Archivo de la etiqueta: urgente

Expresarse bien da más credibilidad

st1\:*{behavior:url(#ieooui) } Por R. Pérez Barredo 

He hablado en varias ocasiones de cierta involución en el lenguaje, del deterioro de la lengua precisamente en los medios. ¿Se debe a falta de preparación? ¿A que se adoptan expresiones procedentes de la política que están alejadas de la voz popular o incluso mal empleadas? ¿A que muchos escriben o hablan desde un pedestal?

Todo radica en la formación sobre la lengua que reciben los alumnos en la enseñanza secundaria, creo yo. A las universidades llegan con muchas deficiencias. Y conozco licenciados en Periodismo y profesores que cometen faltas de ortografía. No es importante cometer faltas, nadie se muere por eso. Lo importante es lo que significa.  

—¿Expresarse bien da más credibilidad?

—Sin duda. Con un vocabulario más rico y más preciso, y con una sintaxis bien asimilada, se razona mejor y por tanto se convence más.  

—¿Se ha notado mejoría en el buen uso del idioma con la puesta en marcha en 2005 de la Fundación del Español Urgente?

—Sí. Los informes de la Fundéu-BBVA recogen cómo las sugerencias que emite son asimiladas por los medios que han suscrito los convenios pertinentes para recibir esos consejos y esa evaluación. Es muy notorio el caso de los informativos de Televisión Española. Han mejorado muchísimo. 

Sigue leyendo

Sobre algunas palabras derivadas de nombres propios

palabrasA continuación se recoge una serie de palabras que, provenientes de nombres propios, han protagonizado la curiosa evolución de convertirse en sustantivos comunes para nombrar desde una enfermedad (alzhéimer), un invento (el voltio, la guillotina), una teoría filosófica (plátonico), hasta un útil doméstico (quinqué), y pasar así a formar parte del vocabulario popular.

La Enciclopedia de los nombres propios, de Josep M. Albaigés (Barcelona: Planeta, 1995), será la referencia del contenido.

fucsia

Fucsia es una planta de adorno, procedente de América Meridional, con flores colgantes de color rojizo, de diversos matices, que da nombre al color rosa fuerte. El científico francés Charles Plumier descubrió este arbusto en la cidudad caribeña de Santo Domingo, y lo llamó fucsia en memoria de Leonhard Fuchs, un famoso botánico alemán (1501-1566).

charlatán

El Diccionario académico define esta palabra como: «Que habla mucho y sin sustancia», «Persona que se dedica a la venta ambulante y anuncia a voces su mercancía»… El vocablo procede del italiano ciarlatano y, al parecer, alude a Latán, un famoso sacamuelas y curandero, a cuyo paso por París gritaba la gente «¡Voilá, le char de Latan!».

condón

El Diccionario académico define este término como preservativo, «funda fina y elástica para cubrir el pene durante el coito, a fin de evitar la fecundación o el posible contagio de enfermedades». La palabra deriva del latín condere, «contener». Y aunque varios autores atribuyen su invención a un higienista inglés llamado Condom, que confeccionaba este artilugio con tripa de animal para uso del rey Carlos II de Inglaterra, nuestro autor de referencia, Josep M. Albaigés, señala al médico italiano Gabriele Fallopio (1550) como inventor del condón.


Sigue leyendo

«A medida que» y «en la medida en que»

La Fundación del Español Urgente llama la atención sobre la confusión habitual en los informativos de radio y televisión entre las expresiones a medida que y en la medida en que.

La expresión a medida que significa ‘al paso que’, ‘según’, ‘al mismo tiempo que’, ‘a la vez que’, y expresa una progresión paralela de dos acciones: «A medida que pase el tiempo irá remitiendo la crisis financiera».

La expresión en la medida en que significa ‘en el grado en que’, ‘en la intensidad en que’, y tiene un sentido condicional que nos muestra una relación de dependencia o condicionamiento entre dos oraciones: «El Gobierno ayudará a las empresas de transporte en la medida en que se cotice el barril de petróleo»; «Las ayudas serán eficaces en la medida en que las cuantías sean las adecuadas».

No son correctos los siguientes usos de en la medida en que: «Cualquier información que tenga relación con los hechos se conocerá en la medida en que avance la labor investigativa»; «Solo un tres por ciento del electorado británico pertenece a uno u otro partido político. Este volumen se reduce lógicamente en la medida en que se asciende hasta la cúpula del poder». En esos ejemplos debió emplearse la expresión a medida que.

Ante esa situación, la Fundéu BBVA recomienda que se preste atención a la utilización correcta de esas dos expresiones. (Tomado de http://www.fundeu.es)

Notificaciones de la Fundéu

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) recuerda en una nota, que la locución «después de» y la preposición «tras» no indican por sí mismas causa ni expresan nunca simultaneidad.

Con excesiva frecuencia se encuentra en los medios un uso equívoco o claramente erróneo de «después de»: «tres heridos después de un tiroteo»; «el jugador se lesionó tras un choque con el delantero contrario».

Nada habría que objetar a estas frases si se hubiese producido el tiroteo y al cabo de un rato tres personas hubieran resultado heridas por otra causa; o si el jugador, después de su encontronazo con el delantero, hubiera seguido jugando y algo más tarde se hubiese, por ejemplo, dislocado una pierna.

Pero lo que quería decirse en las noticias es que los heridos lo habían sido a causa del tiroteo o durante él, y que la lesión del jugador la había producido el choque, o que se había producido en el momento de chocar, y para expresar que algo es causa de otra cosa o que se produce simultáneamente a ella, no puede emplearse «después de» o «tras», que no indican causa y expresan siempre posterioridad.

Sigue leyendo

Las personas no son abusadas

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), en su análisis diario del uso del español en los medios de comunicación, observa el uso incorrecto del participio «abusado» para aludir a una víctima de abusos sexuales.

 

La persona que sufre los abusos va precedida de la preposición «de», es decir, no se «abusa a alguien», sino que se «abusa de alguien». Por ello, y según recuerda el Diccionario panhispánico de dudas, de la Asociación de Academias de la Lengua Española, es incorrecto decir que «una persona ha sido abusada».

 

En ese diccionario se proponen alternativas como «sufrir abusos» o «ser víctima de abusos», de forma que se puede decir «sufrió abusos por parte de su novio» en lugar de «fue abusada por su novio». Otra posibilidad es construir la oración con la preposición «de» que le corresponde, como «los niños de los que se ha abusado» en lugar de «los niños que han sido abusados».

 

La Fundación del Español Urgente, patrocinada por la Agencia Efe y el BBVA, y que cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española, recomienda, por tanto, que no se hable de «personas abusadas» y que en su lugar se empleen otras construcciones más adecuadas en español.

 

La Fundéu-BBVA (www.fundeu.es), cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española, entre otras entidades; del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán y varias universidades. (EFE)
 

(Tomado de http://www.lostiempos.com)

Fundéu aclara dudas sobre los deportes y sus especialidades

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) ha elaborado una nota para resolver dudas lingüísticas que puedan surgir en el inicio de los juegos olímpicos en relación con algunos deportes y sus especialidades. «Salto con pértiga»: en algunos países de América, para designar a la vara larga que se emplea en esta especialidad utiliza el término «garrocha» y por consiguiente dicen «salto con garrocha». Ambas formas son válidas, pero se prefiere la primera por ser la más usada.

«Lanzamiento de peso»: mejor que «lanzamiento de bala».

«Natación»: «piscina» es la forma más extendida. También se denomina «alberca» (en México) o «pileta» (en Argentina, Bolivia y Uruguay). Debe utilizarse «piscina», que es la forma más extendida, o «pileta», que es más técnica en los deportes acuáticos («pileta de saltos»). Hay cuatro estilos de natación: braza, mariposa, espalda y crol. Este último, según el Diccionario panhispánico de dudas, debe escribirse así («crol»), y no con la grafía inglesa «crawl».

Sigue leyendo

En Marte: ¿se aterriza y no se amartiza?

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) recomienda que se emplee el verbo ‘aterrizar’ cuando se hable de cualquier nave voladora que, tras una maniobra de descenso, se posa en tierra firme o sobre cualquier pista o superficie que sirva a tal fin.

aterrizarAmartizar y amartizaje son neologismos innecesarios, en opinión de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA). En Marte se aterriza y no se amartiza, según la Fundéu BBVA .

En referencia a la llegada a Marte de la nave espacial ‘Phoenix’, algunos medios de comunicación han optado por inventarse un verbo: ‘amartizar’, y de ese neologismo (palabra nueva) otro término: ‘amartizaje’ que, en opinión de la Fundéu BBVA, es innecesario.

Se trata de una palabra bien formada en español, es decir, que se ajusta a los recursos de nuestra lengua para crear nuevos términos, pero no por ello deja de ser innecesaria, ya que para referirnos a esa acción contamos con el verbo ‘aterrizar’.

Sigue leyendo