Archivo de la etiqueta: terrorismo

Diario de El Paso: El post mórtem del caso Posada Carriles

Por José Pertierra

Abril 10, 2011. El Paso, TX.— Es un veredicto que dará que hablar por décadas. Asombró a muchos. Durante un juicio que duró tres meses, la evidencia era inobjetablemente sólida. Incluía grabaciones del acusado, en las cuales se le escuchó decir que era el autor intelectual de las bombas en La Habana y del asesinato de Fabio Di Celmo, el 4 de septiembre de 1997 en el Hotel Copacabana. Los integrantes del jurado oyeron la voz inconfundible de Posada Carriles confesar sus crímenes, en inglés y en castellano, y después lo escucharon mentir a Inmigración durante dos sesiones. Sin embargo, el jurado de 12 paseños absolvió al acusado de todos los cargos en menos de tres horas.  ¿Por qué?

Hay muchas razones. Aquí vamos a analizar solamente algunas.

CARGOS EQUIVOCADOS

Los cargos que el Departamento de Justicia planteó para iniciar el proceso fueron absurdos. Cargos equivocados. Estados Unidos no lo acusó de haber ingresado ilegalmente al país, sino de haberle mentido a Inmigración cuando declaró que, aunque había entrado ilegalmente, lo hizo en una camioneta por la ciudad fronteriza de Brownsville, Texas —y no como alegaba el gobierno federal, en una embarcación por el río de Miami.

El Paso no se llama así por gusto. Los españoles lo bautizaron, cuando en el Siglo XVI se toparon con un valle en el desierto de Chihuahua, entre dos cordilleras montañosas, por el cual se les facilitaba el viaje hacia el norte. En ese valle, eventualmente fundaron dos ciudades hermanas: Ciudad Juárez y, al otro lado del río, El Paso.

El Paso

El Paso es ahora una ciudad fronteriza de más de medio millón habitantes. El 76,62% son hispanos, predominantemente de origen mexicano.  Desde las ventanas del quinto piso del edificio federal donde se encuentra el tribunal de la Jueza Kathleen Cardone podemos ver el Río Bravo y la ciudad mexicana de Juárez, de donde vienen muchos de los inmigrantes indocumentados que diariamente cruzan clandestinamente la frontera. La inmigración ilegal hacia los Estados Unidos no es un delito abstracto para los paseños. Es parte de su vida cotidiana. La abrumadora mayoría tienen parientes del otro lado, quienes eventualmente se establecen ilegalmente aquí en El Paso.

Un caso federal que duró tres largos meses y costó millones de dólares a Washington, para simplemente acusar a un indocumentado de haberle mentido a Inmigración, es un absurdo para cualquier paseños. Estos casos normalmente duran lo que dura un merengue en la puerta de un colegio, y ellos lo saben.

Sigue leyendo

La justicia invertida

Por Lázaro Fariñas*

Caricatura de Posada CarrilesBastaron menos de tres horas para que el jurado compuesto por 12 personas, en su mayoría de origen hispano, encontrara a Luis Posada Carriles inocente de los 11 cargos. Es increíble que un juicio que duró 13 semanas le tomara tan poco tiempo al jurado para hacer su veredicto.

A Posada Carriles se le juzgaba por fraude, perjurio y obstrucción. En otras palabras, se le juzgaba por mentir a las autoridades, no por los hechos que cometió. Al utilizar un pasaporte guatemalteco falso estaba cometiendo un delito, pero no lo juzgaban por eso. Lo juzgaban por haber mentido a los oficiales de Inmigración al negar haber utilizado el pasaporte guatemalteco con su foto y un nombre falso.

Lo mismo ocurrió con las bombas que explotaron en instalaciones turísticas de Cuba, de las cuales se hizo responsable ante una periodista del New York Times y otra de la cadena de televisión Telemundo de Estados Unidos: el Gobierno no lo acusaba por ser el autor intelectual de las explosiones, sino de mentir cuando le preguntaron si tenía que ver con ellas.

Es un triunfo indudable para los abogados defensores de Posada Carriles que lograron hacer creer a los 12 miembros del jurado que su cliente no mentía cuando mentía, y también es un triunfo innegable para la ultraderecha cubanoamericana de Miami al tener libre en la calle a uno de sus «héroes» preferidos.

Todos los que hemos seguido el juicio que se estaba llevando a cabo en El Paso, Texas, pensábamos que las pruebas contra el acusado eran irrefutables y que, por lo menos, dos o tres años iba a cumplir en la cárcel. Pero no fue así.

Tengo que aceptar que me equivoqué, como también me equivoqué con el juicio que se llevó a cabo, aquí en Miami, contra los cinco antiterroristas cubanos acusados de espionaje por las autoridades de este país y los cuales no solamente fueron hallados culpables, sino que fueron sentenciados a largos años de prisión: en el caso de Gerardo Hernández, a dos cadenas perpetuas, más 15 años; a Ramón Labañino, a una cadena perpetua, más 18 años; y a Antonio Guerrero, una cadena perpetua, más diez años.

Sigue leyendo

Declaración del MINREX de Cuba: “EEUU tiene todas las pruebas del terrorismo de Posada Carriles”

Bandera cubanaEn la tarde del 8 de abril de 2011 culminó la farsa que se iniciara ya hace 13 semanas en El Paso, Texas, con la absolución del terrorista Luis Posada Carriles de todos los cargos que se le imputaron en el juicio migratorio en su contra.

Para todos aquellos que han seguido la tenebrosa trayectoria del terrorista y sus vínculos con sucesivos gobiernos norteamericanos, el FBI y la CIA, en su guerra sucia contra Cuba, se trata de una demostración adicional del apoyo y amparo que históricamente le han brindado las autoridades norteamericanas.

Desde que Posada Carriles desembarcó en La Florida adonde viajó desde Islas Mujeres, en México, a bordo de la embarcación “Santrina”, como oportunamente denunció el Comandante en Jefe Fidel Castro, ha seguido estando, como lo estuvo siempre, bajo la tutela y protección del gobierno de los Estados Unidos.

Su juicio por haber mentido en un proceso migratorio y no por terrorista, es un insulto al pueblo de Cuba y a las familias enlutadas por las acciones de Posada.

La desvergüenza ocurrida en El Paso es totalmente contradictoria con la  política antiterrorista que dice profesar el gobierno de los Estados Unidos y que ha provocado, incluso, intervenciones militares en otras naciones y costado miles de vidas.

El gobierno de los Estados Unidos conoce bien la participación de Posada Carriles en la voladura de la aeronave de Cubana de Aviación sobre Barbados en 1976, la campaña de bombas contra instalaciones turísticas cubanas en 1997, y sus planes para atentar contra la vida de nuestro Comandante en Jefe, en Panamá, en el año 2000, por lo que fue, incluso, condenado en dicho país.

Sigue leyendo

Diario de El Paso: Prueba el FBI las razones de Cuba

Por José Pertierra

Razones de CubaMarzo 4, de 2011. El Paso, TX.— En el Tribunal Federal de El Paso, un agente del FBI ofreció pruebas que confirman “Las Razones de Cuba”. Detalló el financiamiento, desde los Estados Unidos, de la campaña de bombas contra Cuba organizada por Luis Posada Carriles y ejecutada por sus colaboradores en 1997.

CONCLUYE TESTIMONIO DEL CONTADOR

Antes de que testificara Omar Vega del FBI, había que terminar primero con el testimonio de Oscar de Rojas, el contador de uno de los líderes de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Oscar de Rojas declaró ayer que uno de los miembros de la junta ejecutiva de la FNCA, Arnaldo Monzón Plascencia, le dio ordenes de girar miles de dólares a Ramón Medina, el seudónimo preferido de Luis Posada Carriles en El Salvador y Guatemala.

Hoy le tocó el turno al abogado defensor, Arturo Hernández. Interrogó al contador con el propósito de impugnar su testimonio. Hernández solo pudo establecer que De Rojas no conoce a Posada Carriles y que nunca ha conversado con él. “Solo sé que envié esas transferencias electrónicas de dinero a Ramón Medina”, enfatizó de Rojas.

Hernández desistió y no hizo más preguntas a de Rojas, y éste se retiró lentamente de la sala judicial, después de dejar establecido que la ruta del dinero que financió la campaña de bombas contra Cuba en 1997 pasó por el estado de Nueva Jersey a través de un alto funcionario de la Fundación Nacional Cubano Americana.

OMAR VEGA, AGENTE DEL FBI

Pero la ruta del dinero no terminó con De Rojas. El fiscal Jerome Teresinski citó al próximo testigo: Omar Vega, el agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI) encargado del caso de Luis Posada Carriles.

Vega es un hombre de treinta y pico de años. De ascendencia cubana, nació en los Estados Unidos. Tiene un título universitario en ingeniería eléctrica, pero desde el año 2005 investiga el caso de Posada Carriles a nombre de la Oficina de Asuntos Contraterroristas del FBI.

Para continuar leyendo visite CubaDebate.

Diario de El Paso: Arenas movedizas

Por José Pertierra

Febrero 10 de 2011. El Paso, Texas.

La jueza Kathleen Cardone no permitió que hoy testificara el inspector cubano Roberto Hernández Caballero y suspendió el caso de Luis Posada Carriles hasta el martes de la semana que viene. El abogado de Luis Posada Carriles puso una nueva traba.  Antes de que el fiscal Timothy J. Reardon reanudara el interrogatorio del testigo cubano, el defensor de Posada presentó dos peticiones: una para obligar a la fiscalía a que le entregue más  documentación “exculpatoria” sobre su cliente, y otra moción para desestimar el caso.

LO QUE ENCONTRÓ “JERNÁNDEZ” ENTRE SUS PAPELES ANOCHE

Abogado de Posada Carriles“Anoche descubrí en mi carpeta dos informes desclasificados del FBI que me había dado la fiscalía en vísperas del inicio de este juicio”, le dijo al tribunal en voz altísima Arturo Hernández a primera hora en la mañana.  El abogado, quien prefiere que lo llamen Art Jernández, le dijo a la jueza Kathleen Cardone, “no me había dado ni cuenta, porque mi mente había estado enfocada en otra cosa: pero me encontré los documentos anoche”.

Con bombos y platillos, Jernández entonces anunció que los documentos que descubrió anoche entre sus papeles son un Informe del FBI fechado el 25 de septiembre de 1997, y otro que data del 18 de noviembre de 2004.  Ambos, dice él, corroboran la inocencia de Luis Posada Carriles.

La fiscalía los tenía, están obligados a copiárselos a la defensa, y se tardaron demasiado tiempo en hacerlo, argumentó.  Dijo que el Informe del 2004 cuenta que el FBI le avisó a Luis Posada Carriles que existían planes de la Dirección General de Inteligencia (DGI) cubana para asesinarlo.  El Informe está fechado menos de tres meses después de que la ex Presidente de Panamá lo indultara el 26 de agosto de 2004.

Posada había sido condenado por delitos relacionados con un atentado contra el Presidente Fidel Castro en el año 2000.  El plan incluía hacer explotar 9 kilos de explosivo C-4 en el paraninfo de la Universidad de Panamá, que en ese momento hubiera estado repleto de estudiantes universitarios.

Después de que la ex presidenta Mireya Moscoso lo liberó, Posada Carriles se fue a vivir en la clandestinidad hasta reaparecer en marzo de 2005 en Miami.  Jernandez no reveló donde fue que el FBI se encontró con Posada Carriles para avisarle de la supuesta amenaza.  Posteriormente, la Corte Suprema de Justicia de Panamá declaró inconstitucional el indulto que le concedió Mireya Moscoso a Posada Carriles.

El segundo Informe del FBI, que se encontró Jernández entre sus papeles anoche, fue redactado exactamente tres semanas después del asesinato de Fabio Di Celmo el 4 de septiembre de 1997. El abogado aseguró que el documento hace referencia a una “fuente de inteligencia” que le contó al FBI que el Ministerio del Interior (MININT) cubano y el Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR) eran los responsables de las bombas que habían explotado en La Habana durante ese año.

“El MININT y el MINFAR hicieron esto para culpar a Posada Carriles por la rebelión”, dijo Jernández fingiendo una gran indignación.

Sigue leyendo

Diario de El Paso: El inspector cubano

Por José Pertierra

Febrero 9 de 2011. El Paso, Tx.— Por primera vez en la historia de las difíciles relaciones entre los dos países, la fiscalía estadounidense presentó ante un tribunal federal el testimonio de un inspector cubano, utilizando documentos de la Isla, para enjuiciar a un ex agente de la CIA que dirigió una campaña terrorista contra Cuba por décadas. Es cierto: la fiscalía no acusa a Luis Posada Carriles de terrorismo o de asesinato, sino de negar su responsabilidad en los crímenes.  Sin embargo, lo que está ocurriendo en El Paso es histórico.

ALGUNOS ASUNTOS QUE QUEDABAN PENDIENTES

La jueza Kathleen Cardone entró en la sala judicial a las 9:00 de la mañana en punto. Todos estábamos ansiosos.  Ayer el abogado defensor pidió que aplazara el proceso para prepararse mejor.  También le había pedido a la jueza que no aceptara la documentación procedente de Cuba ni las declaraciones de los testigos cubanos. Cardone nos había prometido una decisión sobre estos temas en la mañana.

Antes de convocar al jurado, la jueza le pidió al abogado Arturo Hernández que se acercara al podio y que le dijera si la fiscalía había compartido con él las transcripciones de las declaraciones del Sr. Roberto Hernández Caballero, uno de los testigos cubanos.  ”Sí”, admitió Hernández, “pero no me han dado las cinco Notas Diplomáticas que pedí”, se quejó.

Los gobiernos acostumbran a comunicarse oficialmente a través de Notas Diplomáticas, y Hernández insistía en que tiene derecho a revisar esas comunicaciones entre Cuba y los Estados Unidos. ”Las cinco Notas Diplomáticas no son relevantes para este caso”, dictaminó la jueza Cardone.

La jueza parecía tener poca paciencia con Hernández esta mañana. Se dirigió al fiscal Timothy J. Reardon para preguntarle si quería que el declarante cubano testificara como experto o como testigo presencial.  ”El Coronel Hernández Caballero testificará como testigo presencial de los sitios donde estallaron las bombas en Cuba en 1997″.

“¿Y la Dra. Ileana Vizcaíno Dime?”, preguntó la jueza.  ”Ella testificará sobre la autopsia que realizó y el Informe que escribió”, respondió Reardon. “También sobre las fotografías de la autopsia”, añadió. “Las fotos de la autopsia no son relevantes”, declaró el abogado de Posada Carriles.  Ahí perdió la paciencia la jueza.  ”Déjame ver si yo lo estoy entendiendo a usted”, dijo la jueza molesta: “Usted se opone a que el jurado vea las fotos de la autopsia, ¿porque no son relevantes?”, enfatizó incrédula. ”¿Qué opina usted, Sr. Reardon?”, preguntó la jueza.

Sigue leyendo

«La verdad se impondrá a favor de Gerardo Hernández», afirma abogado

Por Miguel José Maury Guerrero (AIN)

Gerardo Hernández NordeloJosé Pertierra, especialista en temas de inmigración en Washington D.C, y asociado de la firma Pertierra & Toro, P.C de la capital estadounidense, nos recibe franco, amable y desinhibido en La Habana. Frente a no pocas páginas de Internet sobre el caso de Los Cinco, desgrana sus reflexiones sobre la marcha del proceso en busca de la justicia para Gerardo Hernández Nordelo y los otros cuatro compañeros injustamente encarcelados en Estados Unidos.

Su cualidad de típico cubano ayuda a hacerlo partícipe de nuestra intención de esclarecer, lo más posible, sobre el “habeas corpus” solicitado para Gerardo.

EL HABEAS CORPUS

Acerca del significado legal de ese recurso legal interpuesto por el quipo de la defensa de Gerardo y sobre su cometido, el jurista graduado de la Universidad George Washington refiere que se trata de un exhorto que existe hace siglos en toda la jurisdisprudencia anglosajona y no simplemente en la norteamericana.

“El “habeas corpus” lo solicita un acusado cuando piensa que le han violado sus derechos fundamentales, los constitucionales, y acude entonces a un tribunal para que revise la sentencia, con vistas a determinar si efectivamente se han quebrantado o no tales derechos”.

Autor de numerosos artículos sobre extradición, inmigración y derecho internacional, Pertierra explica que Hernández Nordelo —a quien le negaron el derecho a una resentencia a finales de 2009 y mediante la cual le redujeron significativamente las condenas a tres de sus compañeros—, ha acudido ante los tribunales para que determinen si tiene derecho a una asistencia efectiva de sus abogados.

“En octubre del pasado año —agrega—sus letrados presentaron el recurso ante el Tribunal Federal de Miami, presidido por la jueza (Joan) Lennard, (quien le juzgó en 2001) y ahora, en los próximos días, la Fiscalía responderá”.

Sigue leyendo

¿Qué es lo que pasa en El Paso?

Décimas de Yoerky Sánchez

Caricatura de Pedro Méndez

1-

En un proceso capcioso
con sello de made in USA
a Posada se le acusa
nada más por “mentiroso”.
Es realmente bochornoso
este inaudito proceso,
porque un criminal confeso
que prosigue haciendo daños
hace muchísimos años
que debería estar preso.

2-

Mas no preso por mentir…
Obviamente, un asesino
para allanar su camino
mentiras debe decir.
Posada tiene que ir
a juicio por terrorista,
y ya cualquier analista
sabe que hay en El Paso
un circo, donde el payaso
es también malabarista.

3-

Posada Carriles sabe
muchos rollos del gobierno:
¿Cómo mandarlo al infierno?
¿Cómo quitarle la llave?
Provocaría un deslave
nocivo para el sistema,
cuya política extrema
hoy protege al delincuente
que es una papa caliente
y quien la toca se quema.

(Fuente: CubaDebate)

Reflexiones de Fidel: ¿Qué diría Einstein?

En una Reflexión publicada el 25 de agosto de 2010, bajo el título “La opinión de un experto”, mencioné una actividad realmente insólita de Estados Unidos y sus aliados que, a mi juicio, subrayaba el riesgo de un conflicto de carácter nuclear con Irán. Hacía referencia a un largo artículo del conocido periodista Jeffrey Goldberg, publicado en la revista norteamericana The Atlantic, correspondiente a septiembre de ese año, titulado “El punto tras el que no hay vuelta atrás”.

Goldberg no era anti israelita, sino por el contrario admirador de Israel, cuya ciudadanía comparte con la de Estados Unidos, y en aquel país cumplió su servicio militar.

En la parte inicial de su artículo escribió textualmente: “Es posible asimismo que las ‘operaciones de frustración’ llevadas a cabo por los organismos de inteligencia de Israel, Estados Unidos, Gran Bretaña y otras potencias occidentales (programas destinados a subvertir el esfuerzo nuclear iraní a través del sabotaje y, ocasionalmente, a la desaparición coordinada cuidadosamente de científicos nucleares) lleguen a desacelerar en alguna medida considerable el avance de Irán.”

Los paréntesis del párrafo son también de él.

Tras mencionar la enigmática frase, proseguí con el análisis de aquel nudo gordiano de la política internacional que podía conducir a la guerra tan temida por Einstein. ¿Qué diría él si hubiese llegado a conocer las “operaciones de frustración” destinadas a la desaparición física de los científicos nucleares más capaces?

Quizás por absurda e increíble no le presté demasiada atención, pero al leer meses después las denuncias recientes del gobierno de Irán, así como noticias y opiniones de personas bien informadas, volvió con fuerza a mi mente el recuerdo de aquel párrafo.

Sigue leyendo

Tribunal cubano modifica sanción de pena de muerte por 30 años contra terrorista Otto René Rodríguez

Otto René Rodríguez Llerena, durante el juicio que se le siguió en 1998.La Sala contra los Delitos de la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular decidió este lunes 6 de diciembre modificar la sanción de pena muerte por la de 30 años, a Otto René Rodríguez Llerena por el delito de terrorismo de carácter continuado.

Rodríguez Llerena, ciudadano salvadoreño, colocó el 3 de agosto de 1997 un artefacto explosivo debajo de una butaca en el hall del hotel habanero Meliá Cohíba, y la programó para que explotara a las siete y cuarto de la mañana del día siguiente.

Aunque esta bomba no provocó víctimas, sí ocasionó daños en el hotel valorados en 6 500 dólares.

Por el cumplimiento de esta misión, el mercenario salvadoreño recibió 1 000 dólares que, según dijo en el juicio que se le siguió en La Habana, le entregó Posada Carriles.

Diez meses después de colocar la bomba en el hotel Cohíba, Rodríguez Llerena viajó nuevamente a La Habana, a donde llegó el 10 de junio de 1998, a cumplir una nueva misión encomendada por Posada Carriles: introducir en Cuba 1 519 gramos de explosivos C 4, dos detonadores y dos relojes para activar los explosivos. En esta ocasión fue detectado por agentes aduaneros y fue detenido.

Rodríguez Llerena confesó en la vista que esos explosivos tenía que entregarlos al ciudadano cubano Juan Francisco Fernández Gómez (agente Félix de la Seguridad del Estado cubana), pues, según dijo, “Ignacio Medina (Posada Carriles) me pidió que cumpliera otra misión terrorista para él y, al negarme, me ofreció 200 dólares y los gastos del viaje para traer y entregar los explosivos a Juan Francisco, cosa que acepté”.

El pasado viernes el Tribunal Supremo acordó sustituir la sanción original de pena de muerte que se le impuso a otro terrorista salvadoreño, René Cruz León, por la de 30 años de privación de libertad.

(Fuente: CubaDebate)