento?

Sobre este tema Granma dialogó con Alberto Fernández Seco, Jefe del Departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, quien identificó como causas principales de este fenómeno la baja natalidad y el aumento de la esperanza de vida.

«Nuestro país tiene una esperanza de vida de 78,97 años, 76 para los hombres y 80 para las mujeres, aunque es interesante destacar la esperanza de vida de las personas que llegan a los 60 años, que es de 22 años más y la de los que llegan a los 80 años, de unos 8.8 años más», explicó el especialista.

Sigue leyendo

Cuba: un país con un alto grado de envejecimiento

Cuba vive un inexorable proceso de envejecimiento poblacional que abre desafíos para la sociedad de cara al futuro…

Por Raúl Menchaca López

Cuba tiene hoy un 17,9 por ciento de personas de la tercera edad. (Foto: Getty Images)

Como víctima de una silenciosa epidemia, la sociedad cubana envejece a pasos acelerados en un inexorable proceso demográfico cuyas tendencias abren desafíos de cara a los años venideros, cuando disminuirá la fuerza laboral y aumentarán las tensiones sobre el extendido sistema de seguridad social del país.

“Somos un país con un alto grado de envejecimiento en el que muchas cosas se convierten en desafíos”, afirma el doctor Rolando García, representante auxiliar en Cuba del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA por siglas en inglés).

Apoyado en datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), García señala que, al cierre del pasado año, 11 millones 241 mil 161 cubanos vivían en los 106 municipios y 11 provincias de la nación.

“Esa cifra es el resultado de una dinámica de transición demográfica donde disminuye el ritmo de crecimiento de los últimos 15 años, por lo que la población cubana no solo no aumenta, sino que incluso decrece”, asevera.

Como causas de esa disminución, el experto identifica el impacto del aumento de la esperanza de vida, el incumplimiento de la llamada tasa de reemplazo y el saldo migratorio.

Sobre el primer acápite apunta que el país tiene una esperanza de vida de alrededor de 78 años como promedio para ambos sexos, un dato que está a la altura de los países más desarrollados del planeta y que habla muy bien del sistema cubano de salud.

Por otro lado, García explica que cuando se tienen dos nacimientos por mujer se asegura el reemplazo simple de la población, aunque si se tienen tres es un reemplazo ampliado, pero en Cuba esa tasa está por debajo de dos desde hace más de 15 años,

“La capacidad intrínseca de crecimiento está comprometida y si tomamos nacimientos frente a las madres potenciales, habría que tener al menos una hija por mujer para el reemplazo simple, pero la curva históricamente ha estado por debajo de uno, lo que tiene un impacto sobre el aumento de la población”, ahonda el especialista.

El otro componente conocido es el saldo migratorio que tiene una tendencia sostenible hacia la emigración, con impactos coyunturales como en el 1994, que se evidenció al cierre de 2010 cuando hubo más de 38 mil.

“Cuba tiene hoy un 17,9 por ciento de personas de la tercera edad, lo que significa unos dos millones de adultos mayores y el nivel de envejecimiento es lo de los mayores de América Latina, junto a Uruguay y algunas islas del Caribe, que tienen escalas poblacionales pequeñas”, sostiene el demógrafo.

Las estadísticas no mienten y muestran que los adultos mayores cubanos están sobrepasando a los menores de 15 años, e incluso los que arriban a la edad laboral están siendo menos que los que llegan a la edad de jubilación.

Sigue leyendo

Cuba envejece: un problema que no puede esperar

Por Vladia Rubio

Eloísa Miravalles probablemente no sepa que este 1ro. de octubre el mundo celebrará un acontecimiento que le toca bien de cerca: el Día Internacional del Adulto Mayor.

Enfrascada en las cotidianas gestiones para el abastecimiento familiar, en el cuidado del nieto mientras la hija permanece en la empresa, y pasando trabajos mil con las piernas, que cada vez le duelen más, esta vecina de Marianao, recién estrenándose como jubilada, no tiene apenas oportunidad, y tampoco muchos deseos, para reparar en celebraciones.

Sería bien interesante indagar cuántos cubanos están en situación similar a la de Eloísa. Al menos, son cerca de dos millones los que, como ella, rebasan las seis décadas, y cuando se llegue el 2025, uno de cada cuatro pobladores tendrá más de 60 años. ¿De qué modo se ha preparado la sociedad para afrontar el acelerado envejeciendo de sus habitantes?

No se trata de algo que pueda vislumbrarse solo como perspectiva, es ya un hecho tangible, cuyos tintes serán aún más drásticos a medida que los almanaques avancen. Lo cual debe verse unido al también acentuado decrecimiento poblacional -sinónimo de menos nacimientos-, a la emigración, y, por tanto, de menos personas para cuidar a los ancianos.

Aun cuando entre las naciones del  llamado Tercer Mundo Cuba se ubica a la vanguardia en la atención a la tercera edad, sobre todo sustentada en el Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor, la situación actual evidencia que resulta insuficiente lo conseguido. Sobre todo, se enmarca en un círculo rojo la manera en que se alista el país para afrontar su envejecimiento poblacional, que aun siendo alarmante no resulta inesperado.

Dentro de las fortalezas con que cuenta la Isla para la atención a la ancianidad, data de 1984 la inclusión de la especialidad de Gerontología y Geriatría dentro de la capacitación del personal de salud. Doce años más tarde, el renovado Programa de Atención al Adulto Mayor ocupa una de las cuatro prioridades dentro del Sistema Nacional de Salud. También significó un puntal para los cuidados al anciano la inauguración en 1992 del Centro Iberoamericano de la Tercera Edad, con el fin de emprender investigaciones sobre ese sector poblacional y formar gerontogeriatras, hoy centro de referencia nacional para la especialidad.
Sigue leyendo

Explican el aumento de la esperanza de vida en el mundo

longevidadLondres, England, abr. 5 (UPI).— Científicos británicos explican las razones del aumento constante de la esperanza de vida en el mundo.

Según el profesor Tom Kirkwood, del Instituto de Envejecimiento y Salud de la Universidad de Newcastle, «el cuerpo humano está evolucionando para mantenerse y repararse mejor, y en este proceso están participando genes cuyo propósito es retardar los daños que eventualmente conducen a la muerte, lo que significa que no existe un límite máximo impuesto por las realidades del proceso de envejecimiento.»

Al respecto, Jim Oeppen y James Vaupel, investigadores de la Universidad de Newcastle, precisaron que «los mejores hábitos alimenticios, unidos a mejores condiciones de vida, la educación y los progresos en medicina, permiten a médicos y adultos mayores afrontar más eficazmente patologías como diabetes, hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.»

Agregaron que «llevar una vida menos exigente desde el punto de vista físico también ha tenido un impacto directo y positivo sobre la longevidad.»