Archivo de la etiqueta: vanguardia

Con el humor siempre en ristre

Por JAPE

Pedro Méndez, símbolo de la más profunda entrega en el humor y la cultura de los cubanos, conversa con Juventud Rebelde acerca de los orígenes del suplemento humorístico Melaíto.

De izquierda a derecha: Pedro Méndez, Martirena, Janler y Linares, parte del colectivo de Melaíto. Foto: Vanguardia

De izquierda a derecha: Pedro Méndez, Martirena, Janler y Linares, parte del colectivo de Melaíto. Foto: Vanguardia

Pedro Méndez es de esas personas que se hacen notar y querer porque siempre tiene una broma a flor de labios; una jarana que puede ir desde la más elaborada idea hasta la más irreverente y procaz frase, pero siempre cargada de un gracejo espontáneo y sincero. Ahora, aunque menos hilarante —jodedor, dicho en buen cubano—, su presencia sigue inspirando regocijo, porque es símbolo de la más profunda entrega en el humor y la cultura de los cubanos.

Ganador de infinidad de premios y condecoraciones, este fundador y eterno director del suplemento de humor gráfico Melaíto ostenta como mayor lauro el cariño y respeto de varias generaciones de caricaturistas de todo el mundo. Ha sido nominado, además, al Premio Nacional de Humor, que entregan el Centro Promotor del Humor y el Ministerio de Cultura a personas que, como él, han dedicado su vida a hacernos reír y reflexionar.

—¿En qué condiciones y por qué asumes la fundación de Melaíto?

Melaíto se funda en 1968 para apoyar a los macheteros y a quienes estaban participando en la Zafra de los Diez Millones. Surge a partir de la idea de Alfredo Nieto Dopico, entonces director del periódico provincial Vanguardia, y con el apoyo incondicional de los dirigentes políticos de la provincia, entre ellos el primer secretario del Partido, Arnaldo Milián Castro. Ambos convocaron a un grupo de dibujantes gráficos para crear un suplemento que hiciera reír y alegrara las horas de los macheteros en los campos de caña villaclareños. Yo provenía del Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas y allí conocían que desde pequeño tenía una vocación innata por el dibujo.

«Pasó la Zafra de los Diez Millones, pero Melaíto no desaparece. La popularidad que tuvo este suplemento lo convierte en una publicación estable del periódico Vanguardia y una de las primeras dedicadas al humorismo gráfico en el interior del país. Fue la gente, el mismo pueblo, quien nos bautizó con el nombre de Melaíto, pues así se llamaba un personaje que gustó mucho. Al ir a los estanquillos, nadie pedía un A millón hasta los diez (primer nombre de la publicación), sino ¡déme un Melaíto, por favor! De todas formas, la intención inicial se mantuvo, pues el logotipo sigue siendo una mocha, como símbolo del trabajo de los macheteros en los años 70».

—¿Cuándo surge la idea de hacer un salón convocado por Melaíto?

—Esa idea aparece alrededor del año 2000, cuando todavía se sentían los efectos del período especial, momento en el que nos quedamos sin el papel requerido para hacer la tirada semanal. Esta fue una de las alternativas que buscamos. Por aquel entonces yo era, además, el presidente de la Uneac en Villa Clara, y desde esta institución buscamos el apoyo necesario para que surgiera este certamen. En esta nueva aventura de la publicación se enroló una vez más el Comité Provincial del Partido. Todos necesitábamos sentir y hacer sentir que Melaíto seguía vivo, que la creatividad de sus miembros no se había visto disminuida por las carencias de esa época.

—¿Y por qué el humor erótico como tema principal?

—Pensamos que debíamos hacer algo que nos distinguiera, y ese era un tema no muy tratado dentro de los salones de humor convocados en el país. Cada año se realiza este Salón y se hace coincidir con la gran fiesta del 20 de diciembre, día en que Melaíto cumple aniversario. Así pensamos seguir para reunir en nuestra tierra a los humoristas gráficos de todo el país.

—¿Qué significan Melaíto y el humor gráfico para ti?

—Sencilla y profundamente… ¡mi vida!

Sigue leyendo

A 131 años del natalicio del padre del cubismo: Pablo Picasso

Ciudad de México, México.— Hoy 25 de octubre se celebran 131 años del natalicio del pintor español Pablo Picasso, considerado uno de los padres del cubismo y de los mayores artistas del siglo XX.

Además de sus más de 2 000 obras conocidas, de su afición a la tauromaquia, su militancia en el Partido Comunista Francés y su gusto por las mujeres bonitas, poca gente sabe que Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso, fue el primogénito de una familia burguesa de Málaga.

Según un mito local, el padre de Picasso, que era profesor de pintura, prometió no volver a pintar en su vida luego de ver el enorme talento de su hijo en sus primeros trabajos infantiles.

Aunque su apellido paterno era Ruiz, el pintor comenzó a firmar sus obras a partir de 1901 con el apellido de su madre, ‘Picasso’, pues así es como lo llamaban sus compañeros catalanes y quería distinguirse como personaje con un nombre menos corriente que ‘Ruiz’.

Su primera exposición individual la realizó en la famosa cervecería de Barcelona, Els Quatre Gats, en 1899, insignia de la bohemia modernista y lugar donde también se reunieron en su momento Rubén Darío, Antonio Gaudí y Miguel de Unamuno, entre otros intelectuales de la época.

En octubre de 1900 Picasso visitó París para asistir a la Exposición Universal, donde se exhibía una obra suya titulada Últimos momentos, la cual hasta la fecha está desaparecida.

Picasso pagó 2 000 pesetas, que le dio su tío, con el fin de no incorporarse al servicio militar en España en 1902.

Su popular óleo Las señoritas de Aviñón, el cual marcó el inicio del cubismo y por lo tanto de las vanguardias pictóricas del siglo XX, no retrata a mujeres de Aviñón, Francia, sino a las prostitutas de un famoso burdel de la calle Aviñón, en Barcelona.

En 1911, durante su estadía en la ciudad de París, Picasso fue interrogado por la policía luego de que un amigo suyo, el poeta Guillaume Apollinaire, fuera arrestado bajo la sospecha de haber robado la Mona Lisa del Louvre, y ser parte de una banda internacional. Posteriormente ambos fueron exonerados.


(Fuente: http://entretenimiento.terra.com.mx)

El perfil del buen humor

Por Rayma Elena Hernández

Es un crimen no poder completar esta semana el perfil de quien lleva cuatro décadas matándonos el tedio, el aburrimiento, el avinagramiento mental… Vivimos el 20 de diciembre de 2008, y Vanguardia no es un diario, como en aquel ya lejano día de 1968, cuando el grito de «A millón hasta los 10» indicó el nacimiento de su hijo más ocurrente y chistoso.

logo de Melaíto¡Qué parto! Entre el plomo y el calor del taller; entre mochas afilándose para la zafra del 70; con padres primerizos, pero atrevidos, que apenas marcaban neófitos pasos con plumilla y tinta china.

También chino sería aquel pequeñito que nombraron Mela-ito, y se disponía a derribar no solo caña, sino, además, incomprensiones. Creyeron en que el humor podría convocar, hacer reflexionar, cortar bajito y de un solo tajo cuando se necesitara. Ese primer chiste a algunos nos les hizo ni cosquillas; a otros, más que risa, les dio pánico; algunos, finalmente, confiaron.

Lo cierto es que después del primer grito, el pequeño no calló: ni cuando los diez millones de 1970 no llegaron a ser. Ya son cuatro décadas escuchando un nombre que se inscribió en los registros del humor gráfico cubano con trozos de caña: Melaíto hasta hoy que, sin mellas en el filo de su mocha, y como dirían los Van Van, sigue chapeando.

Lástima el perfil de este aniversario 40 quede trunco —al menos en el papel— hasta el próximo sábado. El periódico estará en la calle cuando los cumpleañeros anden apagando velitas, inaugurando un salón de lujo, premiando y celebrando.

Sigue leyendo

Felicidades, Martirena

El tiempo vuela, decimos comúnmente, y aunque todavía están muy frescos los recuerdos de la celebración de los 40 años de Martirena entre familiares y amigos —tal como muestra la foto que aparece a continuación—, mañana 6 de octubre está nuevamente de cumpleaños, y no podía desaprovechar la oportunidad que me ofrece el blog para felicitarlo. 

martirena

Para quienes no lo conozcan, se trata de Alfredo Martirena Hernández, un santaclareño que se desempeña como caricaturista de Melaíto, suplemento humorístico del periódico Vanguardia. 

martirenaDesde hace más de 20 años publica en varios espacios para el humor de su país, y en el extranjero en Diariomonitor (México), Nuevodiario (Nicaragua), Elsurtambienrie (Argentina), Batracio Amarillo y Monografico.net (España), así como en diversos sitios digitales del mundo. 

Tiene tres libros publicados y ha participado en una veintena colectivos, ganador de varios premios nacionales e internacionales. Ha hecho el guión y el diseño de 15 cortos animados (filminutos), ha ilustrado varios libros y tiene más de diez exposiciones personales que ha mostrado en Cuba, Suiza, Nicaragua, México, Ecuador y España. 

Persona sincera y de buenos sentimientos, excelente esposo de Niury, diseñadora de nuestro periódico; y padre ejemplar de Amanda, Francisco José (Panchito) y Alfredo José. 

Cuando uno llega a su casa, casi siempre se lo encuentra en su local de trabajo, un sitio que se ha creado no sin grandes esfuerzos. El Mártiro —como le llamamos algunos— es símbolo de constancia en el trabajo. 

Dibuja incansablemente, incluso de madrugada, cuando de momento se le ocurre una idea para hacer reír o hacer pensar. 

Internet constituye para él una vía importantísima para la búsqueda de información, que vuelca en sus caricaturas con singular maestría. Y dentro de su colectivo de Melaíto fue el primero en incursionar en las nuevas tecnologías digitales en función de su trabajo. 

Próximamente viajará a Alcalá de Henares —ya lo hizo antes en el año  2001— para la presentación de su libro De vuelta y vuelta. De este viaje regresará seguramente con nuevas propuestas de trabajo. 

Amigo, que cumplas muchos más y que sigas cosechando éxitos en tu vida profesional. 

Nota: Si se interesa por conocer el trabajo de este excelente caricaturista, puede visitar el sitio www.martirena.com