Archivo de la etiqueta: holocausto

Según un nuevo estudio Ana Frank murió antes de lo que se creía

Anne-FrankUn estudio publicado este martes asegura que la adolescente judía Ana Frank, cuyo diario ha sido leído por millones de personas, falleció al menos un mes antes de la fecha oficial de su deceso.

La investigación “arroja nueva luz sobre los últimos días de Ana Frank y de su hermana Margot”, indicó en un comunicado la Casa de Ana Frank, durante el aniversario del fallecimiento de la famosa adolescente.

“Sus muertes tuvieron lugar en febrero de 1945″, y no en marzo, precisó la institución.

Ana y Margot Frank murieron en el campo de Bergen-Belsen entre el 1 y el 31 de marzo, anotó la Cruz Roja en aquel momento. Las autoridades holandesas retuvieron a continuación la fecha de 31 de marzo.

La familia Frank se había refugiado en 1942 en un anexo secreto de un edificio de la sociedad de su padre Otto, con el fin de escapar de los alemanes.

Sigue leyendo

¿El último miembro de una tripulación?

Por Alina Perera

imagesRevisando entre noticias, una encontrada hace muy poco en el sitio web Cubadebate ha desatado en mí un aluvión de pensamientos: «El último miembro de la tripulación del avión Enola Gay, el bombardero estadounidense que lanzó la primera bomba atómica sobre Japón en 1945, murió en una comunidad de jubilados en Georgia, a los 93 años».

Con pocas líneas, pero con intensidad creciente, la nota informa que el anciano «Theodore “Dutch” Van Kirk fue parte de la tripulación que lanzó la bomba “Little Boy” (Niño Pequeño) sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945».

«La bomba —recuerda la nota— mató instantáneamente a unas 78 000 personas. A fines de 1945, la cantidad de muertos había llegado a 140 000, de una población estimada de 350 000. Tres días después, Estados Unidos lanzó una bomba “Fat Man” (Hombre Gordo) en Nagasaki. Japón se rindió el 15 de agosto de 1945». Y ese fue el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Siempre me he preguntado si quienes aprietan el gatillo del holocausto viven tranquilos. Siempre he querido saber si hombres como el miembro de la tripulación del bombardero estadounidense vivió leve o densamente hasta el último instante. Porque estuve hace una década en el Museo Conmemorativo de la Paz de Hiroshima, y mis ojos no alcanzaban para todo el dolor que allí podía apreciarse.

No olvido la bata hecha jirones de una niña. En mi mente, con total nitidez, persisten las imágenes y maquetas de una ciudad arrasada, literalmente aplanada, y resuenan las palabras de una estudiante adolescente, víctima que no pudo haber sobrevivido mucho tiempo a las radiaciones de la hora cero: «Un resplandor azul me atravesó los ojos…».

Sigue leyendo