Los muchos nombres del poncho

poncho calamacoUna prenda muy práctica ideada por los antiguos habitantes de Latinoamérica y parte del Caribe, y cuyo uso sigue sin trazas de desaparecer precisamente por lo cómodo, abrigador y elegante, es el poncho.

Básicamente es una pieza rectangular hecha con lana de oveja, llama, alpaca o vicuña, con una abertura en el centro, por donde se introduce la cabeza.

Hay diversidad de diseños y colores, que varían con la región y los gustos personales, por lo que pueden ser lisos, con franjas, trabajados, más o menos largos, pero todos, eso sí (exceptuando los industriales) deben ser tejidos a telar para no romper su autenticidad.

De la antigüedad de este atuendo da fe el hallazgo de la momia de Angualasto, encontrada en San Juan, Argentina; también, rastros arqueológicos en las costas peruanas, y su imagen aparece representada en vasos de la cultura mochica, que floreció entre el año 0 al 800 d.n.e.

Hay teorías que indican que el poncho es una derivación del “unca” incaico, una especie de chaleco sin mangas con abertura central, que se habría ampliado a túnica para permitir resguardo al andar a caballo y de paso abrigar a la bestia.

Esta vestimenta usada inicialmente solo por indígenas, gauchos y los llamados mestizos, y que luego adoptaron como abrigo para el trabajo los hombres del campo y la montaña, hace rato ya forma parte del vestir invernal de hombres, mujeres y niños en las ciudades.

sarape o poncho mexicanoEn cada sitio el poncho puede cambiar su nombre. En las pampas argentinas lo llaman “calamaco” y está hecho de lana de guanaco o de oveja, con predominio del color rojo; en el sur de Buenos Aires sin embargo se denomina “pampa” y consiste en un tejido basto y sin color rojo, mientras que el “patria” es de paño grueso azul revestido en su interior de bayeta roja.

El poncho mexicano, al que se le conoce con el nombre de “sarape”, se lleva por tradición doblado y apoyado sobre un hombro; en Colombia lo llaman “ruana”. En la zona andina, el “huañuy” era usado como prenda de luto, pero un uso bien distinto dan en Ecuador a la “cushma”, un ponchito que sirve especialmente para viajar, pero todos, absolutamente todos, son en definitiva la imagen más recurrente para representar a nuestra América. (AIN)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s