Archivo de la etiqueta: poeta

En cualquier otro lugar yo habría sido cualquier otro escritor

Confesiones de Yamil Díaz Gómez, joven autor santaclareño

Por Laidi Fernández de Juan

Yamil Díaz Gómez y Laidi Fernández de Juan, autora de esta entrevistaEl periodista, narrador, poeta y editor Yamil Díaz Gómez (Santa Clara, 1971), ganador de importantes premios literarios, entre los que se destaca el del certamen Fundación de la Ciudad de Santa Clara —lo ha obtenido en cinco ocasiones—, es uno de nuestros más versátiles autores.

Ha publicado los poemarios Apuntes de mambrú, El flautista en la cruz, Soldado desconocido, Fotógrafo en posguerra y La guerra queda lejos; los libros para niños En el buzón del jardín y Lluvia, así como varios volúmenes que forman parte de una pentalogía: Crónicas martianas, Los dioses verdaderos, Ese jardín perdido, Después del huracán, y su libro más reciente, La calle de los oficios, obtuvo el Premio Memoria en el año 2006 —fue convocado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y publicado bajo el sello editorial de esa institución. Yamil es uno de los imprescindibles en el panorama cultural cubano actual y, ciertamente, el anfitrión natural de la poesía santaclareña. Es un placer inmenso que acceda a responder estas preguntas para El Tintero, publicación que se honra con su presencia.

—Tu libro más reciente está integrado por varias entrevistas. ¿Significa que regresas a tu oficio de periodista?

—La verdad es que en 1994 me dieron el título de periodista, pero nunca he creído ni remotamente tener el «oficio de periodista». Soy un escritor que se vale lo mismo de los géneros «literarios» que de los «periodísticos» para intentar hacer literatura.

Sigue leyendo

Evocan aniversario 205 del poeta cubano José María Heredia

José María HerediaMatanzas, Cuba, 30 dic (PL).— Personalidades de la cultura de la occidental provincia cubana de Matanzas evocaron hoy aquí el aniversario 205 del natalicio de José María Heredia, considerado poeta de América y un adelantado de su tiempo.

En el cementerio San Carlos de esta urbe, 100 kilómetros al este de La Habana, se levanta un monumento funerario en honor del bardo, mientras en un panteón familiar están enterradas la madre, viuda, dos hermanas y dos hijas.

Heredia (1803-1839) nació en Santiago de Cuba, pero fue en Matanzas donde alcanzó su madurez poética. Sus obras más representativas son «Oda al Niágara» e «Himno del desterrado».

Laboró en la Atenas de Cuba como abogado en el bufete de un tío y tuvo que huir de la villa por sus actividades contra la corona española.

Vivió en Estados Unidos, Venezuela y México, donde falleció el 7 de mayo de 1839 víctima de tuberculosis.

Heredia fue enterrado en la necrópolis de Santa Paula de la capital mexicana, pero sus restos se extraviaron cuando fueron trasladados cinco años más tarde a la fosa común del camposanto de Tepellac, en la propia ciudad cabecera de esa nación.

Motivos para el amor

guillénNo sé. Lo ignoro. / Desconozco todo el tiempo que anduve
sin encontrarla nuevamente. / ¿Tal vez un siglo? Acaso.
Acaso un poco menos: noventa y nueve años.
¿O un mes? Pudiera ser. En cualquier forma,
un tiempo enorme, enorme, enorme…

Nicolás Cristóbal Guillén Batista, Poeta Nacional de Cuba, nació el 10 de julio de 1902, en Camagüey. Fue uno de los grandes autores de las letras cubanas y una de las figuras más importantes de la lengua española. Después de una larga enfermedad, muere en La Habana el 17 de julio de 1989.

Es el amor uno de los temas trascendentales en la poesía de Nicolás Guillén, unas veces de forma más lírica otras más realista, pero siempre con una amplitud que revela todo el universo romántico de sus versos. Aunque en casi todos los libros del poeta se pueden encontrar composiciones dedicadas o relacionadas de alguna forma al amor, no fue hasta 1964 cuando sale a la luz uno dedicado exclusivamente a esa temática. Eso ocurre cuando el poeta y editor Fayad Jamís publica en el número 6 de Ediciones La Tertulia, el cuaderno Poemas de amor, donde se recogieron 24 textos conocidos e inéditos. En 1975 apareció El corazón con que vivo, edición a la que se sumaron 16 textos más.


Sigue leyendo