Archivo de la etiqueta: sesenta

Ballet Nacional de Cuba: seis décadas de gloria

Por Miguel Cabrera

alicia alonsoEl jueves 28 de octubre de 1948, seis décadas atrás y bajo el nombre de Ballet Alicia Alonso, su ilustre y principal inspiradora, nacía el hoy Ballet Nacional de Cuba, con la histórica misión de dar inicio en nuestro país a un movimiento artístico profesional, que sacara esa manifestación danzaria de los marcos exclusivistas en que se encontraba y la convirtiera en un patrimonio cultural de toda la nación. Su brega en el duro período que media entre su fundación y 1956, fecha en que se produjo su enfrentamiento con la dictadura batistiana, que intentó convertirlo en agente propagandístico de su sanguinario régimen, fue merecedora de la admiración y respeto de todos los cubanos, por la preclaridad de sus objetivos y la valentía con que sus principales fundadores —Alicia y Fernando Alonso— supieron enfrentar las apatías, las incomprensiones y las agresiones de los desgobiernos de la época.

cuatro joyas del balletA pesar de ello, el novel conjunto logró desarrollar tres vertientes fundamentales de trabajo, que incluyeron el campo pedagógico, el coreográfico y la divulgación masiva del ballet. Hitos en este periodo fueron la creación, en 1950, de la Academia de Ballet Alicia Alonso, encargada de formar la primera generación de bailarines profesionales cubanos, y servir de laboratorio al fenómeno artístico de la hoy mundialmente reconocida Escuela Cubana de Ballet, cuyos primeros grandes frutos fueron las llamadas «cuatro joyas»: Loipa Araújo, Aurora Bosch, Josefina Méndez y Mirta Plá.

Sigue leyendo

Una tarde con Gabo

Por Leonardo Faccio

Seis décadas desde que García Márquez se inició como redactor de noticias.

Con las canas prolijamente despeinadas, Gabriel García Márquez parece hoy, a los 81 años de edad, un emperador romano. Lo veo de cerca en México, entre postres y cafés de sobremesa, cuando empieza a recordar, en voz alta, aquella vez que viajó como periodista a la selva colombiana El Chocó. «Por allá no está pasando nada, por qué no vas para que pase algo», le dijo su jefe. Y Gabo fue. Y se inventó una guerra que el diario El Espectador publicó por capítulos.

gabo

«Todos los días enviaba un informe sobre una guerra que no existía», recuerda Gabo, y se ríe de sus tiroteos de ficción. Ahora se cumplen seis décadas desde que García Márquez se inició como redactor de noticias —porque pensaba que con la literatura no iba a ganar plata—. Y para celebrarlo, la primera semana de septiembre decidió hacer memoria entre periodistas y amigos, en un hotel cinco estrellas de Monterrey.

«Más que inventar las noticias, las promovíamos, porque al final la guerra empezó de verdad», aclara Gabo, mientras se lleva a la boca un postre de crema y nos hace pensar que su hígado sigue funcionando tan bien como su memoria.

Sigue leyendo