Archivo de la etiqueta: estudiantes de Medicina

Cuando La Habana fue paralizada por el terror

Por Jorge Wejebe Cobo

fusilamiento-est-medicinaEl 27 de noviembre de 1871, el joven soldado de voluntarios Ramón Santualla, español y analfabeto, se sintió importante por única vez en su vida de recogedor de basura en La Habana, al ser reconocido como héroe por su jefe, cuando fue herido por un grupo de negros que atacaron su escuadra, involucrada en el fusilamiento de los estudiantes de Medicina.

De no ser por un reporte militar de la época, nunca hubiera sido conocido y su nombre quedaría tan sepultado en la historia como la basura que a diario enterraba en el vertedero, cuando se pavoneaba con su uniforme y fusil en la Plaza de Marte, de la capital, rumiando su odio contra los cubanos jóvenes y ricos, quienes les recordaban lo que nunca lograría.

Esa tarde, mientras se reponía de sus heridas, disfrutó de las animadas narraciones de sus compañeros sobre cómo caían fulminados de dos en dos ante el pelotón de fusilamiento, frente a la pared de un edificio militar a la entrada de la bahía habanera, los ocho estudiantes de Medicina, hijos de familias criollas pudientes y falsamente acusados de profanación de la tumba del periodista peninsular Gonzalo de Castañón.

Años después, el propio hijo de Castañón reconoció que las ralladuras del panteón fueron provocadas por el deterioro natural y no por los estudiantes ultimados.

Sigue leyendo

Los estudiantes de Medicina vivirán siempre

Por Teresa Valenzuela García


Fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina en 1871

Estudiantes de Medicina fusiladosLa Habana, Cuba.— Las descargas de fusilería que segaron la vida a los ocho estudiantes de primer año de Medicina retumbaron por mucho tiempo en los oídos de quienes las escucharon; no fueron pocos los testigos del horrendo crimen que repitieron entonces, llenos de indignación durante un tiempo infinito, la palabra asesinos; ¿cómo llamar de otra forma a quienes mataron sin piedad la inocencia de quienes empezaban a vivir?

Alonso Álvarez de la Campa, de 16 años; José de Marcos y Medina, de 20; Ángel Laborde y Perera, de 17; Anacleto Bermúdez, de 20; Juan Pascual Rodríguez, de 21; Carlos  de la Torre y Madrigal, de 20; Eladio González y Toledo, de 20, y Carlos Verdugo y Martínez, de 17 años —quien, por cierto, no se encontraba en La Habana el día del suceso—, fueron acusados falsamente de arañar la tumba del periodista español Gonzalo Castañón el 24 de noviembre, mientras esperaban un turno de clase del Doctor Pablo Valencia.

Con excepción de un alumno peninsular y miembro del cuerpo de sanidad, de apellido Godoy, a quien se le exoneró de culpa, el resto de la clase, 45 en total,  fueron conducidos a la cárcel a las ocho de la noche del sábado 25 de noviembre; se efectuó el Primer Consejo de Guerra que procesó a los estudiantes en un juicio sumarísimo. El fallo no fue aceptado por los voluntarios españoles amotinados frente al edificio de la cárcel, por lo que fueron procesados por segunda vez  y ocho  fueron condenados a muerte.

La ejecución fue realizada a las cuatro y veinte de la tarde del lunes 27 de noviembre de 1871, a solo dos días de la detención de los jóvenes, en la explanada de La Punta, por el piquete de fusilamiento al mando del capitán de voluntarios Ramón López de Ayala.

Sigue leyendo