Archivo de la etiqueta: google

Por qué hay lugares del mundo que no están en los mapas

Por Rachel Nuwer

El hecho de que haya un mapa para cada lugar no significa que estas representaciones sean completas, precisas o fiables.

El hecho de que haya un mapa para cada lugar no significa que estas representaciones sean completas, precisas o fiables.

En 1504 un cartógrafo anónimo, posiblemente italiano, hizo un grabado meticuloso del mundo en dos mitades unidas de un huevo de avestruz.

Este antiguo globo incluía recientes descubrimientos de lejanas tierras como Japón, Brasil y la península arábica. Pero había puntos en blanco, y otros en los que se leía: “Aquí hay dragones”.

Hoy es posible afirmar que no existen territorios desconocidos habitados por dragones.

Aun así, no es del todo cierto decir que el planeta en su totalidad está representado.

Aunque parece haber un mapa para cada lugar, eso no significa que estas representaciones sean completas, precisas o fiables.

Para empezar, todos los mapas son parciales de acuerdo con el punto de vista, subjetivo, de su creador.

“Siempre queremos ponernos a nosotros en el mapa”, afirma Jerry Brotton, profesor de estudios renacentistas de la Universidad Queen Mary de Londres y autor del libro “Una historia del Mundo en 12 mapas”.

Sigue leyendo

Anuncios

Autómatas de la información

Por Ignacio Ramonet*

Google vs CubaDebateIdentificar lo que el público quiere leer con base en los términos ingresados en los motores de búsqueda y alistar grandes cantidades de redactores para producirlo: éste es el principio de las “granjas de contenidos” que se multiplican en internet. Nace así un nuevo periodismo, cuya fórmula es la de “artículos a pedido” que satisfagan las necesidades comerciales de sus clientes y hagan felices a sus lectores.

La búsqueda de rentabilidad lleva a los medios de comunicación a interrogarse más que nunca acerca del tipo de informaciones que le gustaría leer al público. Parten de una constatación: a la mayoría de la gente le interesa verdaderamente menos del 15% de lo que publican los diarios. Habría entonces un problema de oferta, que no se correspondería, o no suficientemente, con la demanda. Se plantean entonces dos preguntas: ¿qué tipo de informaciones brindar?, ¿y cuándo hacerlo exactamente?

Preguntas tan antiguas como los medios masivos, a las que internet podría permitir responder, por primera vez, con la ayuda de algunos nuevos instrumentos. Entre otros, Google Trends, un servicio que ofrece la posibilidad de “conocer la frecuencia con que un término ha sido escrito en el motor de búsqueda de Google, con la posibilidad de conocer esos datos por región y por idioma” (1). Así, es posible saber, en tiempo real, cuáles son los temas de actualidad que más interesan a los internautas en un momento dado.

Partiendo de esta información, Google News puso a punto un servicio gratuito, agregador de informaciones en línea, que presenta, de manera automatizada, artículos extraídos en forma permanente de innumerables fuentes de la red y, en particular, de los demás medios. (…) [Pero] el gran pionero de una fórmula nueva de “artículos a pedido” es el sitio estadounidense Demand Media (www.demandmedia.com) creado en 2006. Según su “Manifiesto”, se ha fijado la “misión” de “satisfacer la demanda mundial de contenidos de valor comercial”. Pero no de cualquier contenido, dado que su muy ambicioso objetivo es “crear contenidos que resuelvan problemas, respondan a los interrogantes, permitan ahorrar dinero, hagan ganar tiempo y hagan feliz a la gente” (2). ¡El medio-felicidad!

Sigue leyendo

“Google se creó una imagen intocable”, afirma investigador francés

GoogleEl gran devorador universal de libros e información empieza a tener algunos problemas con la imagen de pertinencia que cifró su éxito. Google es objeto de una investigación abierta por la Unión Europea para establecer si la empresa que gestiona el buscador manipula los resultados de los datos que aparecen en el buscador. La multinacional de las dos “O” procede de una forma que está lejos de coincidir con la honestidad y la transparencia que forjaron su imagen. Los europeos sospechan desde hace mucho que Google manipula los esquemas de su motor de búsqueda no solo para favorecerse económicamente, sino también para instaurar una situación de monopolio en el mercado.

El gigante de la doble “O” no parece honrar la divisa de la empresa, “No hagas el mal”. Google viene haciendo las cosas muy mal desde hace cierto tiempo. En 2006 preparó una versión autocensurada destinada al mercado chino para ahorrarse una confrontación con Beijing, luego emprendió una poderosa campaña para digitalizar los libros con intenciones no siempre honradas, más tarde apareció espiando las cuentas de los correos y los accesos, internet con su sistema Street View, y por último Google fue denunciado innumerables veces por espiar a los usuarios de internet con el objetivo de establecer un perfil personalizado y adaptar la publicidad según cada persona.

El Departamento de Competencia de la Comisión Europea, a cargo del vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, investiga si hoy Google no está violando las reglas del Tratado de la Unión. El año pasado, el portal británico de comparación de precios, Founden, el portal de compras online Ciao! y el buscador jurídico francés ejustice.fr incriminaron a Google por la manera en que el buscador los relega en los últimos puestos de los resultados de las búsquedas. Ciao!, a su vez, cuestionó a Google por las condiciones artificialmente elevadas que fija en las tarifas publicitarias. En ambos casos, es el corazón menos noble de Google que queda al desnudo. Las autoridades de la Unión Europea enviaron a empresas y organizaciones unas cien preguntas para determinar si la empresa californiana manipula o no los resultados.

Sigue leyendo

Cuba no se sumerge con Google

Por Miguel Ernesto Gómez MasjuánGoogle

Google continúa asombrando al mundo. Sus servicios cada vez se diversifican más y en los laboratorios de Silicon Valley, en California, los investigadores de la poderosa empresa parecen marchar siempre un paso adelante de los competidores.

Si antes el Google Sky maravilló a los usuarios porque les permitió ampliar su conocimiento sobre los planetas y las estrellas; ahora llegó el turno del Google Ocean.

El Ocean forma parte de la quinta versión del muy popular Google Earth y ha despertado un gran interés entre los cibernautas porque ofrece múltiples y novedosas herramientas que acercan al usuario a Marte, le ofrecen visitas en tercera dimensión (3D) a los océanos y, además, resulta posible personalizar aún más la interacción con el Earth.

Ocean incluye 20 capas de contenido con información recopilada por científicos, investigadores y exploradores que han dedicado gran parte de su vida al estudio de los océanos. Con solo un clic —como resalta la publicidad del Earth— cualquiera puede ver la topografía submarina, efectuar búsquedas de puntos de interés, conocer una gran cantidad de datos sobre los mares, como la velocidad del viento, la temperatura y el lugar donde habitan especies en peligro de extinción.
Sigue leyendo

Google añade voz y videoconferencia al correo electrónico Gmail

googleWASHINGTON (AFP).— Gmail, el correo electrónico gratuito de Google, incluye desde el martes la posibilidad de mantener videoconferencias o solamente de hablar (si no se dispone de cámara ‘web’), en una aplicación que da un servicio similar al que ofrece Skype, el popular servicio de telefonía por internet.

Los usuarios de Gmail que dispongan de cámara podrán hablar con otros a través de pantallas de vídeo accesibles desde sus páginas de correo electrónico, instalando extensiones de ‘software’ disponibles en línea en gmail.com/videochat.

Los usuarios sin cámara también pueden usar el servicio que permite entrelazar las conversaciones de voz en los correos o en intercambios instantáneos de mensajes. El servicio de voz y vídeo, similar al ofrecido por Skype (de eBay), vale tanto para los ordenadores con el programa Windows (de Microsoft) como para los Macintosh (de Apple).

Google también modificó su Google Reader, una popular herramienta para establecer fuentes RSS (Really Simple Syndication) desde las páginas favoritas, con el fin de que traduzca automáticamente los contenidos al idioma escogido por el usuario. Las traducciones, que pueden ser a casi 20 idiomas, son efectuadas por máquina a través del programa de traducción de Google.

Google Chrome también bloquea a Cuba

Plantea situarse por encima de las “barreras ideológicas”; no obstante, acata las amplias disposiciones del bloqueo de Estados Unidos sobre la Isla.

 

Por Miguel Ernesto Gómez Masjuán

googleDespués de una enorme campaña publicitaria, el gigante Google lanzó al ciberespacio su tan esperado navegador de código abierto, denominado Chrome. De inmediato comenzaron las descargas gratuitas del nuevo servicio y en poco tiempo alcanzó el 2,2 % del total mundial,  aún muy distante del amplio dominio ejercido por el Internet Explorer de Microsoft durante décadas (65 %) y del Mozilla Firefox (29 %), el más utilizado de los navegadores de software libre, cuyas recientes actualizaciones han logrado elevar el número de usuarios que deciden dejar a un lado el monopolio de Microsoft.

 

El Chrome suscitó muchos titulares y diversos sitios en la red no demoraron en ponderar sus virtudes y también encontraron algunos defectos. Una de sus ventajas más apreciables es su elevada velocidad de carga y su sencilla interfaz. Chrome consume poca memoria y permite abrir más pestañas a la misma vez—detalles muy agradables para los que no contamos con los microprocesadores más modernos. Al igual que otros navegadores, Chrome emplea pestañas; pero a diferencia del Internet Explorer, por ejemplo, el Chrome utiliza en cada pestaña un “proceso independiente”. Esto quiere decir que si fallara una ventana, esta no afectaría a las demás. Sencillamente se cierra y continúa trabajando con las otras. Microsoft de seguro tomó nota. 

 

Además, una rápida revisión por el Chrome permite apreciar que el trabajo con el historial es mucho más fuerte que el de sus rivales, porque se pueden ejecutar búsquedas no solo en las direcciones visitadas, también en el contenido de las páginas.  

 

Un elemento visual novedoso—y que tal vez a simple vista no parece muy útil, aunque lo es— resulta el empleo de colores en la barra de direcciones. En el Chrome esta es conocida como Omnibox y muestra el dominio del sitio en color negro y el resto en gris. Si estuviéramos dentro de una página segura, entonces el http tomaría el color verde.


Sigue leyendo

20 curiosidades sobre Google… que probablemente no conoces

El buscador más famoso del mundo cumplió diez años el pasado 7 de septiembre.

 

google1. Su nombre es fruto de un error del término googol (pronunciado gúgol), que es el nombre que se le da a 10 elevado a 100, en referencia a la gran cantidad de información que querían indexar. Por cierto, la palabreja en cuestión, googol, también tiene su historia. El matemático americano Edward Kasner pidió a su sobrino de 9 años que inventara un número… y ese fue el que se le ocurrió al niño.

2. Su extrema sencillez se debe a que sus fundadores querían que cargara rápido. Luego se dieron cuenta de que a la gente le encantaba pulsar “Enter” y que aparecieran resultados de forma inmediata.

3. En sus inicios mucha gente pensaba que la web no estaba totalmente cargada por lo simple que es (no era lo habitual en aquellos tiempos). Lo solucionaron añadiendo información sobre el Copyright en el pie de página.

4. El botón “Voy a tener suerte” hace perder muchos millones de dólares a Google en publicidad (pues te lleva directamente a una web). Sin embargo, se mantiene porque sus fundadores aseguran que hace al buscador más agradable.

5. Google tiene registradas direcciones parecidas, por si alguien se equivoca al escribirlas, como por ejemplo, gogle.com y gooogle.com


Sigue leyendo

Entre el papel y la red

Por Francisco Rico 

En las dudas, se requiere el discernimiento de una autoridad, la garantía de una firma.

 

No sería ningún disparate opinar que los diccionarios en el formato tradicional de los libros son cosa del pasado.

 

En los días de internet, Google y las Wikipedia, de los e-books y los USB de memoria casi inagotable, ¿vale la pena ir a buscar una determinada información en un volumen en papel? ¿No es más ventajoso teclear una palabra y dejar que los rastreadores de la web hagan su trabajo? Sí y no.

 

El problema de internet, el gran atolladero, consiste en que ahí está todo: bueno, malo o quién sabe, y todo revuelto, todo sin filtrar. Por haber demasiado, es con frecuencia como si no hubiera nada: uno salta de un lado a otro y acaba con la misma perplejidad del comienzo.

 

Para no quedar atrapado en la red, hay que poseer el criterio y el conocimiento firmes, que precisamente es lo que suele faltarnos cuando recurrimos a un instrumento de consulta. Internet es admirable, pero no fiable: es peligroso navegar en un barco sin capitán. En las dudas, se requiere el discernimiento de una autoridad, la garantía de una firma. Pocas, más seguras que María Moliner y Joan Coromines…

 

(Tomado de www.lavanguardia.es) 

Google desafía a Microsoft con su propio navegador de internet

WASHINGTON (AFP).— Google lanza este martes su propio navegador de internet, en un nuevo desafío al dominante Explorer, de Microsoft, y al Firefox, de Mozilla. Se llama Chrome, se podrá descargar gratuitamente y su código será abierto, para que no se pague por usar o adaptar el ‘software’.

google

El lanzamiento del nuevo navegador, diseñado para hacer frente a la nueva generación de aplicaciones ‘web’, dominada por gráficos y multimedia, fue anunciado en un ‘blog’ de Google a última hora del lunes. En principio será lanzado para máquinas que operen con Windows en más de 100 países, con futuras versiones en Mac y Linux.

Google explicó que su flamante Chrome “añadirá valor para los usuarios y, al mismo tiempo, ayudará a hacer funcionar las innovaciones en la red”. “Nos dimos cuenta (…) que debíamos repensar completamente el navegador”, señaló Sundar Pichai, ejecutivo de Google.

Sigue leyendo

Google obtiene el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2008

El buscador contribuye ”al progreso de los pueblos por encima de fronteras ideológicas, económicas, lingüísticas o raciales”, según el jurado

El buscador de internet Google ha sido galardonado en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2008 al que optaban 25 candidaturas procedentes de 12 países.

googleGoogle, cuya candidatura había sido propuesta por el diplomático español José Luis Pardos, que formaba parte del jurado, se ha impuesto en la última ronda de votaciones a la agencia fotográfica Magnum, que ha sido finalista en las tres últimas ediciones del galardón.

El acta del jurado, a la que ha dado lectura su presidente, el catedrático Manuel Olivencia, señala que el buscador creado por Sergey Brin y Larry Page ha hecho posible en apenas una década “una gigantesca revolución cultural y ha propiciado el acceso generalizado al conocimiento”.

Así, Google pone “de forma instantánea y selectiva al alcance de centenares de millones de personas el enorme caudal de información de internet” y contribuye de manera decisiva “al progreso de los pueblos por encima de fronteras ideológicas, económicas, lingüísticas o raciales”.

Sigue leyendo