Archivo de la categoría: Historias

La primera autodefensa de Fidel fue en Santa Clara

Por Narciso Fernández Ramírez

La Historia me absolverá, alegato de autodefensa de Fidel Castro por los sucesos del 26 de julio de 1953, está considerado entre los documentos político-jurídicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX cubano. Allí expuso el Programa de la Revolución cubana en su última etapa y definió los seis graves problemas que aquejaban a la República neocolonial, así como sus soluciones.

Sin embargo, aunque es la más famosa de sus autodefensas, no fue la única ni la primera. Casi tres años antes, el 14 de diciembre de 1950, en el Palacio de Justicia de la antigua provincia de Las Villas, en Santa Clara, Fidel Castro pasó de acusado a acusador y denunció la corrupción existente durante el gobierno del presidente auténtico Carlos Prío Socarrás.

Entonces era un líder revolucionario en formación. No tenía aún el renombre que alcanzaría con los años, pero tampoco era un desconocido en la vida política cubana.

En su aval patriótico constaba su activa participación en la fallida expedición de Cayo Confites, en 1947, que pretendió derrocar el gobierno dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana. Cursaba el tercer año de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana y era presidente del Comité Pro Democracia Dominicana de la casa de altos estudios. Fueron 70 días en dicho lugar, y conocida resulta la anécdota en la que para no dejarse coger preso, se lanzó a nado en la bahía de Nipe hasta llegar a cayo Saetía, donde lo ayudó un pescador amigo de su familia.

Sigue leyendo

Anuncios

Según un nuevo estudio Ana Frank murió antes de lo que se creía

Anne-FrankUn estudio publicado este martes asegura que la adolescente judía Ana Frank, cuyo diario ha sido leído por millones de personas, falleció al menos un mes antes de la fecha oficial de su deceso.

La investigación “arroja nueva luz sobre los últimos días de Ana Frank y de su hermana Margot”, indicó en un comunicado la Casa de Ana Frank, durante el aniversario del fallecimiento de la famosa adolescente.

“Sus muertes tuvieron lugar en febrero de 1945″, y no en marzo, precisó la institución.

Ana y Margot Frank murieron en el campo de Bergen-Belsen entre el 1 y el 31 de marzo, anotó la Cruz Roja en aquel momento. Las autoridades holandesas retuvieron a continuación la fecha de 31 de marzo.

La familia Frank se había refugiado en 1942 en un anexo secreto de un edificio de la sociedad de su padre Otto, con el fin de escapar de los alemanes.

Sigue leyendo

El anillo de compromiso

Las teorías sobre el origen del anillo de compromiso son variadas y difusas en cuanto a materiales y especificaciones en su uso en las diferentes etapas de la historia. Sí coinciden en contar que fueron los egipcios los primeros en utilizarlos.

Podrían ser de marfil, hueso, cuero e incluso fibras de plantas, y el hombre se lo entregaba a su mujer en señal de confianza. Se ponían en el dedo anular de la mano izquierda, porque está conectado con la ‘vena amoris’ que va directa al corazón.

También hay registro de que romanos y griegos sellaban su amor con un anillo de metal. Y en el siglo XIII se cree que fue aceptado totalmente por el clero cristiano como señal de compromiso y amor entre los novios.

En 1477 se da un hito importante en la historia del anillo. Maximiliano de Austria le entrega a María, hija del duque de Borgoña, el que se dice fue el primer anillo de compromiso con diamantes.

Sigue leyendo

Espectacular acto ilusionista inaugura Festival Ánfora 2014

Por José Armando Fernández Salazar

Foto: Yaciel Peña

Foto: Yaciel Peña

Un hombre condujo hoy a ciegas una motocicleta por la principal avenida de la ciudad de Las Tunas (Cuba), pero no para infringir las leyes de tránsito, sino como parte de un truco ilusionista que dejó inaugurado el XIX Festival de Magia Ánfora 2014.

El joven Aliet Pérez fue el protagonista del suceso, junto al telépata Arley González, quienes sorprendieron a choferes y transeúntes locales con este acto artístico que se introdujo por primera vez en Cuba en la década de 1950 y se había realizado la mayor parte de las veces en Las Tunas.

Hace tres años comenzamos a prepararnos para el número telepático, que exige una gran concentración, dijo a la AIN Pérez, que tuvo que ser atendido urgentemente al concluir su presentación ante el riesgo de que desfalleciera.

La conducción a ciegas forma parte de las experiencias ilusionistas que desarrollan Aliet y Arley, quienes están empeñados desde hace más de un lustro en preservar las tradiciones asociadas al uso de la telepatía en espectáculos.

Durante la inauguración de Ánfora 2014, el único festival de la especialidad escénica con carácter competitivo, se incluyó la apertura de la muestra Andares de Huracán Mágico, la cual exhibe fotografías, audiovisuales y documentos sobre la historia de esta compañía.

Sigue leyendo

Una vieja anécdota cubana

Por Argelio Santiesteban Pupo

Primer vuelo de André Bellot. (Cubaperiodistas)

Primer vuelo de André Bellot. (Cubaperiodistas)

De cómo la gravedad despachurró a un francés.

El orgullo desmedido es —sin duda— gravísimo lunar del alma humana. Por su culpa mucha gente se ha perdido en este mundo material, mientras que en el espiritual —según los religiosos— le esperan tormentos mil para purgar ese pecado que llaman soberbia.

Y, como pudieron comprobar los habaneros a principios del pasado siglo, soberbio en grado sumo era André Bellot, el héroe de esta croniquilla.

Cuando transcurría 1910, los dos millones de cubanos, a lo largo del verde caimán, vivían al tanto de una sorprendente novedad que en breve se produciría: un hombre iba a desafiar la aparentemente inexorable ley de la gravedad, esa que determina la caída estrepitosa de todo lo que sube.

Dígase que no iba a ser, ni mucho menos, la primera vez que un hombre volara en San Cristóbal de La Habana. Desde muy remotos tiempos, muchísimos buscavidas se habían agenciado los frijoles con ascensiones más o menos espectaculares, incluidas la efectuada cuando se inauguró El Templete o aquella memorable de Matías Pérez, el portugués toldero al cual aún esperamos que regrese. Y, periódicamente, la presencia de algún globo en el firmamento habanero sería obligada, como un espectáculo de feria cuyo escenario era el cielo entero.

Ah, pero lo que se proponía el francés André Bellot era “distinto y diferente”, según dice el pueblo. Sí, porque los antecesores en materia de enseñorearse de los aires lo hicieron valiéndose del hidrógeno o del gas del alumbrado, materias ligerísimas. Y ahora se trataba de remontar las alturas en un artefacto más pesado que el aire.

Sigue leyendo

El vestido de la mujer más odiada de México

Por Alberto Nájar

Especialistas creen que esta blusa adornada, o huipil, perteneció a La Malinche.

Especialistas creen que esta blusa adornada, o huipil, perteneció a La Malinche.

A primera vista parece un vestido igual al que usan muchas mujeres de comunidades indígenas de México o Centroamérica. Pero la prenda, una blusa adornada llamada huipil, esconde varios secretos.

Fue hecha hace más de 500 años con base en textiles de plumas de ave hiladas, la llamada técnica plumaria de la época prehispánica que casi ha desaparecido.

De hecho, en todo el mundo solo se conservan cinco piezas elaboradas de esta manera, y el vestido es una de ellas.

Pero lo más curioso es la identidad de quien se cree fue su propietaria: Malinalli Tenépatl, bautizada como Doña Marina por los españoles que llegaron a lo que hoy es México hace cinco siglos.

Los mexicanos le llaman La Malinche, una forma despectiva de castellanizar su nombre y que se convirtió en una palabra vinculada con la traición.

“Malinchista” en México es una persona que prefiere a los extranjeros y sus costumbres por encima de su país.

El origen de esta definición viene de 1519, cuando Malinalli fue entregada como esclava a Hernán Cortés, a quien sirvió como traductora y enlace con algunos de los pueblos originarios.

Sigue leyendo

Hemingway, un cubano más

Por Natasha Vázquez/Ria Novosti

339c501c1463e53af0fde455a55eeaaf_LTras recibir el Premio Nobel de Literatura, en 1954, quien fuera quizás el más popular escritor norteamericano del siglo XX, confesaba ante las cámaras de la televisión cubana su amor y sentido de pertenencia a esta isla del Caribe, al declararse “un cubano sato”. Una historia de amor mutuo que comenzó mucho antes (con el primer viaje del joven Ernest a Cuba en 1928) y que llega hasta nuestros días.

John y Patrick Hemingway, nietos del novelista, han venido a La Habana tras las huellas del abuelo, para celebrar aquí dos fechas importantes de su vida, los 60 años del Premio Nobel y los 80 de adquirir el yate Pilar. Ocasión propicia para promover también programas de cooperación sobre recursos naturales en el Estrecho de la Florida, que tantas veces vio navegar al novelista.

Cuatro días llenos de emociones en los que, con ellos, Papa Hemingway volvió a pasearse por Cojímar, el pueblo marinero donde atracaba cada día el Pilar; escenario de su obra maestra “El viejo y el mar”; donde vivió Gregorio Fuentes, patrón del barco y amigo; donde aún se come en La Terraza; donde los vecinos recogieron bronce y le hicieron un monumento al conocer de su muerte, donde aún le recuerdan con su gorra y pantalones cortos bromeando con los pescadores más humildes a los que dedicó sus más importantes lauros.

Sigue leyendo

Sagua la Grande: «La más amada y encantadora»

A 201 años de su fundación, la ciudad de Sagua la Grande reúne el privilegio de las primicias, la herencia material de su entorno y la poesía de su paisaje.

Por Carlos Alejandro Rodríguez Martínez

Estación de Sagua la Grande

Estación de Sagua la Grande

En cierta medida el rey Juan Carlos, exmonarca de España, llegó a la Corona gracias a una joven sagüera: en 1933 Alfonso de Borbón y Battemberg, Príncipe de Asturias y heredero del trono renunció* al reinado español por el amor de Edelmira Sampedro y Robato, de la villa de Sagua la Grande.

En contra de la voluntad de la realeza el primogénito de Alfonso XIII se rindió ante la cubana, prima menor del ensayista Jorge Mañach e hija de una familia plebeya que poseía un palacete ecléctico en la Villa del Undoso.

Entonces la ciudad de Sagua la Grande había lucido su máximo esplendor. Las aguas del río homónimo y las fértiles tierras de la llanura boscosa atrajeron desde la primera mitad del siglo XIX a los productores de azúcar del occidente cubano y a otros inversionistas extranjeros que la convirtieron, junto con su puerto Isabela de Sagua, en un notable centro comercial de la Isla.

El asentamiento había nacido oficialmente en la ribera del río cuando don Juan Caballero, veterano de la batalla de Trafalgar en las Guerras Napoleónicas, tuvo el instinto de la fundación. En 1812 la primera iglesia aseguró la congregación de los pobladores en El Embarcadero, más tarde denominada Villa de la Inmaculada Concepción de Sagua la Grande.

SAGUA, LA MÁXIMA

El centro histórico de la ciudad que ahora cumple 201 años fue declarado Monumento Nacional en 2011, como reconocimiento a una urbe que aúna como pocos espacios del interior de la Isla, historia, arquitectura y personajes ilustres.

Sigue leyendo

Las andanzas juveniles de Winston Churchill en Cuba

winston-churchillEs conocida la predilección del desaparecido primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965) por el tabaco cubano, pero casi desconocidas son sus andanzas juveniles por la Isla.

Detalles poco difundidos de la estancia en Cuba del célebre estadista revela la investigación Arroyo Blanco: la ruta cubana de Churchill, de Lourdes María Méndez Vargas, publicada por Ediciones Luminarias, de la provincia de Sancti Spíritus.

La historiadora Josefina Suárez Serrano, en la introducción del libro, expresa que el joven Churchill, testigo excepcional de los inicios de la Invasión a Occidente, citó a Arroyo Blanco como el punto de partida de los acontecimientos más significativos de los vividos en su recorrido a través de Cuba.

Méndez Vargas, procedente de una familia de tradiciones mambisas asentada en dicho poblado, regresó a su lugar de origen, luego de cumplir el servicio diplomático en Uruguay y Paraguay, para asumir la dirección de una finca familiar.

Enamorada de la historia, actualmente prosigue indagando en el acontecer de la guerra contra la metrópoli española en esa localidad espirituana, luego de narrar los avatares de Churchill durante su estancia en el país antillano, en 1895, para ver de cerca el desarrollo de la guerra libertaria.

Sigue leyendo

Nuestro “Descubridor” entre faldas

Por Argelio Santiesteban

Cristóbal Colón, explorador intrépido que no parpadeaba ante el peligro.

Cristóbal Colón, explorador intrépido que no parpadeaba ante el peligro.

A mí no me lo crean. Sí, porque, figúrense, en mi barriada la comidilla de las comadres susurra que anoche, en la alta madrugada, con agravantes de nocturnidad y escalamiento, un caballero ingresó en la morada de Chichita, para permanecer hasta clarear el día… y hoy circulan un centenar de versiones en cuanto al hecho. Entonces, ¿qué esperar de lo sucedido hace más de medio milenio?

Hechas estas prevenciones, adelante con los tambores.

Sobre Christophoro Colombus, o Christopher Colombus o Cristóbal Colón —que de todas esas maneras se le nombra—, nuestro mal llamado “descubridor”, descansa la fama de marino habilísimo, explorador intrépido que no parpadeaba ante el peligro, hombre perseverante hasta la obstinación.

No obstante, existe un pliegue en aquella vida que a menudo no advierten quienes se empeñan en escudriñarla: su especialísima relación con las damas.

Pero adentrémonos en los hechos. En 1476 viaja hacia Europa Septentrional una flota genovesa cargada de mercaderías. Frente al portugués cabo de San Vicente entablan combate, para ellos desastroso, con corsarios franceses.

Forma parte de la expedición genovesa un marino veintenario, nacido frente a la costa ligur y ya con experiencia en viajes por el Mediterráneo, hasta cerca del litoral turco.

Tras el desastre, el joven Cristóbal nadará seis millas aferrado a un madero, hasta la rocosa costa sureña de Portugal.

Sigue leyendo