Archivo de la etiqueta: primer

Ojalá

Por Eduardo Galeano

¿Obama, primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos, llevará a la práctica el sueñoeduardo galeano de Martin Luther King o la pesadilla de Condoleezza Rice?

¿Obama probará, desde el gobierno, que sus amenazas guerreras contra Irán y Pakistán fueron no más que palabras, proclamadas para seducir oídos difíciles durante la campaña electoral?

Ojalá. Y ojalá no caiga ni por un momento en la tentación de repetir las hazañas de George W. Bush. Al fin y al cabo, Obama tuvo la dignidad de votar contra la guerra de Irak, mientras el Partido Demócrata y el Partido Republicano ovacionaban el anuncio de esa carnicería.

Durante su campaña, la palabra leadership fue la más repetida en los discursos de Obama. Durante su gobierno, ¿continuará creyendo que su país ha sido elegido para salvar el mundo, tóxica idea que comparte con casi todos sus colegas? ¿Seguirá insistiendo en el liderazgo mundial de los Estados Unidos y su mesiánica misión de mando?

Ojalá esta crisis actual, que está sacudiendo los cimientos imperiales, sirva al menos para dar un baño de realismo y de humildad a este gobierno que comienza.

Sigue leyendo

En América se habla el 25 por ciento de las lenguas del mundo

indEn el continente americano se hablan aproximadamente unas mil lenguas indígenas, que corresponden al 25 % de los idiomas de todo el mundo, pero actualmente muchas de ellas sufren de un abandono de sus hablantes e incomprensión y discriminación —en Latinoamérica— por parte de los mestizos.

Tal fue el tema del «Primer Encuentro de Lenguas en Peligro. Ante el quebranto de la diversidad lingüística: el caso de las lenguas indígenas americanas», que se efectuó como parte de las actividades de la XX edición de la Feria del Libro de Antropología e Historia (FLAH), en el Auditorio Jaime Torres Bodet, del Museo Nacional de Antropología.

En el foro se dieron cita especialistas en la materia —antropólogos, etnólogos, escritores y lingüistas— para debatir el estado actual de las lenguas originarias y los procesos de transmisión y reivindicación que atraviesan en este 2008, denominado el Año Internacional de las Lenguas.

Investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sonora, José Luis Moctezuma Zamarrón, presentó la ponencia «Mitos y realidades de las lenguas minorizadas de México. Un modelo agotado», en la cual desarrolló algunos de los prejuicios que se tienen hacia los idiomas —como él denominó— minorizados.

«El concepto de lengua minorizada permite reconocer la relación asimétrica que se establece entre las lenguas en conflicto —independientemente del número de hablantes— y el español, lengua dominante en México, que ubica a las lenguas indígenas en un nivel inferior por los estigmas que han sido objeto a lo largo de la historia de este país», adujo.

Sigue leyendo

El primer juego oficial de béisbol en Cuba

Mucho se comenta sobre el primer juego de béisbol que tuvo lugar en Cuba luego de su iniciación en nuestro país procedente de los Estados Unidos. Se conoce que en La Habana fue introducido por Esteban Mister Bellán y otros jóvenes que realizaban estudios en Norteamérica en la década de 1860, y en Matanzas por un barco norteamericano atracado en el puerto.

Existen muchas versiones al respecto, pero si hay algo que no deja lugar a dudas es que para la realización del primer partido los jugadores debían prepararse, y estos comienzan a conocer los secretos del bate y la pelota por los años arriba mencionados, tanto en la barriada capitalina del Vedado como en la zona yumurina aledaña al Palmar de Junco.

También es un hecho que a las autoridades coloniales españolas no les agradaba mucho que los criollos prefirieran este juego a cualquier otro venido de la madre patria, hasta el punto de que el Capitán General y Gobernador de Cuba dicta un decreto el primero de octubre de 1869 mediante el cual se suprime oficialmente la práctica del béisbol en la Isla.

Las razones expuestas en el bando se refieren a que se trata de un juego antiespañol, de tendencia insurreccional y contrario al idioma, lo cual propicia el desamor a la península. Y no dejaban de ser ciertas las amenazadoras frases del representante español en tierras ajenas e irrefutable también el poco caso que de ello hicieron los primeros peloteros.

Sigue leyendo