Archivo de la etiqueta: juventud

Sin violencia y sin drogas

Reflexiones de FidelAyer analicé el atroz acto de violencia contra la congresista norteamericana Gabrielle Giffords, en el cual 18 personas fueron alcanzadas por las balas; seis murieron y otras 12 fueron heridas, varias de suma gravedad, entre ellas la congresista, con un balazo en la cabeza, dejando al equipo médico sin otra alternativa que tratar de preservarle la vida y evitar en lo posible las secuelas de la criminal acción.

La niña de nueve años que murió había nacido el mismo día que las Torres Gemelas fueron destruidas, y era destacada en su escuela. La madre declaró que había que poner fin a tanto odio.

A mi mente acudió una dolorosa realidad, que seguramente preocuparía a muchos norteamericanos honestos que no hayan sido envenenados por la mentira y el odio. ¿Cuántos de ellos conocen que América Latina es la región del mundo con la mayor desigualdad en la distribución de las riquezas? ¿Cuántos han sido informados de los índices de mortalidad infantil y materna, perspectivas de vida, atención médica, trabajo infantil, educación y pobreza prevalecientes en los demás países del hemisferio?

Me limitaré solo a señalar el índice de violencia a partir del hecho detestable que tuvo lugar ayer en Arizona.

Señalé ya que cada año cientos de miles de emigrantes latinoamericanos y caribeños que perseguidos por el subdesarrollo y la pobreza se trasladan a Estados Unidos son arrestados, muchas veces separados incluso de familiares allegados y devueltos a los países de origen.

El dinero y las mercancías pueden cruzar libremente las fronteras, repito; los seres humanos, no. Las drogas y las armas cruzan en cambio sin cesar en una y otra dirección. Estados Unidos es el mayor consumidor de drogas en el mundo y, a la vez, el mayor suministrador de armas, simbolizadas con la mirilla publicada en el sitio web de Sarah Palin o el M-16 exhibido en los carteles electorales del ex marino Jesse Kelly con el mensaje subliminal de disparar el peine completo.

¿Conoce la opinión pública de Estados Unidos los niveles de violencia en América Latina, asociada a la desigualdad y la pobreza?

¿Por qué no se divulgan los datos pertinentes?

En un artículo del periodista y escritor español Xavier Caño Tamayo, publicado en el sitio web ALAI, se ofrecen datos que los norteamericanos debieran conocer.

Aunque su autor es escéptico acerca de los métodos utilizados hasta hoy para vencer el poder acumulado por los grandes narcotraficantes, su artículo aporta datos de incuestionable valor que trataré de sintetizar en unas pocas líneas.

“…el 27% de muertes violentas del mundo se da en Latinoamérica, aunque su población no llega al 9% del total del planeta. En los últimos 10 años, 1.200.000 personas han muerto violentamente en la región.

“Violentas favelas ocupadas por la policía militar; matanzas en México; desaparecidos forzosos; asesinatos y masacres en Colombia […] La mayor tasa de asesinatos del mundo se da en América Latina.”

“¿Cómo explicar tan terrible realidad?”

Sigue leyendo

Junto a Fidel y Mandela

Décimas de Yoerky Sánchez

Caricatura sobre Festival de los Estudiantes

1-

Con toda la rica historia
de la juventud mundial,
ya hay aires de Festival
en la ciudad de Pretoria.
Queda aún en la memoria
la cita de Venezuela,
y una paloma que vuela
llevando paz, nos escucha:
porque seguimos la lucha
junto a Fidel y Mandela.

2-

Cuba llega a los países
del África, con un beso,
pues significa un regreso
a nuestras propias raíces.
Y hoy los jóvenes, felices
de ese encuentro progresista,
llevan su bandera lista
para seguir y enfrascarse
en que no vuelva a implantarse
otro régimen racista.

3-

Esta edición 17
del Festival se efectúa
cuando el norte continúa
en lo que no le compete.
Ello más nos compromete,
a unirnos contra el imperio
obcecado y nada serio,
pues será la juventud
quien lo entrará al ataúd
y llevará al cementerio.

(Fuente: CubaDebate)

Comienzan sesiones plenarias de la Cumbre Iberoamericana

cumbre iberoamericanaSan Salvador, 30 oct. (PL).— Los problemas de la juventud y la actual crisis financiera mundial serán los principales temas abordados hoy por los jefes de Estado o de Gobierno durante la primera sesión plenaria de la Cumbre Iberoamericana en San Salvador.

Un total de 19 dignatarios asisten a la reunión cimera que se celebra en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones de esta capital.

Aunque el lema de la cumbre es “Juventud y desarrollo”, todos los oradores de la ceremonia de inauguración coincidieron en la necesidad de una pronta solución a los problemas financieros actuales para resolver las dificultades que aquejan a ese sector.

El mundo enfrenta un momento difícil e incierto y para concretar los acuerdos adoptados aquí debemos primero enfrentar la situación creada por la coyuntura económica global, aseguró la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Una crisis prolongada tendrá impactos negativos en los niveles de empleo y los recursos destinados a los objetivos sociales, y por eso su consideración no es ajena a esta cumbre, señaló, por su parte, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

Sigue leyendo

Revelan contradicciones del fenómeno “emo” en Cuba

emoLa Habana (PL).— Las peculiaridades del fenómeno “emo” en Cuba acentúan hoy sus diferencias con los cánones de esa subcultura urbana en otros países.

Un reportaje del diario Juventud Rebelde muestra hoy cómo los seguidores de dicha novedad en Cuba visten los típicos atuendos “emo”, pero sin caer en extremismos depresivos ni suicidas.

Esta tendencia mundial reúne principalmente a adolescentes inadaptados o víctimas de crisis de identidad, inconformes con su entorno social, y propensos a la depresión y la autodestrucción.

Según Juventud Rebelde, en Cuba el fenómeno tiene más de moda que de filosofía, y muchos de los entrevistados rechazan tal etiqueta por su connotación misantrópica.

Por lo general visten ropa muy ajustada, que combinan negros y rosados, usan piercings, cintos de chapas, sudaderas con capucha, ojos delineados y peinados al estilo de los animados japoneses.

Sigue leyendo

Huracán Gustav golpea isla cubana con categoría cuatro

La Habana, 30 ago (PL).— El huracán Gustav golpea ya la costa oriental de la Isla de la Juventud, con vientos de 220 kilómetros por hora que lo elevan a la categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, de cinco.

El doctor José Rubiera, director del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, advirtió que Gustav se intensificará, pues su presión central bajó a 945 hectoPascal y descenderá más.

Rubiera explicó que el séptimo y peor organismo ciclónico de esta temporada tocó la sureña isla por Punta del Este, cuya antena meteorológica fue derribada por los vientos huracanados.

El especialista informó que Gustav avanza con rumbo noroeste, con un ojo de 60 kilómetros de diámetro, que suele causar confusión porque durante su paso se calma el clima.

Asimismo, adelantó que las penetraciones del mar serán intensas en la costa sur de las provincias La Habana y Pinar del Río, con olas de entre tres y cinco metros de altura.

Todo el occidente de Cuba permanece en fase de alarma ciclónica ante la cercanía de Gustav.

Enfrentamiento generacional

Razones históricas —a veces contradictorias— nos mueven a explorar la percepción mutua que se establece entre generaciones distintas que, curiosamente, se nos antojan casi siempre distanciadas. De ahí que no pretendamos impugnar, ni cuestionar, ni imponer, sino hurgar en los hechos, en sucesos, en la participación de jóvenes y adultos en un mismo contexto espacial-temporal.

Al menos en Cuba, ya los africanos traídos a la fuerza por el dominio ibérico guardaban cierto recelo en cuanto al traslado de información a sus descendientes. El destacado investigador cubano Rogelio Martínez Furé, en un análisis acerca del tema, refiere:

“Es proverbial la reserva de los africanos en asuntos religiosos para con sus hijos criollos. Todos los informantes hijos de ‘negros de nación’ se lamentan de no haber aprendido más sobre los cultos de sus antepasados, porque ‘los mayores’ les prohibían participar en ellos, ya que consideraban que ‘los criollos eran poco serios y no respetaban nada.”

Sigue leyendo