Archivo de la etiqueta: paz

Humor: Guerra y paz

Por Falco

Por Falco

(Fuente: dedeté)

Imagen

Humor: Entre escombros

entre escombros

Un mundo en paz es posible

Décimas de Yoerky Sánchez Cuéllar

Caricatura de Pedro Méndez, director del humorístico Melaíto. El relevo

1-
Fidel de nuevo convoca
a la masa estudiantil
con esa fe juvenil
y esa pasión que provoca.
A los jóvenes les toca
ser la fuente, ser la arcilla
y para que la semilla
fructifique un día en flor
deben la paz y el amor
engendrar la maravilla.

2-
¿Por qué pedimos la paz?
No lo hacemos por capricho,
como ya algunos han dicho
de modo espurio y falaz.
No lo hacemos, además,
con ánimos de sapiencia
buscando grandilocuencia,
pedimos paz —desde luego—
porque el hombre pone en juego
su propia supervivencia.

3-
La prensa «libre» confunde,
tergiversa, manipula
y poca gente calcula
que este planeta se hunde.
¿Quién lo salva? ¿Quién difunde
que el mar lo traga completo?
¿Quién le entrega un amuleto?
Solo una voz no cobarde
que más temprano que tarde
lo sacará del aprieto.

4-
Es la voz universal
de los pueblos que batallan,
es la voz de los que hallan
su coraza en la moral,
de los que enfrentan el mal
y respiran aire puro…
la voz del padre maduro
que llora el crimen atroz,
pero también es la voz
de los hijos del futuro.

5-
Es la voz del Comandante,
que abre un sendero, una brecha,
en esa histórica fecha
dedicada al estudiante.
¿Cómo olvidar el instante
de un discurso que fue guía
cuando lleno de osadía
preguntó, con mucho peso:
¿Pudiera nuestro proceso
ser reversible algún día?

6-
Cuba, con mucho optimismo
en cada lugar acciona,
cuando ahora perfecciona
y actualiza el socialismo.
No puede el imperialismo
contra este pueblo invencible
que siempre hará irreversible
una obra ya maestra,
porque defiende y demuestra
que un mundo en paz es posible.

(Fuente: CubaDebate)

Reflexiones de Fidel: Las armas nucleares y la supervivencia del Homo sapiens

En el acto conmemorativo por el 50 aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución expresé el criterio de que: “La Revolución Cubana, en nuestra pequeña e ignorada isla, estaba recién nacida, pero el hecho de venir al mundo, a solo 90 millas del poderoso imperio, se convirtió en algo que ponía a prueba la soberbia de la superpotencia dominante en nuestro hemisferio y en gran parte del mundo”. Prometí hablar de las palabras que pronuncié dos días antes ante la ONU. Advertí que nuestra lucha sería “larga y dura”. Esa tarea, en lo inmediato, debo posponerla. Otro tema, sin embargo, es en este momento más importante.

Nuestro pueblo, que como muchos conocen en el mundo se caracteriza por los altos niveles de conocimientos alcanzados durante cinco décadas, a partir de un país semicolonizado y monoproductor con un considerable nivel de analfabetos, semianalfabetos y bajos niveles de escolaridad general y conocimientos científicos, debía ser informado ampliamente de lo que puede significar para el destino de la especie humana la energía nuclear.

“A mí me parece —dije textualmente el 28 de septiembre— que sería bueno, tal vez, que se conocieran algunas de estas ideas sobre qué es el arma nuclear. Yo he visto algunas imágenes sobre lo que es la masa crítica, lo que significa su empleo como arma: bueno, tomar la energía que mueve al universo para la guerra”. A partir de “3 000 grados prácticamente todos los metales y materiales…” se funden. “¿Qué será a los 10 000 grados? […] Pues bien, a través de la explosión atómica producto de la masa crítica se pueden alcanzar millones de grados de calor…”.

Deseo añadir en esta Reflexión, para tener una idea del poder destructivo de esa energía, lo que escribió Harry S. Truman en su diario, el 25 de julio de 1945, sobre una prueba realizada en el estado de Nuevo México: “Un experimento en el desierto de Nuevo México fue sorprendente, para decirlo de forma moderada. Trece libras del explosivo causaron la desintegración total de una torre de acero de 60 pies de altura, abrieron un cráter de 6 pies de profundidad y 1 200 pies de diámetro, derribaron una torre de acero a media milla de distancia y tiraron al suelo a hombres que se encontraban a 10 000 yardas de distancia. La explosión se vio a más de 200 millas y se escuchó a más de 40”.

En la etapa actual del mundo, cuando alrededor de doscientos países han sido reconocidos como Estados independientes con derecho a participar en la Organización de Naciones Unidas —ridícula ficción jurídica—, la única posibilidad de forjar una esperanza consiste en llevar a las masas, de forma serena y razonada, el hecho real de que todos los habitantes del planeta están corriendo el enorme riesgo.

Sigue leyendo

Reflexiones de Fidel: El invierno nuclear y la paz

Fidel CastroMás de veinte mil armas nucleares están en manos de ocho países: Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China, Israel, India y Pakistán; varios de ellos con profundas diferencias económicas, políticas y religiosas.

El nuevo tratado START, suscrito en Praga en el mes de abril entre las mayores potencias nucleares, no implica más que ilusiones, con relación al problema que amenaza a la humanidad.

La teoría del “invierno nuclear”, desarrollada y llevada al nivel actual por el eminente investigador y profesor de la Universidad de Rutgers, New Jersey, Dr. Alan Robock —científico modesto que gusta de reconocer los méritos de sus compañeros más que los suyos propios—, ha demostrado su veracidad.

Para ellos la única forma de evitar el uso de las armas nucleares es eliminándolas. El pueblo norteamericano, ubicado en lugar privilegiado del planeta, que le permite disfrutar los más altos niveles de vida y riquezas en el mundo a pesar de los increíbles derroches de recursos no renovables, debiera ser el más interesado en la información que le ofrecen los científicos. ¿Cuánto espacio dedican a esa tarea los medios masivos de comunicación?

La teoría del “invierno nuclear” nos ha enseñado —expresa Robock— que: “Si tales armas no existieran, no podrían ser utilizadas. Y en estos momentos no existe un argumento racional para usarlas en lo absoluto. Si no pueden usarse, es necesario destruirlas y así nos protegeríamos de los accidentes, los errores de cálculo o cualquier actitud demencial”.

“… las computadoras que funcionaban con modelos ultramodernos se convirtieron en el único laboratorio de elección, y los acontecimientos históricos —incluidas las ciudades arrasadas por el fuego después de los terremotos y los bombardeos en tiempos de guerra, las columnas de humo de los incendios forestales y las nubes creadas por las erupciones volcánicas— se convirtieron en las piedras de toque de las evaluaciones científicas.”

La proliferación de las armas nucleares —en la que Israel, India y Pakistán se han integrado al club nuclear, y otros países, al parecer, aspiran a ser miembros del mismo—, obligó a Robock y sus compañeros a revisar las primeras investigaciones. Los resultados de estos estudios modernos, como ha sido detallado en una serie de artículos publicados recientemente, fueron sorprendentes.

Respecto a los Estados Unidos y Rusia, si bien cada uno se comprometió, en el mes de abril de 2010 en Praga, a reducir su arsenal nuclear operativo hasta aproximadamente 2000 armas, la única forma real de evitar una catástrofe climática global sería eliminar las armas nucleares.

Sigue leyendo

Dos cuerpos

pareja de amantes

Por Octavio Paz*

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos olas
y la noche es océano.

 

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos piedras
y la noche desierto.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces raíces
en la noche enlazadas.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces navajas
y la noche relámpago.

Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío.

* Nació el 31 de marzo de 1914 en Mixcoac (Distrito Federal de México). Tras una larga enfermedad, falleció en la ciudad de México, el 20 de abril de 1998.

 

Sesiona en México Reunión de la Academia de Ciencias del Mundo

paz y desarrolloMéxico, 10 nov. (PL).— La XIX Reunión de la Academia de Ciencias del Mundo (TWAS, por su sigla en inglés) inicia hoy sus sesiones aquí, jornada que coincide con el Día Mundial de la Ciencia y la Tecnología para la Paz y el Desarrollo.

Los participantes de un total de 53 naciones debatirán acerca del avance de las ciencias en todas sus ramas y darán a conocer el estado actual del desarrollo científico y tecnológico de sus respectivos países.

Como parte del programa del encuentro mundial, los asistentes llevarán a cabo los simposios Ciencia en México, Genes y salud humana, Nuevas directrices en química, entre otros.

En la reunión se homenajeará por los 25 años de su fundación a la TWAS, organización que promueve a través de múltiples programas el desarrollo científico en los países emergentes, en todas las áreas del conocimiento.

A la cita anual que tiene lugar en la Academia Mexicana de las Ciencias asisten más de 300 científicos de 53 países: Argentina, Australia, Brasil, Cuba, Canadá, China, Alemania, Ecuador, Egipto, Francia, entre otros.

Senel Paz: Aspiro a tener lectores, no compradores

Por Pedro de la Hoz

senelEn el cielo con diamantes, la más reciente novela de Senel Paz, David y Arnaldo, a veces quijotescos y otras, lezamianos, nos descubren sus vidas más todo lo que acontece en aquellos años 60, contradictorios y utópicos, pero felices.

 

Uno escribe fundamentalmente para el lector de su país, al menos en mi caso, dice Senel Paz. Su novela más reciente, En el cielo con diamantes, publicada ya en España, Italia y otros países, acaba de llegar a manos del lector cubano con el sello de la Editorial Oriente, de Santiago de Cuba.

 

obra de senel paz

Posiblemente Senel, un cabaiguanense de rostro aún adolescente a los cincuenta y tantos, sea el escritor más tímido y modesto de mi generación. A buena distancia de su persona pone la vanidad que pudiera acompañarle por haber atraído tempranamente a críticos y lectores, con sus relatos de El niño aquel (1980) y la novela Un rey en el jardín (1983), ser el autor del cuento El lobo, el bosque y el hombre nuevo (Premio Juan Rulfo 1990) y guionista de la célebre película Fresa y chocolate.

 

—El pasado año vio la luz En el cielo con diamantes, una narración largamente esperada. Le pregunto cómo considera la cogida en España, Italia y otros países.

—No dispongo de los datos de ventas porque no pregunto por ellos, pero creo que en España se ha recibido discretamente, y en Italia mejor. Un nuevo título, en cualquiera de estos países o en América Latina, es una gota en un mar inmenso y se necesita suerte y tiempo. Tampoco yo contemplo mi carrera en términos de éxito, y mucho menos de éxito reflejado por ventas. En el extranjero soy un autor nuevo porque a mí la gente me conoce fundamentalmente por el cine y en este el escritor pasa inadvertido, el espectador común no se interesa en su nombre, y a mí me gusta que sea así. Aspiro a tener lectores, no compradores. La novela aparecerá este año en varios sitios, como Francia, Alemania y Brasil, donde ya están listas las traducciones, e incluso en lugares menos habituales como Serbia o Corea del Sur.

 

En Cuba, aunque llevo mucho tiempo sin publicar y hay una generación de lectores que no me ha leído —puntualiza—, sí creo que permanece un recuerdo de mis textos anteriores y un conocimiento de la relación de mis personajes del cine y la literatura, y pienso que esto potenciará un interés en la nueva novela sin tener que hacer demasiada publicidad.


Sigue leyendo

“Un Guerra que ama la paz”

El músico dominicano Juan Luis Guerra fue nombrado este lunes “artista de la UNESCO para la Paz”, un título que según esa organización de la ONU reconoce “sus esfuerzos en favor de los niños minusválidos y en situación de emergencia”. 

juan luis guerraAntes de recibir el nombramiento, que se mantiene por dos años, Guerra dijo en una entrevista exclusiva con BBC Mundo que en América Latina “hay muchas puertas abiertas en contra de la paz” y reivindicó la música como un medio para cambiar esa situación. 

A continuación, un resumen del diálogo con el creador de “Ojalá que llueva café” en la sede de la UNESCO, en París. 

¿Por qué ha aceptado este nombramiento? ¿En qué puede hacer la diferencia una estrella de merengue como usted en materia de paz?

De una u otra forma he estado cantando a la paz por mucho tiempo. Como digo en mis escritos, soy un Guerra que ama la paz. Surgió esta importante designación para mí de parte de la UNESCO y la acepté con mucho agrado. A través de las canciones, nosotros los artistas podemos difundir paz en los confines de la tierra. Debería ser una de nuestras metas, ya que la música es un canal tan importante para transmitir todo lo que queramos.

¿De qué manera se podrá medir el éxito de esta misión que usted comienza?

Hay campañas que vamos a realizar a partir del año que viene, hay simposios contra la violencia para la juventud, y creo que si hablamos y damos nuestro testimonio de paz a jóvenes en toda Latinoamérica, podremos tener un gran impacto en ellos.

Sigue leyendo