Archivo de la etiqueta: nuevas

Añoranza por las cartas

Acaso internet, el correo electrónico y los chats firman la sentencia de muerte de esa correspondencia cálida, manuscrita, de historia plurimilenaria.

Por Mary Luz Borrego

Allá en Yaguajay, mi amiga Carmen Perdomo todavía guarda en un cofre de suprema intimidad aquella esquela que salvó el amor de su vida.

el ocaso de las cartas

La hojita, medio amarillenta, con una caligrafía minúscula y a todas luces perturbada, llegó de La Habana una semana después que él se la enviara, desesperado por el mal trance de la despedida: «Hoy no sale el Sol, sino tu rostro», parafraseó el verso de Silvio que ambos sabían de memoria. Casi 30 años después aún se acarician con una mirada cómplice por aquella reconciliación memorable.

Nada como la calidez de una correspondencia manuscrita. Sin embargo, primero el teléfono y ahora la popularización de las nuevas tecnologías —internet, el correo electrónico, los chats—, empiezan a dejar a un lado la práctica plurimilenaria de escribir cartas de nuestro puño y letra.

Misivas prehistóricas

Algunos autores aseguran que resulta imposible establecer el momento exacto del surgimiento de este medio de comunicación. Otros afirman que existió desde los albores mismos de la escritura.

El italiano Armando Petrucci ofrece una amplia mirada a la historia de la carta desde el mundo clásico hasta nuestros días. Las esquelas más antiguas que se conocen son una decena de ejemplares griegos esgrafiados sobre finas láminas de plomo o fragmentos de cerámica que datan de entre los siglos VI y IV antes de nuestra era.

Pero los anales de la epístola han seguido desde entonces una amplísima parábola signada por notables transformaciones tecnológicas y culturales. Con la revolución informática, los correos electrónicos y SMS o mensajes cortos que se transmiten por teléfonos celulares, no pocos afirman incluso que está condenada a muerte.

Sigue leyendo

Pen drive y USB entran en la Academia

diccionario de la raeLa Real Academia Española ha aprobado en sus últimas sesiones la inclusión en el Diccionario Académico de pen drive y de las siglas USB, y tiene ya consensuadas con las Academias americanas las expresiones chiste verde y poner como una moto, y los adjetivos anticelulítico y monoparental. Las dos primeras novedades han de ser remitidas aún a las Academias hispanoamericanas de la Lengua, para ver si las aceptan o proponen cambios, pero en cualquier caso responden al deseo de estas instituciones de «acercar el Diccionario al mundo actual», como afirma en una entrevista el secretario de la Academia, José Manuel Blecua. 

De cara a 2013, año en que está prevista una nueva edición del Diccionario, coincidiendo con el tricentenario de la RAE, se quiere «renovar las definiciones que se hayan quedado anticuadas» y, al mismo tiempo, «innovar, para procurar incluir las palabras que hoy se usan», siempre que cumplan requisitos como los de figurar «en varias obras». 

Desde que se publicó la XXII edición del DRAE en 2001, las veintidós Academias, cuya misión principal es velar por la unidad del español, han aprobado miles de enmiendas. Muchas de ellas están publicadas en la página electrónica del Diccionario (www.rae.es), que recibe «un promedio de 627 631 visitas diarias», prueba palpable de «la gran utilidad» de esta obra esencial de referencia. 

Sigue leyendo

Tinta ¿electrónica?

tinta electrónicaLa aparición en el mercado de la primera revista que utiliza tinta electrónica ha llamado la atención de curiosos e investigadores.

Imagínese ir por la calle con un papel en la mano que puede enrollar y guardarlo en un bolsillo, pero que contiene decenas de libros, revistas, periódicos, y donde además se actualizan los contenidos de forma inalámbrica cuando usted quiere.

Parece un sueño futurista, y sin embargo ahora está más cercano que nunca, luego de que la semana pasada la revista norteamericana Esquire presentara la primera portada realizada con «tinta electrónica».

Gracias al artificio, la primera página de la publicación incluyó una pantalla electrónica flexible en la que el titular «El siglo XXI comienza ahora», cambia de aspecto con fragmentos e imágenes que se iluminan y apagan.

Algo similar se hizo en la contraportada, con un anuncio publicitario que también se transforma, en un experimento realizado con motivo del aniversario 75 de Esquire, que sin embargo ha dejado bastante decepcionados a los lectores, quienes esperaban algo más.

Sigue leyendo

El lenguaje de los jóvenes

Lingüistas, investigadores, docentes y escritores se reunieron recientemente en el histórico Monasterio de San Millán de la Cogolla, en un seminario sobre «El español de los jóvenes» que fue inaugurado por el director de la Real Academia Española y presidente de la Fundéu BBVA, Víctor García de la Concha.

He aquí un resumen de las conclusiones del encuentro, elaborado por las filólogas Carmen Herrera, María Manjavacas Ramírez y Yolanda Tejado.  

jóvenes

– La lengua española, la tercera más hablada en el mundo, sigue viva y en continuo movimiento, como lo prueba la renovación constante de las jergas y lenguas especializadas, como el lenguaje juvenil.

 

– Las principales variedades lingüísticas que emplean los jóvenes son dos: la jerga propia (o juvenil, que surge entre iguales, en situaciones de comunicación no formales y, sobre todo, orales); y la lengua estándar, que los jóvenes utilizan para comunicarse con quienes no comparten ese lenguaje, fuera de sus ambientes y ámbitos cotidianos. Paradójicamente, si en la lengua estándar estos jóvenes poseen ciertas carencias, fruto de la inexperiencia comunicativa, y en algunos casos de una formación insuficiente, su jerga destaca por ser creativa, original e ingeniosa.

 

– La jerga de los jóvenes es propia de la edad y no de la cultura, porque los hablantes abandonan su lenguaje característico a medida que maduran. La mayor parte de los adultos deja atrás el lenguaje juvenil cuando tienen una vida estable. Un ejemplo muy claro es que los adultos no se plantean hacer un simpa, es decir, irse sin pagar de un restaurante, porque ya tienen dinero para abonar la cuenta.

 

– A pesar de que el origen de la jerga juvenil no está muy definido, existen razones para la creación de ese lenguaje, como el interés de los jóvenes por crear un código diferente al del adulto que marque el límite de edad; elaborar un lenguaje con el que identificarse y la intención de manifestarse de una forma lúdica con la diversión que ello conlleva.

Sigue leyendo

SMS, la nueva literatura epistolar

smsNo es lenguaje de telegrama. Se parece más bien a la vieja taquigrafía. El SMS, Short Message Service, lo incendia todo y se ha convertido en el lenguaje escrito de la nueva generación. Trescientos millones de mensajes mensuales en España, por breves que sean, desbordan todas las muestras de comunicación escrita, incluida la epistolar de tiempos pasados y expresión encanecida.

Por razones de economía, los jóvenes han sustituido en gran parte la palabra hablada por la palabra escrita. Se comunican por SMS porque los mensajes son más baratos que las llamadas telefónicas, porque se pueden enviar en cualquier momento, porque queda constancia de ellos, porque, en la modalidad MMS, Multimedia Messaging Service, pueden ir acompañados de fotografías y vídeos. Desde el mensaje de amor y sexo al de trabajo y cuentas bancarias, una nueva literatura epistolar invade la entera osatura de la vida española. Ignorar el fenómeno sería despreciar la realidad. Las nuevas tecnologías han producido renovadas formas literarias. Está claro que en la inmensa mayoría de los SMS –como en la mayor parte de las cartas, antaño– no hay literatura, no hay expresión de la belleza por medio de la palabra. Pero en no pocos, sí, sobre todo en la savia escondida de los mensajes de amor que condensan sentimientos profundos, expresados a veces en el móvil de forma bellísima, como un verso.


Sigue leyendo

El lenguaje y los SMS

Las nuevas tecnologías han impulsado un distinto ‘uso del lenguaje’, más económico y rápido para los usuarios, que distorsiona términos y frases para reducirlas a su mínima expresión inteligible. Algunos expertos temen que esta moda influya negativamente en el idioma. Para otros, es una enriquecedora novedad, que no traspasará el nivel de comunicación en el que se desarrolla.

 

Mientras un puñado de escogidos científicos analizaba en San Millán el uso del español por los jóvenes, cientos de miles de estos utilizaban su móvil para remitirse millones de mensajes SMS. Su menor preocupación al hacerlo era la corrección en el uso del lenguaje: recurren a acrónimos y abreviaturas, siguen un patrón fonético o ahorran vocales. Sometido a tales torsiones, el idioma puede parecer amenazado, pero si es verdaderamente fuerte decantará aquello que le es útil de aquello que es pasajero y superfluo. Y nunca antes habrá gozado de canales de comunicación de inmediatez y potencia equiparables.

sms

Los mensajes, con sus contenidos casi crípticos, son elocuentes desde un punto de vista económico: sólo en las Navidades de 2007, los españoles intercambiaron unos doscientos millones de SMS, toda una gallina de los huevos de oro para las compañías operadoras. El promedio de envíos entre los adolescentes coreanos es de unos dos mil mensuales por móvil —parece lógico que, metidos en tal frenesí, la ortografía sea la menor de sus preocupaciones—. El márketing se apropia rápidamente de los nuevos códigos: así, una destacada caja llama a sus potenciales clientes jóvenes diciendo: «Si eres joven, eres lkxa»; y parece hábil que emplee esa argucia para caracterizar su oferta juvenil.

Sigue leyendo

«Flipante», «salir del armario» o «sms», nuevas palabras del español

Voces tan actuales como «blog», «chat», «inalámbrico», «SMS», «burka», «pilates» o «flipante», y expresiones como «violencia de género» o «salir del armario», figuran entre las novedades de la tercera edición del «Diccionario de uso del español», de María Moliner, que se presentó hoy en Madrid. Esta edición, publicada simultáneamente por Gredos y Círculo de Lectores, contiene unos 12.000 términos nuevos de un total de 94.000 entradas y, aunque tiene como referencia el español que se habla en España, incorpora también numerosos americanismos. De hecho, los dos tomos del María Moliner se comercializarán en Hispanoamérica.

Cuando María Moliner publicó en 1966 su gran diccionario, tras quince años de trabajo en solitario, la palabra «informática» no existía y «ordenador» era sólo el que ordenaba algo. Estos ejemplos sirven para ilustrar la evolución que ha experimentado en pocas décadas la sociedad y la necesidad que había de actualizar una obra que su autora concibió «como una moderna y eficaz herramienta de trabajo». En 1998, Gredos publicó una segunda edición con 7.700 nuevas entradas, y la que ahora llega a las librerías contiene más de 12.000 novedades que reflejan el lenguaje actual utilizado en campos tan diferentes como el de la técnica, el ocio, la sexualidad, la política, la economía y el deporte.

Así, del ámbito de las nuevas tecnologías llegan al Moliner voces como «blog», «chat», «e-book», «cuenta de correo», «dirección», «dominio», «hipervínculo», «hacker», «intranet», «bajar», «descargar», «inalámbrico», «manos libres», «móvil», «buzón de voz», «SMS» y «rellamada». El «chill out», esa zona de las discotecas donde se puede escuchar música tranquila, o el «jazz latino» figuran entre las novedades musicales, en tanto que «dream team», «enduro», «pilates», «gym-jazz» o «fitness» lo harían entre las deportivas.

Sigue leyendo