Cancún: llegó el momento de asumir compromisos

Por María Josefina Arce

Cumbre de CancúnA finales de 2012 vence el Protocolo de Kyoto y sería lamentable si la comunidad internacional careciera en adelante de normas para la reducción de emisiones contaminantes, que provocan el calentamiento global.

Por eso, Cancún se perfila como una de las pocas posibilidades para llegar a un acuerdo al respecto. La Cumbre sobre Cambio Climático, iniciada hoy en ese balneario mexicano debería significar un avance, luego del sonado fracaso de la cita de Copenhague en diciembre del pasado año.

Al respecto, el organizador en jefe de la ONU para esta cumbre, Robert Orr, afirmó que el cambio climático se acelera y “el momento de tomar decisiones” llegó.

Y es que, como en muchas ocasiones alertara el máximo líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, está en peligro la propia supervivencia de la humanidad. Las estadísticas no mienten, las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global siguen creciendo y la concentración en la atmósfera del principal componente, el CO2, se sitúa ya en 387 partes por millón.

A pesar de ese panorama, para muchos las perspectivas no son halagüeñas tomando en consideración que las naciones ricas, históricas responsables de la contaminación, son reacias a adoptar compromisos que pongan coto a sus emisiones.

En la mira estará Estados Unidos, ya que, a pesar de ser el primer contaminante global per cápita, es el único país industrializado que no ha suscrito el Protocolo de Kyoto, ratificado hasta la fecha por 163 naciones.

Sin embargo, con la reciente conquista de los republicanos, escépticos en materia de calentamiento, de la Cámara de Representantes y sus avances en el Senado, la situación se ha complicado y por ello no se espera mucho de la delegación estadounidense en esta Cumbre, que sesionará hasta el 10 de diciembre.

Cancún será probablemente un nuevo escenario de confrontación entre los más ricos y los más pobres, que son los más afectados por el cambio climático y sobre quienes las naciones industrializadas quieren cargar todo el peso de la problemática.

Que en Cancún se llegue a un acuerdo realista, esperanzador y sobre todo vinculante, que permita reducir drásticamente las emisiones de gases con efecto invernadero a escala mundial, debería ser la meta de todos los participantes, desarrollados o no.

Para presionar nuevamente a sus morosos líderes estará presente en la cita del balneario mexicano la sociedad civil, que exigirá se respeten los derechos de la Madre Tierra y la humanidad.

Por eso, en sus demandas estará que se ponga en práctica el acuerdo de la Cumbre de Cochabamba, de abril pasado, sobre la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática y Ambiental, con capacidad jurídica vinculante de prevenir, juzgar y sancionar a estados, empresas y personas que por acción u omisión contaminen y provoquen el cambio climático.

(Fuente: http://www.radiohc.cu)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s