Archivo de la etiqueta: sms

SMS, la nueva literatura epistolar

smsNo es lenguaje de telegrama. Se parece más bien a la vieja taquigrafía. El SMS, Short Message Service, lo incendia todo y se ha convertido en el lenguaje escrito de la nueva generación. Trescientos millones de mensajes mensuales en España, por breves que sean, desbordan todas las muestras de comunicación escrita, incluida la epistolar de tiempos pasados y expresión encanecida.

Por razones de economía, los jóvenes han sustituido en gran parte la palabra hablada por la palabra escrita. Se comunican por SMS porque los mensajes son más baratos que las llamadas telefónicas, porque se pueden enviar en cualquier momento, porque queda constancia de ellos, porque, en la modalidad MMS, Multimedia Messaging Service, pueden ir acompañados de fotografías y vídeos. Desde el mensaje de amor y sexo al de trabajo y cuentas bancarias, una nueva literatura epistolar invade la entera osatura de la vida española. Ignorar el fenómeno sería despreciar la realidad. Las nuevas tecnologías han producido renovadas formas literarias. Está claro que en la inmensa mayoría de los SMS –como en la mayor parte de las cartas, antaño– no hay literatura, no hay expresión de la belleza por medio de la palabra. Pero en no pocos, sí, sobre todo en la savia escondida de los mensajes de amor que condensan sentimientos profundos, expresados a veces en el móvil de forma bellísima, como un verso.


Sigue leyendo

Publicado el primer libro en lenguaje SMS

El primer libro redactado enteramente en lenguaje SMS acaba de ser publicado en Francia y está consagrado a los daños del tabaquismo. El lenguaje SMS es la forma de escritura con abreviaturas muy utilizada por los jóvenes para intercambiar mensajes cortos vía teléfono móvil.

El autor de este libro, Phil Marso, reconoce que «corre el riesgo de irritar a los defensores de la lengua francesa», pero insiste sobre la legitimidad de esta traducción.

sms

«Los jóvenes de 12 a 15 años son los mayores consumidores de SMS, con una media de 57 por mes, y mi libro, titulado ‘Pa Sage a Taba’, es justo una novela sobre la prevención del tabaco».

Para los menos jóvenes, el libro, publicado por la editorial «Megacom-ik», termina con numerosas páginas de vocabulario.

Así se recoge por ejemplo que la expresión «1viT» significa «inviter» (invitar), «ouf» quiere decir «fou» (loco) y «skt cav» significa «salut ça va» (hola qué tal).

Phil Marso no es sin embargo un obseso del móvil: también es el promotor, desde 2001, de la «Jornada mundial sin teléfono móvil», que tiene lugar todos los años el 6 de febrero.(Tomado de http://www.laflecha.net)

El lenguaje y los SMS

Las nuevas tecnologías han impulsado un distinto ‘uso del lenguaje’, más económico y rápido para los usuarios, que distorsiona términos y frases para reducirlas a su mínima expresión inteligible. Algunos expertos temen que esta moda influya negativamente en el idioma. Para otros, es una enriquecedora novedad, que no traspasará el nivel de comunicación en el que se desarrolla.

 

Mientras un puñado de escogidos científicos analizaba en San Millán el uso del español por los jóvenes, cientos de miles de estos utilizaban su móvil para remitirse millones de mensajes SMS. Su menor preocupación al hacerlo era la corrección en el uso del lenguaje: recurren a acrónimos y abreviaturas, siguen un patrón fonético o ahorran vocales. Sometido a tales torsiones, el idioma puede parecer amenazado, pero si es verdaderamente fuerte decantará aquello que le es útil de aquello que es pasajero y superfluo. Y nunca antes habrá gozado de canales de comunicación de inmediatez y potencia equiparables.

sms

Los mensajes, con sus contenidos casi crípticos, son elocuentes desde un punto de vista económico: sólo en las Navidades de 2007, los españoles intercambiaron unos doscientos millones de SMS, toda una gallina de los huevos de oro para las compañías operadoras. El promedio de envíos entre los adolescentes coreanos es de unos dos mil mensuales por móvil —parece lógico que, metidos en tal frenesí, la ortografía sea la menor de sus preocupaciones—. El márketing se apropia rápidamente de los nuevos códigos: así, una destacada caja llama a sus potenciales clientes jóvenes diciendo: «Si eres joven, eres lkxa»; y parece hábil que emplee esa argucia para caracterizar su oferta juvenil.

Sigue leyendo

Enviar mensajes de texto bien escritos es más caro

celularUn SMS sin faltas de ortografía ni abreviaturas y con signos de puntuación puede costar hasta tres veces más.

 

Enviar a través del celular un mensaje de texto corto (SMS) con acentos, signos de interrogación o exclamación y diéresis sale hasta tres veces más que uno con faltas de ortografía o abreviaturas. Es decir: escribir bien cuesta más caro.

 

El dato surgió de un informe realizado en España. Pero en argentina ocurre exactamente lo mismo, según confirmó la GSM Association, operadora mundial que engloba todos los fabricantes de celulares.

 

¿Cómo se explica esta diferencia de costos? Por una compleja cuestión técnica que podría simplificarse así: al utilizar ciertos caracteres (la «ñ» mayúscula, por ejemplo), el celular deja de usar el sistema de codificación estándar (el GSM 3.38) y requiere de otro (el Unicode).

 

La diferencia es que el primer acepta hasta 160 caracteres, mientras que el segundo sólo 70. Cuando se utiliza el Unicode y se supera ese límite la empresa cobra el mensaje de texto como si fueran dos. Así, un SMS de 160 caracteres escrito sin acentos y con abreviaciones cuesta entre 19 y 20 centavos; otro de la misma longitud, pero bien escrito, se va a entre 54 y 60 centavos. Esto ocurre con la mayoría de los modelos, como los Nokia 6131 y 1100; Motorola V3 y V3i; Sony Ericsson W300 y Z550; Siemens CV65 y Samsung C425.n