Archivo de la etiqueta: poesía

La mañana luminosa

Por Jesús Orta Ruiz (el Indio Naborí)

Fidel en Santa Clara

¡Primero de Enero!
Luminosamente surge la mañana.
¡Las sombras se han ido! Fulgura el lucero
de la redimida bandera cubana.
El aire se llena de alegres clamores.
Se cruzan las almas saludos y besos,
y en todas las tumbas de nobles caídos
revientan las flores y cantan los huesos.
Pasa un jubiloso ciclón de banderas
y de brazaletes de azabache y grana.
Mueve el entusiasmo balcones y aceras,
grita desde el marco de cada ventana.
A la luz del día se abren las prisiones
y se abren los brazos: se abre la alegría
como rosa roja en los corazones
de madres enfermas de melancolía:
Jóvenes barbudos, rebeldes diamantes
con trajes olivo bajan de las lomas,
y por su dulzura los héroes triunfantes
parecen armadas y bravas palomas.
Vienen vencedores del hambre, la bala y el frío
por el ojo alerta del campesinado
y el amparo abierto de cada bohío.
Vienen con un triunfo de fusil y arado.
Vienen con sonrisa de hermano y amigo.
Vienen con fragancia de vida rural.
Vienen con las armas que al ciego enemigo
quitó el ideal.
Vienen con el ansia del pueblo encendido.
Vienen con el aire y el amanecer
y, sencillamente, como el que ha cumplido
un simple deber.
Sigue leyendo

Fina García Marruz gana el Premio de Poesía García Lorca

El Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca ha recaído en su octava edición en Fina García Marruz (Cuba, 1923), según el fallo del jurado dado a conocer hoy.

El jurado reunido en Granada (sur de España) ha resaltado el tono “reflexivo, intenso y apasionado en ocasiones” de la poeta cubana, que destaca además por su “contención formal y dominio de la expresión lingüística”.

Al premio, dotado con 50 000 euros (unos 69 000 dólares) y que distingue el conjunto de una obra poética, han concurrido este año 41 candidatos, 33 de ellos procedentes de países latinoamericanos y el resto de España.

(Con información de EFE. Fuente: CubaDebate)

Hexaedro rosa

Rubén Martínez Villena es un escritor cubano nacido el 20 de diciembre de 1899 en Alquízar, La Habana.

Comenzó a escribir sus primeros versos a los 11 años, y ya a los 21 años era un poeta conocido.

A partir del año 1923 comenzó su formación como revolucionario, y fue uno de los participantes en la Protesta de los Trece como parte de un grupo de intelectuales con ideas progresistas que protestaban contra la corrupción del gobierno de turno. Tuvo una intensa actividad política en contra del gobierno de Gerardo Machado.

Murió el 16 de enero de 1934 a causa de la tuberculosis.

Su obra poética tiene un lugar destacado en la literatura cubana de las primeras décadas del siglo XX.

En esta ocasión comparto con los lectores una de sus obras:

HEXAEDRO ROSA

I
¡Te amo¡… A tu lado, o en tu ausencia; en la realidad o en el sueño; en la intimidad del rincón amable o ante el formidable arrullo del mar; en la noche lunada o negra y punteada de estrellas interrogadoras; en el momento maravilloso y tierno del amanecer; en el estupor meridiano del día o en el pensativo crepúsculo de oro… En todos los sitios y a todas las horas te he dicho ya las palabras que creí no iba a pronunciar jamás.

II
Tu amor irrumpió en mi vida como se cuela una ráfaga por una ventana abierta. Todos mis papeles se alborotaron y en un vuelo de espanto se deslizaron bajo los muebles y hacia los rincones. ¿Qué has hecho, revoltosa?… ¿Cómo penetras sin permiso?… No quieras irte. He cerrado cuidadosamente la ventana y no te dejaré hasta que arregles lo que desordenó tu travesura. ¡A ver si recoges aquel recuerdo mío y me traes esas cuartillas de la historia triste y el cuento ese que aún no he terminado, y aquella esperanza que germinaba bajo mi frente cargada hace un instante por estos pensamientos que han quedado aquí a mis pies, truncos y revueltos¡ ¡Qué maremágnum has ocasionado con tu entrada¡ ¡Anda, obedece¡… Y mientras te digo todo esto tú estás ahí, de pie, en el medio de mi alma, con mi más vieja tristeza bajo el tacón de tu zapato, diciendo a mi severidad con una sonrisa divina: —Indudablemente, nada hay más descortés que un rayo de sol…. Y lo peor del caso —¡atrevida¡— es que pareces muy satisfecha de que haya cerrado mi ventana.
Sigue leyendo

Fina García Marruz, Premio Reina Sofía

Fina García MarruzLa escritora cubana Fina García Marruz ganó hoy el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural de Iberoamérica y España.

El galardón, uno de los más importantes y prestigiosos de este género y que este año celebra su vigésima edición, se falló hoy en el Palacio Real de Madrid y está dotado con 42 mil 100 euros (62 mil 300 dólares). García Marruz (La Habana, 1923) se impuso a 56 candidatos.

La galardonada es una de las voces más destacadas de la poesía y la ensayística cubana y es autora de obras como Las miradas perdidas, Viaje a Nicaragua y Créditos de Charlot (Premio de la Crítica 1991).

(Fuente: CubaSí)

Día Mundial de la Poesía

Dulce María LoynazLa UNESCO decidió fijar en el calendario el 21 de marzo, fecha de inicio del equinoccio de primavera, como Día Mundial de la Poesía.

Ofrezco a los lectores algunos poemas de Dulce María Loynaz, nacida en La Habana en 1902 y fallecida en 1997.

Su poesía expresa la feminidad con ciertas pinceladas impresionistas y un toque íntimo como el de pocas poetisas caribeñas.

En 1986 recibió el Premio Nacional de Literatura, en 1991 el Premio de la Crítica y en 1992 el Premio Cervantes.

Quiéreme entera…

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!

si me quieres, no me recortes:
¡quiéreme toda… o no me quieras!

Deseo

Que la vida no vaya más allá de tus brazos.
Que yo pueda caber con mi verso en tus brazos,
que tus brazos me ciñan entera y temblorosa
sin que afuera se queden ni mi sol ni mi sombra.

Sigue leyendo

Décimas de Jesús David Curbelo

Comparto con los lectores del blog estás décimas de Jesús David Curbelo, a quien recuerdo siempre como uno de mis mejores alumnos durante sus estudios de Filología en la Universidad Central de Las Villas.

1

Treintitrés. La edad de Cristo
tengo. Y pena. Una alegría
escasa. La angustia mía
radica en saber que existo.
Aunque roto, no desisto
de un viaje libertador
que limpie tanto esplendor
en busca de una salida:
de la palabra a la vida,
del egoísmo al amor.

2

Salir. Salir. Siempre salgo
de mí para hundirme en otros
y dañar ese nosotros
que finjo cuando no valgo.
Si valgo soy ese algo
soberbio que da el placer:
un cuerpo, un goce, un querer
redimirme a toda prisa
huyendo de la precisa
disciplina del crecer.

3

Nosotros ya no es la treta
de ese Ellos que eran los Otros.
Cuando hoy pronuncio nosotros
estoy pensando en la meta
adonde va la saeta
que anula todo egoísmo:
ese Dios que soy yo mismo,
pues formo parte de un Él
que me invita a serle fiel
dándome Amor por abismo.

Fallece María Elena Walsh: la música de luto en Argentina

María Elena Walsh

Buenos Aires, 10 ene (PL).— La destacada compositora y poeta argentina María Elena Walsh, una de las más importantes figuras de la canción latinoamericana, falleció hoy a los 80 años en la clínica Trinidad, donde permanecía internada desde hace varios días.

Según confirmó un portavoz de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC), su cuerpo será inhumado y reposará en el cementerio de la Chacarita.

Creadora de personajes tan disímiles como Manuelita la Tortuga, la Pájara Pinta o el Brujito de Gulubú, dedicó más de seis décadas de trabajo a los niños con poesías, libros de cuentos y canciones que han sido interpretadas de generación en generación en todo el continente.

Nacida en febrero de 1930, desde muy pequeña comenzó a escribir versos y a los 15 años publicó su primer poema, Elegía, en la revista El Hogar. Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y Doctora Honoris Causa de la Universidad de Córdoba, sus piezas también se oyeron en las voces de figuras como Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat.

«Porque me duele si me quedo, pero me muero si me voy, con todo y a pesar de todo, mi amor yo quiero vivir en vos», escribió una vez en una de sus temas más conocidos.

Con su muerte, la música latinoamericana pierde a una de sus más grandes creadoras. Argentina está de luto.

Boti escribió 102 poemas y 42 cartas para conquistar su amor

Regino Boti, Cachitica y la hija de ambos, Caridad.El bardo cubano Regino E. Boti Barreiro escribió 102 poemas y 42 cartas de amor para conquistar a Caridad León, una joven que se convertiría en su esposa el 11 de marzo de 1922.

Esa singular correspondencia y las mencionadas poesías, inspiradas entre el 15 de marzo de 1920 y el 23 de febrero de 1921, reflejan el lado más humano y menos solemne del autor de Arabescos mentales, al decir de uno de sus descendientes, el máster en Psiquiatría Regino Rodríguez Boti.

“Cachitica” (sobrenombre de Caridad) aún no había cumplido los 20 años, y su pretendiente, nacido el 18 de febrero de 1878, le doblaba la edad, pero esa diferencia no fue óbice para que tuvieran tres hijos y el matrimonio durara 36 años, subraya el nieto de ambos.

Rodríguez Boti precisa que el poeta muere el 5 de agosto de 1958 y su viuda le sobrevive casi tres décadas, hasta su deceso en noviembre de 1987. Pocos meses antes, entregó a su hija Florentina Regis los originales amarillentos de los 102 poemas y 42 cartas de amor con que el padre de esta la enamoró.

El también albacea literario de su renombrado ascendiente ofreció a la AIN fragmentos de esas misivas aún inéditas e incluidas en «La sutil emboscada del amor», un texto listo para su publicación y en espera del interés de alguna editorial.

La parte poética de ese tributo a su amada fue incluida en \”La Copa de Eros\”, manuscrito que nunca vio la luz y que junto a otros miles permanece en el archivo Boti.

Al mediodía del 18 de agosto de 1920, la primera voz lírica de altas resonancias estéticas en el siglo XX cubano escribe a su adorada que “en vano hice por verla ayer; y con esa idea se deslizaron las horas, largas, lentas, aburridas, esperando, también en vano, la tarde”.

“Sus versos, preciosos. Teme usted que no me agraden por apartarse su estilo de lo vulgar, y es eso precisamente lo que admiro en ellos”, responde al día siguiente la destinataria, que para ahogar las cuitas del remitente indaga “si aceptaría con gusto pasar la tarde del domingo en casa”.

(Fuente: CubaDebate. Con información de Pablo Soroa, de la AIN)

Un Ángel se hace leyenda y se convierte en amor

Por Karen Leyva

Este 1ro. de diciembre el poeta Ángel Augier cumpliría cien años.

Ángel AugierCuando aún los poetas se empeñan en buscar y fijar su voz, Ángel Augier prefirió multiplicarla dando la palabra a los muchos seres que podemos ser o representar y no por el mero acto de la transfiguración teatral.

Gracias a esa característica, cuando se inicie diciembre, fecha en la que se conmemora su centenario, estaremos escuchando sus Penúltimas huellas, su Isla en el tacto, el Arbolario, esos andares que le dan a la luz nuevos matices, en voces de escritores que, a la convocatoria de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y la Fundación Nicolás Guillén, han decidido hablar para que el Ángel quede entre nosotros.

El poema político, el romántico, el contemplativo, el coloquial, el de reflexión, los existenciales, no posibilitan al más asiduo amante de las clasificaciones fijar a este ser humano en una sola línea de la creación lírica.

Próximo a su siglo de vida (que lamentablemente no llegó a cumplir) decidió escribir otro poema: ese que lo entrega definidamente a los otros. Solo entonces un escritor puede ser redimensionado, transformado en palabras, en memorias, en textos hurtados a conciencia para enamorar o para conocer aquel espacio que salvó para nosotros.

Al realizar una lectura reposada de su Antología poética, selección en la cual participó y en la que decidió incluir todos los momentos de su obra desde 1928 hasta el 2000, podemos apreciar ese resonar de voces, intenciones, caminos, flachazos que nos iluminan. Como buen conversador, abarcó más de siete décadas de la vida de un país y sus hombres, de un universo, sus dudas y sus contradicciones.

En el poema Aguafuerte de su libro 1 (Erguido en la irrisoria / cúspide de un penco /—que se desborda en panzas laterales / por los serones repletos— / iba el carbonero hacia el pueblo… / pero su voz era otra sombra / sonora/ que alargaba desmesuradamente / el espejo burlesco de los ecos…) hay una mixtura de contemplación, ironía, dolor y asombro que se mantiene a lo largo de su extensa e intensa vida literaria y social, pero que, como decíamos al principio, no es su única manera de reflejar la cotidianidad, aunque ya recoge la fortaleza de su denuncia a la altura del año 1928.

En cualquier dirección que nos movamos, encontraremos al inquieto Augier, con una mirada / distinta hacia todas las cosas, con el deber de cuestionarse y descubrir todas las esencias posibles.

En su Fabulario inconcluso, exactamente 60 años después de haber publicado su primer cuaderno, hay un desmonte del tiempo, la tierra, el pan, el olvido y otra vez el eco que, ahora como refugio cósmico, deja siempre nuestros fragmentos en el aire.

En homenaje a esta figura de nuestras letras que obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1991, una muestra de su lírica estremecedora.

Arte poética

El mar

puede inventar sus olas

y lanzarlas sin tregua

unas tras otras

sobre costas de playas y arrecifes

y hacerlas estallar en clamor y en espuma,

porque cada oleaje brota de lo profundo

de su seno insondable.

Su ser se entrega todo

en el impulso, el ritmo, la música y el salto

de luz y de misterio

de cada ola.

Ángel Augier, del libro Todo el mar en la ola (1989)

(Fuente: Juventud Rebelde)

Poesía necesaria

st1\:*{behavior:url(#ieooui) } Por Víctor Casaus

Antonio Guerrero, su madre y su hijo, durante una visita en Florence.“Faltabas tú, poeta”, le escribió Cintio a Antonio Guerrero en diciembre del año 2001, para celebrar el alegato poético de su destinatario: desde su altura, desde la altura de la dignidad compartida con sus cuatro hermanos. El 26 de marzo del año siguiente, Antonio Guerrero escribe el otro poema que aparece ahora en esta Poesía necesaria del boletín Memoria del Centro Pablo de la Torriente Brau: “Me defiendes como un padre al hijo…”

El boletín Memoria ha querido escoger este diálogo de solidaridad y amor para recordar la palabra generosa de Cintio y para expresar a Antonio y sus hermanos de resistencia nuestra admiración por su valentía y nuestro apoyo en la lucha por su liberación.

El tiempo ha pasado desde la escritura de estos poemas y con él la cuota de injusticia que se impuso a nuestros cinco hermanos en controvertidos procesos judiciales. Los patriotas boricuas lanzaron, hace unos años, esta consigna para continuar la lucha por la excarcelación de los independentistas presos durante décadas en las cárceles norteamericanas: ¡Es hora de traerlos a casa!

Esa hora llegó desde siempre para nosotros en la Isla. Y está llegando para mucha gente de buena voluntad sobre esta tierra. Juntos, exijamos la liberación de nuestros hermanos: ¡Es hora de terminar esa injusticia!

Como escriben Cintio y Fina:

Haber escrito tan poderoso y sostenido canto de amor en tan ominosas e injustas circunstancias, pasará a la historia de la patria como un imborrable triunfo espiritual.

Sólo podemos testimoniarte nuestra asombrada admiración, y agradecerte más allá de las palabras, este regalo incomparable.

Con nuestro abrazo siempre a los cinco,

Víctor Casaus / Centro Pablo

Faltabas tú, poeta

Faltabas tú, poeta. La injusticia
no podía omitirte en su venganza:
ella sabe con lúcida impudicia
lo que el amor a la belleza alcanza.

Mas no le importa. Su misión inicia
creyendo que encadena la esperanza,
que prostituye el verbo a la avaricia,
que entrega a mercaderes la balanza.

Sigue leyendo