Archivo de la etiqueta: cáncer de mama

Cáncer de mama y menopausia

womens-wellness-exerciseSegún datos del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, hay más mujeres mayores de 50 años con cáncer de seno. ¿Por qué? Pues, la edad es un factor de riesgo para esta enfermedad y alrededor de los 50 años usualmente nos encontramos atravesando cambios hormonales importantes -como la menopausia- que influyen en el desarrollo del cáncer de mama.

Las mujeres tenemos dos tipos de hormonas: estrógenos y progesterona. Los estrógenos son las hormonas del crecimiento, mientras que la progesterona se conoce como la hormona de la maternidad. Durante los últimos años de trabajo del ovario, la mujer comienza a hacer ciclos anormales y deja de ovular. Al no haber ovulación, no hay producción de progesterona ni de estrógenos.

Durante la menopausia, algunos médicos recomiendan un tratamiento hormonal sustitutivo (que consiste en combinar estrógenos y progestativos) para combatir los síntomas más molestos e insoportables. Sin embargo, los especialistas indican que las mujeres menopáusicas con antecedentes familiares de cáncer de mama o con otros factores de riesgo no deben usar estrógenos como terapia de reemplazo hormonal; y en caso lo hagan, deben tener control médico estricto.
Además, el tratamiento hormonal sustitutivo está formalmente contraindicado en pacientes con antecedentes personales de cáncer de mama.

Sigue leyendo

El cáncer de mama y la autoestima

downloadEl cáncer de mama es una enfermedad que tiene repercusiones en varias dimensiones de nuestra vida: en nuestro entorno familiar, social, laboral, pero sobre todo en nosotras mismas. Nuestra autoestima puede verse afectada como consecuencia de todo el proceso que estamos viviendo y los cambios que nuestro cuerpo sufre.

La importancia de la autoestima radica en que funciona como un motor en nuestra vida: habla de nosotras, de cómo nos percibimos y comportamos, y de lo que esperamos de los otros. Es uno de los factores más relevantes para el bienestar personal y una clave para relacionarnos con nuestro entorno de una forma positiva. En una frase simple, podríamos decir que si no nos queremos y apreciamos, no podemos querer y apreciar a los demás. La importancia de la autoestima radica en que nos impulsa a actuar, a seguir adelante y nos motiva para perseguir nuestros objetivos.

Ante una enfermedad como el cáncer de mama, es normal que nuestra autoestima se resienta.

– En principio por los cambios físicos de nuestro cuerpo (la pérdida de cabello, el aumento de peso, cicatrices, secuelas de la cirugía, mastectomía, etc. son algunos de los cambios que nuestro cuerpo puede sufrir).
– Los cambios en el estilo de vida (no poder trabajar por algún tiempo o ver limitadas nuestras actividades diarias)
– Por las consecuencias que puedan traer los tratamientos (por ejemplo, los malestares que nos pueden hacer sentir impotencia de no poder llevar nuestra vida con normalidad)

Sigue leyendo

El ejercicio físico, clave en las supervivientes de cáncer de mama

imagesEl ejercicio físico produce efectos fisiológicos y también contribuye al bienestar psicosocial de estos pacientes.

Estudios científicos desde principios de los años 90 evidencian la eficacia del ejercicio físico en la mejora de la calidad de vida de pacientes y supervivientes de un cáncer, así como su importante papel en la promoción de la salud y en prevención de enfermedades crónicas. Sin embargo, algunos médicos, aún hoy, prescriben reposo a los pacientes de cáncer.

En un estudio elaborado a petición de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), se analiza el impacto que esta patología tiene en las trabajadoras y su vida laboral:

– Un 65 % de mujeres trabajadoras afectadas admiten no poder retomar su trabajo en la forma en la que lo desempeñaban antes de padecer la enfermedad.
– El 40 % ven afectados sus ingresos laborales.
– Casi el 50 % de las trabajadoras en el sector privado no vuelve a trabajar tras diagnosticarse la enfermedad.
– Las bajas laborales que se producen como consecuencia de esta enfermedad son considerables.

Sigue leyendo

Colesterol alto aumenta riesgo de cáncer de mama

Los resultados de la investigación realizada en más de 1 millón de personas sugieren que el uso de las estatinas podría prevenir este tipo de tumor.

mama-cancer--644x362Un estudio realizado en más de 1 millón de pacientes parecen haber encontrado una relación entre los niveles altos de colesterol y un mayor riesgo de cáncer de mama. El estudio se presentó en Barcelona durante el congreso Frontiers in CardioVascular Biology (FCVB) 2014 y es fruto del segumiento de estos pacientes durante más de 14 años.

«Nuestro estudio sugiere que las mujeres con altos niveles de colesterol en sangre pueden tener un mayor riesgo de padecer cáncer de mama», asegura Rahul Potluri, fundador de la Unidad de Investigación ACALM de la Universidad de Manchester (Reino Unido) y autor principal de la investigación. En su opinión, el estudio plantea la posibilidad de prevenir el cáncer de mama con estatinas, que reducen el colesterol; no obstante, advierte, «al tratarse de un estudio preliminar, se requiere una cantidad considerable de tiempo e investigación antes de que se pueda poner a prueba esta idea».

La relación entre la obesidad y el cáncer de mama no es nueva. En los últimos años, algunos estudios poblacionales han sugerido que existe una asociación entre la obesidad y el cáncer de mama. El año pasado, un trabajo del Instituto Duke para el Cáncer, publicado en «Science» y realizado en ratones, concluyó que disminuir el colesterol en sangre o interferir en su metabolismo puede servir para prevenir o tratar el cáncer de mama.

Sigue leyendo

Secuencian gen causante de tumores de ovario y mama

Washington, 3 oct (PL).— Una variación genética está asociada con el riesgo de padecer cáncer de ovario y de mama, comprueban investigadores en un reciente estudio en el cual secuenciaron 16 millones de variantes de ADN.

Se trata del gen llamado BRIP1, que confiere un riesgo ocho veces superior de tener cáncer de ovario en aquellas mujeres con esa mutación.

También está relacionado con un acortamiento de la vida, unos 3,6 años menos como promedio, destacan los autores en la más reciente edición de Nature Genetics.

Considerado uno de los tumores más malignos, con una tasa de supervivencia a los cinco años inferior al 45 por ciento, a juicio del autor principal del estudio, Kari Stefansson, los resultados son importantes , ya que este tumor suele detectarse tarde, pues en sus inicios se comporta de manera silente.

Si somos capaces de encontrar a aquellas mujeres con un riesgo elevado de sufrir este trastorno, podremos hacer una gran contribución, subrayó.

La existencia de antecedentes familiares con este trastorno es un fuerte factor de riesgo para desarrollarlo, tanto es así que una mujer con una pariente en primer grado que haya padecido este tumor, tiene de tres a cuatro veces más probabilidades de padecerlo, destacó el especialista en su artículo.

También podría ser un indicador de riesgo la existencia de mutaciones genéticas, como ocurre en otros tumores.

Por ejemplo, se sabe que las mujeres que portan alteraciones en los genes BRCA1 O BRCA2 tienen más posibilidad de tener cáncer de mama, explicó.

El descubrimiento contribuirá en el futuro al desarrollo de test de diagnóstico genético y predecir con tiempo qué mujeres pueden presentar un tumor de este tipo y reducir así la tasa de mortalidad tan elevada en esta enfermedad, subrayó Stefansson.

Los factores que aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama

Mamografía para descubrir la presencia de un tumor.

Que la obesidad no solo es mala en sí misma, que sus consecuencias sobre la salud son múltiples, es algo que viene siendo señalado por los científicos desde hace años. Ahora, un nuevo estudio asegura que las mujeres obesas son más propensas a sufrir cáncer de mama que el resto y desarrollan esta enfermedad de forma prematura.

Según un estudio de la Universidad de Granada, la posibilidad de padecer cáncer de mama es mucho más elevada cuando se trata de pacientes con obesidad mórbida.

Ya en 2003, un estudio publicado por Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos afirmaba que el aumento de la cantidad de estrógenos en sangre que provoca la obesidad incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres postmenopaúsicas.

Obesidad y cáncer

Los investigadores manejaron una muestra de 524 mujeres, diagnosticadas y tratadas de cáncer de mama en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada entre enero de 2009 y septiembre de 2010.

Analizaron la relación existente entre el estado nutricional de las mujeres (normopeso, obesidad y obesidad mórbida) y la edad a la que fueron diagnosticadas de cáncer de mama, distinguiendo entre mujeres con antecedentes familiares de este tumor y las que no.
Sigue leyendo

Alas por la Vida, freno al desamparo femenino

Por Patricia Grogg

cáncer de mama, segunda causa de muerte en CubaLA HABANA, feb (IPS).— Son mujeres hermosas y batalladoras, pero cuando supieron que salvar sus vidas suponía la mutilación de uno de sus más apreciados atributos femeninos creyeron que sería imposible sobrellevar aquel enorme desamparo. Para ninguna ha sido fácil recuperar la autoestima y ser felices nuevamente.

“Fue como un tsunami”, narró Rosana Caballero, de 52 años, en tanto a Silvia Plá, de 63, le pareció que quedaba “desnuda en plena calle”. Ambas sintieron que todo el peso del mundo les caía encima al saber que aquella “bolita” detectada casi por casualidad en uno de sus senos era maligna y había que operar urgente.

Sin embargo, lo peor viene después de que se confirma el cáncer de mama. Algunas no solo pierden un seno, sino también el cabello, mientras que otras se quedan sin el apoyo de sus parejas.

“Hay muchas pérdidas alrededor de esta enfermedad y estas mujeres necesitan mucho apoyo”, comentó a IPS Maritza Rodriguez, especialista a cargo de los temas de salud en la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Esa entidad con estatus de organización no gubernamental, que agrupa al sector femenino mayor de 14 años de este país caribeño, colabora de manera estrecha con el proyecto Alas por la Vida, promovido por el médico cirujano Alexis Cantero, del hospital universitario Manuel Fajardo, de la capital cubana.

“En nuestro equipo médico nos fuimos dando cuenta de que con la cirugía y tratamiento resolvemos un gran problema, pero cuando hablamos con ellas nos dimos cuenta de que hay heridas que no se ven y cuesta más trabajo que cierren. Así surgió la idea de crear este grupo de apoyo conocido como Alas por la Vida, explicó Cantero a IPS.

El proyecto, que arrancó en 2003 con 17 personas, incluye hoy a unas 400 entre pacientes, familiares, amigos y profesionales de distintas especialidades y técnicos de salud. Tiene entre sus objetivos respaldar a la mujer en su reincorporación a la sociedad y a su vida personal y afectiva.

Fundamentalmente se trata de desterrar en ellas el estrés, elevar su autoestima y calidad de vida. “En el proyecto aprendemos unas de otras, porque intercambiamos vivencias y experiencias, nos nutrimos de mucha información y adquirimos buenas conductas de vida”, explicó Caballero.

Sigue leyendo